Alfonso, un salmón macho de 30 kilos y José Luis, una hembra de 20…

Ha sido una gran jornada con un récord difícil de batir

Los de la trucha, salvaron el día, aunque solo Benito, con su mosca leonesa, consiguió, 52 truchas…

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

La octava jornada de pesca de la EXPEDICIÓN LEONESA A LA PATAGONIA CHILENA, ha sido tan brillante como ayer.

Mientras unos se marcharon en busca del rey de los salmones, el CHINOOK, otros, se fueron en busca de las truchas patagónicas que dan mucho juego.  Los ríos Mañihuales y el Ñirehuao fueron los protagonistas.

Alfonso Casado y José Luis Méndez han sido los protagonistas con dos salmones. El primero, consiguió un enorme macho de unos 30 kilos, y el segundo, una hembra, sobre los 20 kilos. Los dos en el mismo pozo del Mañihuales, donde quien escribe había pinchado dos en la primera jornada, pero sólo eso.

Los de la trucha, en el río Ñirahuao alto, disfrutaron pero, como siempre, junto a cormoranes y bisones, intentaron superar las ráfagas de fuerte viento. El abuelo, BENITO LOZANO, ha conseguido sumar  52 capturas a la mano, y otras muchas más perdidas, además, A LA LEONESA. Su hijo Marcos y yo, pescamos a Chernobil y, también disfrutamos, más 100 truchas entre los dos, a la mano. Eso sí, muchas perdidas por no poder pincharlas a tiempo.

Mañana, penúltima jornada. Se la contaremos desde Coyhaique.

Opción de comentar, desactivada.