León, cada temporada más y mejor…

La Semana Internacional de La Trucha un buen “termómetro” de capturas

En siete jornadas de pesca, entre 145 participantes, consiguieron un total de 1.691 capturas superiores a 21 cms.

El río Órbigo ha estado espléndido con 1.405 truchas, siendo el ejemplar mayor conseguido uno de 62,2 centímetros

El río Porma, ha sido la cruz de ésta semana con 286 ejemplares, en dos jornadas de pesca y muchos problemas con el agua

El mayor número de ejemplares conseguido en una jornada de pesca, fue de 28 truchas

Los ríos “naturales”, en la FASE LIBRE, ofrecieron “su mejor cara” para deleite de los pescadores, destacando Villafeliz, en el río Luna

Y tras 26 años en León como Jefe de Vida Silvestre II, sección de pesca, se jubila FRANCISCO JAVIER SANCHO FERNANDEZ

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

Hacer bagaje de lo que ha sido la 51ª Semana Internacional de la Trucha de León requiere un estudio de lo que ha ocurrido en las siete jornadas de pesca, entre clasificatorios y fase final, así como de la fase libre donde, los pescadores, sin ningún tipo de tensión, se dedican a disfrutar de la pesca y, en honor a la verdad, tras las información de la que disponemos podemos decir que LEÓN EN PESCA, CADA TEMPORADA VA A MÁS…

Muchos, y están en su derecho, dirán todo lo contrario pero, después de lo visto y “vivido” durante esta semana, más las noticias de muchos amigos pescadores, podemos asegurar que después de la implantación de la pesca sin muerte, o el captura y suelta, con la entrada en vigor de la Ley de Pesca en Castilla y León, una ley conservacionista que protege a la trucha común como especie principal, los ríos de León, que son los que conozco, “están que se salen” y algo de culpa tiene la nueva Ley, aunque para otros se debe a que la Ley les ha “echado del río”. Las dos cosas van en consonancia, señores.

La nueva Ley, porque protege a nuestra especie principal: LA TRUCHA, aunque no se ha desarrollado lo que todos esperábamos, que no era otra cosa que desarrollar dicha ley con ACTUACIONES convenientes, para proteger a esa especie preferente.

Hay que realizar un reglamento que desarrolle dicha ley y que COMIENCE LA CASA POR LOS CIMIENTOS. Esos cimientos son LOS RÍOS, y éstos, pese a estar dejados de la “mano de Dios”, entiéndase como Dios a la Administración Regional, curiosamente han mejorado el número de “habitantes” de sus aguas, quizás debido a la menor presión pesquera y que se contamina menos pero, aún existe dicha contaminación y no se ataja y otros males: CORMORANES, VISONES, GARZAS y FURTIVOS, que “haberlos haylos” y más de los que la guardería pilla “in fraganti”.

Efectivamente, ahora da gusto ir a cualquier río, excepto algunos ARECs y COTOS porque, por norma general están VACIOS de pescadores que antes se llevaban las truchas para casa, en parte porque estaba permitido.

Más vigilancia se continúa necesitando y más información con las denuncias para que cunda el ejemplo y “algunos” se lo piensen cuando vayan al río a hacer “daño”.

EL ÉXITO DE LA SEMANA

No es baladí apuntar en éste artículo que La Semana Internacional de la Trucha de León, en esta edición, se ha mostrado con el mejor escaparate de nuestros ríos para el mundo. La razón es muy sencilla. El mes de Junio, en esta semana, ha ofrecido a los participantes de la Semana, casi 300 entre fase concurso y libre, sus mejores cualidades.

Se ha pescado bien y, casi me atrevo a decir muy bien, en el río Órbigo en su fase concurso con 1.405 ejemplares capturados por los diferentes pescadores participantes entre clasificatorios y fase final que, en sus dos jornadas se tuvo que celebrar en éste, debido a las malas condiciones que presentaba el río Porma, con la rotura, avería o lo que haya sido, producida en una central eléctrica por encima de Cerezales que barraba su cauce.

Así y todo, pese a los muchos ceros habidos en el Porma en las dos jornadas clasificatorias que allí se realizaron se consiguieron,  un total de 286 truchas. Pobre bagaje teniendo en cuenta la calidad de El Condado I y II y sin menospreciar a Cerezales.

El éxito principal de la SEMANA no reside únicamente en el CONCURSO y en que se hayan conseguido truchas de más de 40 centímetros en gran número, la mayor de 62,2 centímetros, o que un solo pescador obtuviese en una jornada 28 capturas, el gran éxito de la SEMANA es que en el resto de los ríos abiertos a la FASE LIBRE, el resto de participantes DISFRUTÓ de lo lindo en jornadas de pesca que hacía muchos años no se conseguían y lo ratifico yo que he pescado como hace más de 20 años en ríos casi sin caudal pero, ríos “naturales” de montaña que es con lo que más disfruto y utilizando sólo la PESCA A LA LEONESA. Me refiero a los cotos de Valdepiélago, Bernesga, Priaranza y Tolibia, los cuatro que he pescado y que me han dado muchísimas satisfacciones esta semana. Es cierto que, en algunos casos como el río Duerna, el caudal era mínimo pero, en cada chorrera o entrada o caída donde el agua “vibraba”, salía una, dos y hasta seis peces, como me ocurrió a mí. Efectivamente, pequeñas pero son las truchas del Duerna, aunque también las conseguí de buen tamaño.

