LA CARMONINA…

Una mosca especial, muy similar a la “vinosa”

Es una mosca que siempre da muchos peces a partir de Mayo y hasta final de temporada, especialmente en montaña

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

Para finalizar nuestra “temporada” dedicada a los mosquitos o moscas leonesas y, tras el fallo de envío o falta de memoria de algunos amigos a los que les he solicitado una mosca para publicar, así como fotos y manera de confeccionarla, me he atrevido a publicar mi mosca favorita para los ríos de León: LA CARMONINA.

Le he bautizado con mi apellido, ahora, aunque llevo bastantes años utilizándola y siempre la llamaba “la mestiza”, por tratarse de una mezcla de hilos.

Lo principal de esta mosca es que no tiene ningún misterio pero, pesca y mucho.

Cuando acudía con mis compañeros, o cuadrilla de pesca, al río Omaña, a lo libre entre los cotos de El Castillo y La Omañuela, e incluso en la zona del río de Fasgar o valle Gordo, río que desemboca en el Omaña formando éste junto con el Omañón que baja de Murias de Paredes, Maelín el Santa Olaja, Ismael y Pepín, no daban crédito a ver cómo me subían las truchas a éste “engendro” de mosca.

Desde aquellos años ochenta ya ha llovido y, aunque olvidada la mosca tras mi periplo por Canarias y Asturias, después de más de diez años sin usarla he vuelto a hacerlo con espléndidos resultados, incluso en otros ríos como el Torío, Bernesga y Curueño. Vamos, que pesca en todas partes…jajaja.

Fue precisamente en el río Curueño cuando en una jornada, en Valdepiélago, con Fernando “Salmo” y Guillermo, se la ofrecí a éstos y la “bauticé como “LA CARMONINA”, tras haberme ofrecido una jornada única de pesca con buenas capturas.

Con esa ilusión y la de probarla, en algún momento, en ríos controlados he vuelto a confeccionarla, tal y como lo hacía hace años. La idea me la dio, sin querer, MOISÉS CASADO, que el año pasado en ésta misma sección nos ofreció su mosca LA VINOSA. Al verla recordé que era muy similar a la que yo hacía, así que volví a coger el mandril y los hilos.

MOSCA LEONESA LA CARMONINA

Paso 1:

Colocamos el anzuelo del nº 14 Riber Fly en el mandril y damos las primeras vueltas con las hebras de los dos hilos mezcladas.

Paso 2:

Al llegar a la parte final del anzuelo, colocamos los cercos de la misma pluma indio de las alas que utilizaremos posteriormente.

Paso 3:

Una vez fijados los cercos formamos el cuerpo cónico y una vuelta antes de finalizarlo, ponemos la brinca de color granate.

Paso 4:

Finalizado el cuerpo cortamos los sobrantes y hacemos la brinca, anudando en la cabeza.

Paso 5:

Cogemos la pluma colocada en el igualador y la situamos por encima del cuerpo y damos varias vueltas con la brinca formando la cabeza.

Paso 6:

Tras ajustar con los dos primeros nudos, o tres,  la pluma y esparcirla con la uña alrededor de la cabeza, volvemos la pluma al lado contrario pasando la brinca para atarla en dos o tres ocasiones, por detrás, ajustando la cabeza.

La mosca ya está lista y aunque parece un “engendro”, una vez mojada, cambia totalmente de color, como se puede apreciar en las fotos.

MATERIALES

Anzuelo nº 14 Riber Fly

Seda 3203 de La Paleta, más una hebra de torzal de Gutterman del nº 382

Brinca granate de Gutterman

Cercos, indio gris claro

Alas, pluma de indio gris claro

Galería de imagenes

Conclusiones

LA CARMONINA es una mosca que pesca muy bien en ríos de montaña desde Mayo a final de temporada, dando muy buenos resultados en días de calor, aunque pesca en todo momento con nubes, sin nubes, lloviendo…

La colocación es indistinta de semibailarín, e incluso de ahogada.

2 Comentarios

  1. Marcelo Fernandez

    20 marzo, 2018 en 7:26 am

    Los comentarios que “desaparecieron”, que referían al viejo nazi Venancio ( Cienpies o Ciempies), ¿no son una limitación flagrante a la libertad de expresión?

  2. Marcelo Fernandez

    20 marzo, 2018 en 7:09 am

    ¿”Imprescindible”?, si que eres atrevido.