Alba de Tormes (Salamanca) ha acogido el IV PESCA PRESS DE CASTILLA Y LEÓN

Una treintena de periodistas, especializados en pesca y naturaleza, se reencontraron después de diez años, gracias a la iniciativa de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de CyL

Se trataba de celebrar los 50 años de la presencia del “rey del Danubio”, con la intención de promocionar su pesca

Lo único malo, la estancia en el Hotel Alameda por la falta de profesionalidad

Texto: Eduardo García Carmona. Fotos: E.G. Carmona y compañeros Pescapress

Salamanca, tierra charra, la tierra de los “mil paisajes” con verdes campos de cereales, dehesas repletas de encinares y ganado bravo, cumbres con nieve y ríos con mil sinfonías, nos ha acogido con sus encantos e historia en las puertas del monasterio de la Anunciación, el templo de San Juan y la torre del Castillo de Alba. Allí, muy cerca, el HOTEL ALAMEDA, en letras mayúsculas por ser el único despropósito del IV PESCA PRESS DE CASTILLA Y LEÓN, donde una treintena de periodistas llegados del País Vasco, Galicia, Madrid, Cataluña, diversas provincias de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Francia, “supieron” de lo que nunca más se debería hacer para organizar un encuentro de ésta categoría: elegir el hotel que resaltamos, donde lo mejor era su vino de “tapón de rosca” que, mezclado con gaseosa, mejoraba, cuando lo más lógico es que mejore en barrica y Salamanca tiene caldos “suculentos” como el que nos ofrecieron en la única comida decente que nos brindaron en Machacón.
Cierto es que los periodistas allí presentes nos olvidamos de todo una vez que realizamos nuestra labor informativa y, como estábamos en un evento de pesca y naturaleza, una vez que nos acercábamos al Tormes, río singular, a la vez que complicado, se nos olvidaba todo pero, hoy había que hacer resumen y no he podido “camuflar” el malestar general que, no por callado, debemos ocultarlo porque no valdríamos para hacerlo. Buena nota deberá tomar la Junta de Castilla y León, valedora del encuentro.

EL IV PESCA PRESS
Después de diez años en el “olvido”, con una crisis económica que la notó todo el mundo en nuestro país y, donde las Administraciones “tuvieron que atarse los machos económicos”, ha vuelto el PESCA PRESS DE CASTILLA Y LEÓN y, según el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, JUAN CARLOS SUÁREZ QUIÑONES, ha vuelto para quedarse.
Se ha elegido Salamanca, después de haberse iniciado en León y pasado por Palencia y Burgos porque, este año, se cumplen 50 de la introducción de ésta especie alóctona, importada por el ingeniero, CARLOS MONDÉJAR, con el único fin de que se adaptase a nuestra aguas y ofrecer a los amantes de la pesca un “aliciente” importante.
El Hucho-hucho es uno de los peces con mayor amor y odio a la vez por parte de los aficionados. Es cierto que tiene “muchíiiisimos” detractores pero, también es cierto que tiene “muchíiiisimos” amores, no por menos, la pasada temporada eligieron pescar en Villagonzalo II, el coto del río Tormes, un total de DIEZ MIL PESCADORES, en números redondos, de los cuales, CUATRO MIL, eran de fuera de Castilla y León.
Algo tiene el salmón del Danubio, el Hucho-Hucho que, además de tener una asociación en su favor en Salamanca, acapara la atención de tantos aficionados que pasan “por caja” y dejan riqueza en toda la zona de influencia, en Salamanca.
No, no soy el mejor defensor del Hucho, aunque tampoco el mayor detractor pero, me alegro de que los intentos del “señor Mondéjar”, que Dios le tenga en su gloria, de introducir el pez en otras aguas, incluso de León, no hayan prosperado y sólo se haya aclimatado en el Tormes, en la zona de Villagonzalo.
Expuesto así el tema, contar que nos hemos divertido viendo la piscifactoría de Galisancho, donde se producen las huevas y eclosionan los peces que después van a parar al río.
En el Centro Ictiogénico de Galisancho, no sólo hay Hucho, existen departamentos diversos de recuperación de especies autóctonas de los ríos de la cuenca del Duero, desde la colmilleja, al cacho, pasando por el calandino, sarda, bermejuela, boga del Duero…un gran trabajo para recuperar especies únicas del Duero en peligro de extinción y que, también, son peces importantes para los ecosistemas acuáticos de Castilla y León. Un gran trabajo.
Eso sí, lo que más ha llamado la atención, en las dos visitas dispensadas, ha sido el Hucho-Hucho con sus piscinas donde poder admirarlos. Algunos de tamaños increíbles para jolgorio de quienes querían hacerse una foto con ellos. No es fácil cogerlos y poder levantarlos sin que el “chapuzón” se deje sentir en las prendas de vestir.