No quiero centrarme en lo que pesqué o no pesqué pero, el Curueño está sensacional y el Bernesga, parecido.

Según me han contado otros participantes, el Luna, Torío, Omaña, Eria, Esla, Yuso, Burbia… todos, todos dieron muchas satisfacciones, especialmente, VILLAFELIZ y FELMÍN, sin olvidar los cotos de El Castillo y La Omañuela.

Una gran semana de pesca con mucho disfrute y una gran 51ª SEMANA INTERNACIONAL DE LA TRUCHA DE LEÓN pese a alguna “movidilla” que acabó con las aspiraciones de algunos, traspasándoselas a otros pero, SIN REGALOS, que ellos tuvieron que pescarlas y demostrar que eran campeones porque pescaron más. Eso es otra historia.

SE JUBILA FRANCISCO JAVIER SANCHO

Después de 26 años al frente del Servicio de Pesca en Vida Silvestre II, en la Delegación Territorial de la Junta en León, FRANCISCO JAVIER SANCHO FERNÁNDEZ, dejará su puesto vacante. Los años pasan y los puestos de trabajo se dejan. Lo que no pasará nunca será la labor realizada y Sancho, pese a errores que siempre se comenten, ha realizado una buena labor al frente de dicha jefatura.

Reconozco haber sido muy crítico con él, especialmente cuando se incorporó llegado de su Valladolid natal y no ser pescador de caña. Llegó para sustituir a JAIME GONZÁLEZ, un socialista que estuvo al frente de dicho servicio y del que se recuerdan muchas cosas buenas y malas, aunque eran un hombre que conocía los ríos y la pesca y “pateaba”, casi a diario, nuestros ríos y, encima era leonés pero, ahora, después de 26 años hay que “darle al César, lo que es del César y a Javier, lo suyo”.

Pese a retrotraerse infinitamente detrás de sus gafas, pese a su “timidez” y pocas palabras, Javier ha sabido ganarse a los pescadores con su trabajo y disponibilidad terminando su trayectoria siendo UN PESCADOR MÁS, sin practicar el arte de la caña en el río. Eso es mucho.

Sancho ha sabido estar al lado de muchos colectivos para que colaborasen por y para el río, ofreciendo todos los medios a su alcance, o sea, los de la Junta que aunque distante más de cien kilómetros de León, en muchos casos la distancia se acortaba tanto que parecía que estaba aquí la Consejería de Medio Ambiente.

Con la Semana Internacional ha luchado lo indecible para que ésta brillase y, pese a los muchos problemas con los que se encontró, un “boicot”, recogida de firmas y pérdida de confianza de muchos participantes de otras ediciones, lo cierto es que LA SEMANA ha vuelto por sus fueros, con franceses y portugueses “volviendo” a participar en buen número. Ni siquiera la “crisis” ha podido con la Semana, aunque se notase.

Javier, ha sabido darle a La Semana lo que no se esperaba nadie de un “pucelano”, LEONESISMO. Ahí está su labor con LA PESCA A LA LEONESA, su apoyo y entusiasmo con este arte y todo lo que tiene que ver con el Manuscrito de Astorga. Ha apoyado otros acontecimientos,  como EL FILANDÓN DE GRADEFES, y los ha metido dentro del programa de la Semana abriendo la misma a la provincia, algo que con anterioridad no ocurría. Por cierto, no sólo en Gradefes porque la semana, desde hace varios años, también se ha abierto a otras localidades como Villanueva del Árbol.

En fin, se nos va “un pescador sin caña” y por ello me alegré de que en esta edición de la SEMANA que finalizó con la entrega de premios en el Hostal San Marcos, el pasado sábado, a título particular y por sorpresa, un pescador, JESÚS PICÓN FERNÁNDEZ, y su empresa JOYERÍA RIALTO, quisieran hacerle un homenaje sincero de gratitud por sus 26 años al frente de un trabajo ímprobo e ingrato como es tener que contentar a todos los pescadores, que somos muchos y “de diferentes madres”.

Galería de imagenes

Hasta siempre, Javier y gracias por ser como eres porque, además de funcionario público, lo has sido en beneficio de todos, sin horarios, sin sábados, ni domingos y dedicando muchas, muchas horas a tu cometido que casi, por tomártelo “tan a pecho”, te lleva para el otro “barrio”.

Ahora a disfrutar, recordar y vivir.

Opción de comentar, desactivada.