Ha ocurrido en el Campeonato de España de Salmónidos Mosca, celebrado éste pasado fin de semana en León

La noticia corrió como “la pólvora” y en PesCarmona, en la información general del campeonato dimos cumplida cuenta

Lo peor es que se trata de un buen pescador

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

“La trucha es el pez que más crecer en menos espacio de tiempo”. Ese es el dicho popularizado por los propios pescadores.
Cuando se pregunta, ¿qué tal la pesca? Quien más, quien menos siempre contesta…¡bueno!
Al final resulta que “pilló” un truchón de casi un metro pero se escapó en la sacadera.
Otros, te indican que los dedos índice que la trucha tenía un tamaño pero, en segundos vuelves a preguntar y aquella trucha ya había crecido otros cinco o diez centímetros más…
Somos una clase diferente y el crecimiento, ahora, llega hasta en la competición en forma de BOLÍGRAFO, un bolígrafo que se está haciendo “viral” entre los aficionados a la pesca.

En PesCarmona no nos gusta hacer “leña del árbol caído” y, por ello, desde el primer momento conociendo la identidad del pescador en cuestión, no hemos querido publicar su nombre y apellidos, que los tiene como todo hijo de vecino porque, un fallo lo tiene cualquiera y es “lo malo” que tiene una afición cuando se convierte en competición.
Ya no se acude al río a pescar y, si está compitiendo mucho menos. Al río, y ese siempre ha sido mi concepto, se va a disfrutar pero cuando el disfrute se convierte en pescar más peces que nadie y la trucha mayor, el goce se convierte en “depresión” para unos, y “subidón” para otros. Una pena y por eso no me gusta la competición, aunque he participado en alguna y todavía lo hago.
La competición es “un sin vivir”, un estrés interminable que, incluso, no te deja dormir. ¿Por qué nos gustará tanto ser protagonistas, ser lo mejores…?
Eso va con el ser humano y lo llevaremos siempre porque los genes son los genes.
Lo que no entiendo es que el pescador que hizo crecer en SU PLICA de la competición, un ejemplar de 19,5 cms. medido por su control, a la vuelta de una firma para dar conformidad a las anotaciones de la jornada o la manga, el competidor, a la vez que firmaba CONVERTÍA LA TRUCHA de 19,5 en 59,5 centímetros. ¡Qué tontería!
Ni que le fuese la vida en ello.

Como mucho y viendo su clasificación final, le hubiese servido para no perder la condición de ALTO NIVEL, que encima lo era. Quizás, para ascender unos puestos en la general o para conseguir la TRUCHA MAYOR del campeonato, que tampoco.
Curiosamente, JULEN AGUADO, el campeón vasco, y JORGE GARCÍA FELIPE, el valenciano, consiguieron sendos ejemplares del mismo tamaño. O sea, la trucha mayor del Campeonato de España pero, según la normativa de competición, al haber “empate” el TROFEO no se adjudica a ninguno, quedando el premio o trofeo sin entregar a ninguno. Dinero, el que haya costado el trofeo que se ahorra la federación. Cuanto menos, estos es singular y curioso porque en otras muchas competiciones se entregan DOS TROFEOS, o los que sea menester, o ¿no se dan medallas a todos los componentes de una delegación pese a que sólo CUATRO pescadores puntúan para el equipo?

Apuntado esto, siento “pena” por el pescador que QUISO ENGAÑAR porque, no me cabe duda que es una gran persona y buen pescador pero, no termino de entender que le pasaría por la cabeza para hacer esa TONTERIA que le marcará de por vida.
Y, además, en la noche de SAN JUAN.
Quizás haya sido el calor que había en tierras leonesas. Quizás la locura de la noche de SAN JUAN pero, en “la hoguera” se han disipado las esperanzas de un buen pescador que no NECESITABA de una tontería tan grande para medrar en la competición porque es un buen pescador que por algo figuraba entre los mejores de ALTO NIVEL.
Ahora vendrá el comité de disciplina de la fepyc “con la rebaja” y le castigará, aunque el mayor castigo es “la mofa” y la falta de respeto que ha dejado tirada por “la corriente del río Órbigo, o en sus orillas.
Una pena y que nadie se “ría o mofe” porque todos somos humanos y todos cometemos errores.
Por cierto, las fotos que aparecen en CON EL MAZO DANDO, nada tienen que ver con el pescador a quien dedicamos esta crítica.

Galeria de imagenes

Un comentario

  1. Antonio

    25 junio, 2018 en 3:07 pm

    estoy de acuerdo contigo, al rio a,disfrutar, yo voy a los sociales con animo de pasar un rato con los “amigos”, si luego suena la fkauta pues mejir, pero lo mejor es el rsto que pasas de tertulia y bromas con los participantes, para sufrir y agobiarse ya lo hacemos en el trabajo.