VILLAGONZALO II

Las visitas más deseadas y esperadas fueron las de la jornada de pesca del pez en cuestión.
Nos levantaron a las 7 de la mañana para desayunar y salir en dirección a Villagonzalo II, media hora después. Según los expertos, había que estar muy temprano porque son las mejores horas de pesca: madrugada y atardecer.
“El gozo en un pozo”, nunca mejor dicho porque no salía ni uno. Fue a partir de las 10,30 de la mañana cuando comenzó “el señor del Danubio y el Tormes” a mostrar su actividad y no en cualquier sitio. Los más afortunados, en la zona alta, donde la central, consiguieron los mejores ejemplares en 200 metros y, a veces, a los pies de otros pescadores que estaban por encima, a pocos metros. La gran mayoría, a cucharilla, alguno a mosca y otras artes. Lo cierto es que, ver como el pez tomaba el señuelo se me antoja una auténtica gozada y eso que ya los había pescado hace más de diez años, llegando a sacar uno de 72 cms. en reportaje que publicamos en su día. En esta ocasión, el CERO patatero fue para la gran mayoría, aunque algunos, caso de Leo de la Fuente, consiguiese cuatro, el récord, porque en total se pescaron 18 ejemplares, y el mayor medido por mí, que no pescado, porque eso lo hizo el amigo Lachis, en mis propias narices, fue de 81 cms.
En la jornada, también salieron 9 truchas hermosas y un lucio.
Mientras la mayoría de los periodistas continuaban en la labor de la pesca, otros nos acercamos al encuentro con el Consejero y el presidente de la Diputación de Salamanca en el Centro Ictiogénico, con fotografías espectaculares que aquí les mostramos.
Después, la comida en Francos, Machacón, una localidad que nos acogió con un suculento cocido charro, con “aires de maragato”, aunque diferentes. Todo sabroso y exquisito, servido con esmero y profesionalidad en el polideportivo de la localidad donde se reunió el sequito de autoridades con los participantes en el Pesca Press.
Y del cocido charro, otra vez al río a pescar el Hucho-Hucho, donde nos esperaba la tormenta que se barruntaba.
Al final, quedamos “reventados” y con ganas de ducha y cama aunque, antes, se cenó en el Hotel Alameda. Menú: ensalada, merluza al horno y helado. Ni café, ni leches…

EL EDS DEL TORMES
Mientras unos, después del desayuno, se acercaron a la “visita oficial” al Centro Ictiogénico para los medios de información, otros nos quedamos a recoger los bocadillos de “pan y poco unto” con el que nos agasajaron en la jornada de pesca de trucha.
Creo que las expectativas para pescar el EDS del Tormes eran tanta como la desilusión con la que nos marchamos, además de la mojadura, debido a las varias tormentas que descargaron en la tarde. Normal que no se pescase bien pero, no fue el mejor día para pescar.
Las aguas  se encontraban frías, muy frías. Habían abierto las compuertas del pantano, y esto hizo que los peces se cobijasen en los fondos y, con la cantidad de algas, ocas y demás población acuícola, ¿ quién era el mozo que se atrevía a pescar con ninfas?
Lo cierto es que fuimos varios, por no decir la mayoría pero no ganábamos para enganches y limpieza de “armamento”. Al final, a mosca, bien la seca o la ahogada.
Ni una, ni otra, dieron los frutos apetecidos. Se sacaron muchos peces pero, todos “enanos”. También, los menos de buen porte como se muestran en las fotos. Otra vez será.
Cuando todos esperábamos cansados no, lo siguiente, a que llegase el atardecer, ninguno pudo probar suerte. Cayeron varias tormentas y eso lo notan mucho los peces. Detrás de la primera, todos a “mojar las moscas” que dicen es el momento pero, nada de nada. Con la segunda pasó más de lo mismo. Con la tercera, todos para el coche y con la cuarta, llegó “el diluvio”, así que, todos para La Alameda donde nos esperaba una sopa de fideos, con trozos de pollo, que ni “en la mili”. De segundo, carrillera que muy pocos pudieron saborear bien.  Algunas estaban duras y muy mal presentadas y escribirlo así “es casi un piropo”. Menos mal que las patatas fritas pero, guisadas con pimientos y cebolla, estaban buenas porque hubiéramos ido a la cama con dos bocadillos en toda la jornada, desde las ocho de la mañana. Una “locura el Hotel Alameda” que, para maltratarnos más, nos “obsequió con primeras comuniones que sirvieron para que los organizadores no pudiesen ni “despedir” a los invitados al Pesca Press. Menos mal que nos abrazamos, no todos, y nos deseamos felices sueños y mejor regreso y vernos en 2019, posiblemente en Zamora, en la zona de Sanabria.
Deseamos, de corazón, que todo salga mejor, aunque peor que en ésta edición, IMPOSIBLE.
Y el año que viene más, si es que nos invitan porque, de ésta, en ALBA DE TORMES, ni aunque fuese “duque” me nombrarían HIJO ADOPTIVO, que ha tecleado un amigo tras mis crónicas en Facebook, tras leer lo que he escrito pero, mi periodismo profesional, me prohíbe contar MENTIRAS aunque, a veces se cuenten “mentirijillas”.
Lo mejor de todo fueron las mujeres que acudieron acompañando a algunos periodistas. Eran pocas pero bien atendidas por los ayuntamientos de Alba de Tormes, Salamanca y la Junta que pusieron a su disposición todo lo necesario para conocer “la otra pesca”, LA MONUMENTAL Y CULTURAL, siempre acompañadas de guías expertos y Manolo López-Sueiras, director de La Opinión-El Correo de Zamora, que supo “aguantar el tirón”, aunque, también se acercó al río.

