Primer libro del asturiano, JOSÉ ANTONIO NOVAL SUÁREZ

Este jueves, A LAS 19,30 horas, presentación en La Casa de la Cultura de Vega de Sariego

Junto al autor intervendrá, Florencio Friera Suárez

200 páginas plagadas de historia de la pesca en Asturias, anécdotas, datos, reflexiones… donde el autor “se desnuda”

Prólogo de Miguel Aguilar Juan

Estará en las más importantes librerías de Oviedo y Gijón, además de tiendas especializadas en pesca, al precio de 20 €uros

 

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

La premura de la presentación de la obra no me ha dejado saborear, del todo, “el plato” que tengo encima de mi escritorio pero, tras haber conocido a JOSÉ ANTONIO NOVAL SUÁREZ, su “cocinero”, estoy seguro que, además de bien condimentado, no estará falto de “sal”. Me explico.

“La Sal de Sariego” es un boletín informativo de ámbito local que cuenta la actualidad del concejo asturiano y, nuestro “cocinero” lo edita en sus propios “fogones”.

Acostumbrado a cocinar las “viandas” de lo cotidiano en su tierra, no nos extraña que CONFIESO QUE HE PESCADO, editado KRK, colección Valkenburg, sea un libro que no necesita más aderezos que la sabia que le ha impregnado su autor, no por menos fue ganador, con una colaboración de pesca, en la revista TROFEO PESCA.

Curiosamente, con José Antonio he acudido al puerto del Musel, en Gijón donde le esperaban para conocer su obra, otros pescadores de mar principalmente, que se habían reunido para celebrar una comida de Navidad y, donde se encontraba su amigo José Carlos Fernández. Pasamos unos momentos agradables, eso sí hablando de pesca.

José Antonio es, ante todo PESCADOR, pescador con mayúsculas porque así lo ha querido, y me hago eco de lo que apunta en la presentación su amigo, Florencio Friera Suárez, y que el propio José Antonio dijo en su momento, “Entonces mi madre tuvo que darse cuenta de que no había alumbrado un hijo, sino un pescador”, hermosa frase que sirve para anunciar la verdadera pasión de este licenciado en Filosofía y Letras.

Con las fuentes del río Nora cercanas, no era de extrañar que la afirmación sea la confirmación de una afición que comenzó a muy temprana edad y que la ha llevado, con el paso de los años, a conocer los ríos asturianos como a su propia “palma de la mano izquierda”, concretamente esa porque “la derecha”, no le apasiona. También conoce los ríos de provincias limítrofes como los de León, Cantabria y Galicia, por donde ha hecho camino y sendero por las orillas de los más importantes ríos.

Sinceramente, me ha sido muy grato conocer a José Antonio Noval, a quien deseo, además de larga vida, que su CONFIESO QUE HE PESCADO, su “hijo con letras”, tenga un gran éxito.

La presentación éste JUEVES, día 14, a las 19,30 horas, en La Casa de la Cultura de Vega de Sariego.

CONFIESO QUE HE PESCADO. El libro

Quiero confesar y confieso, por estar acorde con el título, que conocer a JOSÉ ANTONIO NOVAL SUÁREZ, ha sido posible gracias a José Carlos Fernández, ese pescador único que ha sido y es un “campeón” de todo pero especialmente de la amistad y ayuda a sus amigos. Él, nos presentó como, en su día, le presentamos en PesCarmona, con su invento, EL PERDIGÓN para pescar.

El libro consta de 204 páginas que se pueden “devorar” de una tacada a poco que se tenga tiempo.

Su forma de relatar es tan amena, mezclada con golpes de humor y aventura que, especialmente, los aficionados a la pesca estarán deseando que termine una página para pasar a otra porque, cada una de ellas es distinta a la anterior, llevando la línea de la atención al máximo exponente. Quien no sea aficionado a la pesca, después de leer a Noval Suárez, tendrá ganas d coger la caña y probar fortuna aunque, al día de hoy los ríos en Asturias, no están para florituras.

