Jornada de limpieza del río Órbigo en Veguellina

Pescaleón ha celebrado en Veguellina de Órbigo su jornada anual de limpieza de cauces con “sorpresas”

Una conejera, bolsas con botes de tomates caseros, escombros de uralita, latas de todo tipo…

Y descubierta una escombrera junto al río. Se pondrá todo en conocimiento de las autoridades competentes

Pescaleón la asociación comprometida con la el río y la naturaleza, celebrará, también, el 7 de Octubre, el cierre de la temporada truchera con otra jornada de pesca y limpieza de cauces, en Villómar, en el río ESLA

Fotos y texto: Walter Balsa y Eduardo Garcia Carmona

VEGUELLINA DE ÓRBIGO, la localidad leonesa a orillas del río del que toma el apellido, en su zona baja, no deja de ser, POR DESGRACIA, una localidad más de las que contamina, de una u otra forma el río. Una pena.
Así ha quedado constatado en la jornada de amistad y compromiso con la naturaleza de la ASOCIACIÓN PESCALEÓN que, sabedora de que el río necesitaba “una mano” para intentar solucionar limpiando lo que “otros matan” arrojando todo tipo de porquerías al agua o dejan tirado en sus orillas y márgenes, sin pudor ni conciencia ecológica, se puso manos “la obra”.

La jornada de limpieza se ha realizado en un tramo próximo a la localidad de Veguellina de Órbigo, donde una veintena de socios y colaboradores, entre ellos niños/as, recogieron sus bolsas y guantes para hacer de “barrenderos medioambientales”.

DE TODO UN POCO

La “cultura ecológica” en los pueblos de León, así como en toda España, es una cultura de lo que no vale para tenerlo en casa o estorba, hay que deshacer de ello y, nada mejor que tirarlo al río, en lugar de llevarlo al contenedor o avisar a la empresa de la limpieza para que lo recoja.
Con esta mentalidad, aunque la sociedad avanza, ocurre todo lo contrario con la educación ambiental, ASIGNATURA que debería ser obligatoria en la enseñanza, ¿no les parece?
Con lo expuesto, sólo resta ver el reportaje gráfico de Walter Brasa, para comprobar a lo que nos referimos en Pescarmona.
Botes, botellas, plásticos de todo tipo…conejeras, electrodomésticos, todo, todo es válidos para gentes sin conciencia ecológica que les importa poco destrozar su entorno, el mismo en el que viven.

Así las cosas, hasta una conejera ha aparecido. También, una bolsa o saco, repleto de botes de tomates caseros que, por algún motivo, no servían y el capricho del propietario/a hizo que se depositase en el río. La leche.
Lo peor ha sido encontrar lo que se supone es un VERTEDERO ILEGAL, junto al río con lo que todo lo que allí había, especialmente escombros procedentes de alguna techumbre de Uralita, de las de antes, con el temible AMIANTO por medio, van a parar al río. LAMENTABLE.
Pescaleón lo pondrá en conocimiento de las autoridades locales y medioambientales para que obren en consecuencia.

Y DESPUÉS, COMIDA Y PESCAPosteriormente a la limpieza, el grupo compuesto por una veintena de socios y colaboradores, con niños/as ayudando, se instaló en una pradera próxima al río Órbigo, en Veguellina, donde se realizó la comida y la jornada de pesca. La comida fue aportada por cada uno de los asistentes y así se compartió de todo un poco: tortilla, chorizo, queso, jamón, lomo… y con buen rollo y en mejor compañía.

JORNADA DE LIMPIEZA FIN DE TEMPORADA EL 7 DE OCTUBRE
Y la jornada de FIN DE TEMPORADA que se viene realizando desde años atrás, se desarrollará el domingo, 7 de Octubre en el río Esla.
Pescaleón está cerrando la actividad y se informará del programa completo, en los próximos días, aunque podemos adelantar que se celebrará en Villómar.

Opción de comentar, desactivada.