Se ha celebrado este sábado en el río Duero con la participación de un  centenar de pescadores de Soria, Palencia, Ávila, La Rioja, Madrid y otros lugares de España

El mejor socio con un ejemplar de 58,7 cms. ha sido José Antonio Herrero

El campano Soriano se “vistió de luto” por el fallecimiento 3n accidente de tráfico de uno de los socios del club, Francisco Javier Cabrejas (DEP)

Fotos y texto: Eduardo García Carmona y Diego González

Todo había comenzado con un gran pregón en el Casino Amistad Numancia de Soria, el pasado viernes donde el alcalde de la ciudad, Carlos Martínez Mínguez, realizó el pregón haciendo de “campanero mayor” anunciando que llegaba la competición más esperada del año en Soria. Hizo un repaso a sus años mozos, cuando salía a pescar en el padre Duero junto con su hermano y amigos y recordó bueno momento pasados, porque la pesca a es para compartirla con los amigos y disfrutarla en plena naturaleza. Cantó las excelencias de su tierra y sus ríos y animó a disfrutar de la XV edición de El Campano Soria al grito de “Viva El Campano”.

Y el sábado con las primeras luces del día los pescadores participantes salieron a las orillas del río Duero con la intención de pescar el mayor ejemplar posible. Se pescó en jornada de mañana y tarde por lo que hasta última hora, la organización que tenía información privilegiada, no pudo cerrar el concurso, por si acaso.

La noticia triste había circulado a lo largo de toda la jornada de pesca. El cuñado de David González, el secretario del Club El Campano Soriano, FRANCISCO JAVIER CABREJAS, había fallecido en un accidente de tráfico (DEP). Nuestro más profundo y sentido pésame a toda la familia y amigos y, componentes del club.

Al final, el mejor pescando en el río, y sustituto de Luis A. Trujillo, ha sido CARLOS CANAL, con un ejemplar de más de 61,1 centímetros, mientras que el mejor socio clasificado de El Campano Soriano, ha sido JOSÉ ANTONIO HERRERO, un consumado pescador con éxitos en los concurso provinciales y autonómicos, con una trucha de 58,7 centímetros. Nuestra más cordial enhorabuena.

Aunque es obvio apuntarlo, la pesca en EL CAMPANO SORIANO es sin muerte, antes incluso de que saliese la nueva Ley de Castilla y León, que declaraba a la trucha especie PREFERENTE.

Se pescaron poco más de 70 piezas superiores a los 35 cms. y muchas más, inferiores de tamaño, lo que indica de la calidad de las aguas del padre Duero a su paso por Soria.

El domingo, y sólo para socios del club, se ha celebrado una comida campera y el clásico concurso de lance, donde los jamones y embutidos han sido sustituidos por buen TORREZNO SORIANO.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.