De la presentación y el prólogo, a cargo de Florencio Friera y Miguel Aguilar, respectivamente, pasamos a la introducción y los orígenes, con citas a Antonio Machado, pasamos a las novelas de Keith Luger y Marcial La Fuente Estefanía, que algunas leí también, a Stevenson y hasta a l primeros pasos de la “caja tonta”. Me siento muy identificado con José Antonio, porque somos casi “quintos”.

De aquí en adelante, llega la primera trucha, “la más hermosa que vieron los siglos”, claro, después de quitarle la tierra con la que la “remozó” como si fuese a freírla porque se escapaba.

Noval nos cuentas la pesca en los años 60, la muerte de un amigo, la década prodigiosa, sus ríos de la zona de nacencia y alrededores, la erótica de la pesca y nos sumerge unos capítulos, del 11 al 25, por los ríos de Asturias, León y Cantabria.

Por medio de estos capítulos existen excepciones dedicadas a ESTADÍSTICAS (capítulo 17), y el panorama actual y el futuro (capítulo 18).

Noval Suárez, en una pequeña conversación que tuvimos tras un café, me apuntaba que lo apuntaba todo en sus salidas de pesca. Vamos, que hacía como un diario de pesca con capturas y otras anotaciones, “no se trata de vanagloriarme con las capturas conseguidas sino para conocer la evolución del pescador día a día”, nos dice.

Con estadísticas quiere llamar la atención del ayer, del hoy y del futuro que nos queda en la pesca, especialmente en Asturias.

No, no lo hace por presumir de sus capturas, lo cuenta como datos de la evolución de lo que se pescaba y se pesca hoy y, de ahí su preocupación  por el FUTURO.

 “Hay que cambiar la mentalidad para ver luz al final del túnel”, apunta. Nos pone como ejemplo la nueva Ley de Pesca de Castilla y León con unos responsables políticos que han sabido anteponer lo que les interesa a ellos, por lo que interesa a su tierra y sus ríos y aboga por que cunda el ejemplo y llegue, más pronto que tarde, a Asturias. “La pesca con muerte y sin muerte pueden convivir con unas normas”, dice.

Los cormoranes, la contaminación…

José Antonio Noval Suárez es un pescador “reciclado”, un pescador que conoció la gloria de los ríos en Asturias, su decadencia y el ostracismo del hoy que, mañana puede ser nada porque, un río sin peces no es nada, no es río.

Un libro, CONFIESO QUE HE PESCADO que les recomiendo leer porque les va a encantar. Ante todo, es ameno y de lectura fácil, sin complicaciones pero, que engancha. Con él, Noval Suárez, se desnuda complaciente para mostrarnos sus “intimidades” de pesca, como en su día se mostró su “guía”, el maestro Miguel Delibes.

TODO COMENZÓ CON UN ICTUS

Quién lo diría. Pues sí, José Antonio Noval, hace poco más de un año sufrió un ictus y lejos de cobijarse en el problema, lucho contra él y continúa luchando.

La inactividad del problema, le hizo estar más activo y fue cubriendo sus ratos de tiempo libre para escribir CONFIESO QUE HE PESCADO.

Lo presenta este jueves en LA CASA DE LA CULTURA DE Vega de Sariego, a las 19,30 horas, y ya está pensando en otro.

No quiero “destripar” lo que pretende hacer porque debiera ser un secreto de escritor egoísta, dicen, pero él como es tan noble, anuncia una serie de entrevistas con pescadores del ayer (mayores de 70 años), pescadores de la transición (los de 40 o 50 años) y los más jóvenes, los nuevos que “haberlos haylos”, aunque pocos. Normal, apunto yo, que cada vez la juventud salga menos al río porque para lo que ha que pescar en Asturias.

O las Administraciones implicadas en la pesca toman “cartas en el asunto”, o esto se nos acaba y terminaremos conociendo a nuestros peces sólo por FOTOGRAFÍA y ya sería lamentable, o por medio de los muchos libros de pesca que, como el de José Antonio, están publicados.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.