Galeria de imagenes

2 Comentarios

  1. Eduardo Garcia Carmona

    27 mayo, 2018 en 6:15 pm

    Lo siento, Venancio. No había visto el comentario pero, NO ESTOY DE ACUERDO CONTIGO. No se trata de predicar y dar o no dar trigo, el caso es que como periodista he sido invitado y me siento orgulloso de ello. Si has leído mi artículo al respecto, te darás cuenta de que nunca MIENTO en mis informaciones, aunque muchas veces pueda meter “la pata”. A Pesca Press, le he dado lo que le corresponde, al Hucho, también y a los impresentables del Hotel y Restaurante, también. Creo que no has leído la información completa. Y de lo coto al que haces referencia, pasé por allí en coche cruzando el puente y, efectivamente, pude comprobar que algo había cambiado pero, no se más.

  2. Venancio Alvarez López

    21 mayo, 2018 en 10:23 am

    EDUARDO: quiero que sepas que no estoy de acuerdo en algunas cosas, como es por ejemplo la asistencia al Acto promovido por la consejería en Alba de Tormes sobre la especie Foránea (figure o no en los listados, lo es), y como no me gusta hablar ni escribir por detrás te envío estas letras que hoy ya figuran en el Facebook en un pos en el que comenzó OTRA PERSONA, y hemos seguido otros como yo, y alguno más:

    “Venancio Alvarez López Cuando he visto personas de mi total confianza en ese acto……es como si me hubiesen dado una puñalada por la espalda.
    Y es que “una cosa es predicar…..y otra dar trigo”….
    No somos consecuentes, con lo que hemos dicho desde bastantes años atras……quizas habéis cambiado la forma de ver la problemática de la pesca……o es acaso que el efecto llamada a un Acto invitado por el Sr. consejero o por a quien autorizó para hacer esos nombramientos a dedo, o quizás solo pueden asistir los “afectos al régimen”, los que están de acuerdo en todo, lo que otros problemas….los soslayan.
    No se enteran de mas cosas, o quizás no les conviene …..pues si informan rozarían la discrepancia con la superioridad y entonces lo mejor es callar.
    Para que decir, que el hucho se introdujo hace 50 años y es una especie totalmente foránea que se aclimata en el Tormes, porque meterse en camisas de once varas y decir que la Carpa o la trucha arcoiris o el Blak Bass dependen de su fuerza(es decir seguidores) para estar en un listado u otro.
    Porque no informar de algo como el despoblamiento de riberas de una de las Margenes del Tormes, un tema candente y de plena actualidad?.
    No soy hombre que hable por detrás y estas mismas letras las envío a quien yo deposité mi confianza, a un amigo……
    ¿Que razones amigo mío te han movido para estar promoviendo un ACTO contradictorio………cuando lo que verdaderamente había que promover es la tan “vilipendiada” trucha, con una Ley que la trataría como especie preferente…..y una sub-Ley sacada de la manga donde está autorizado matarla, es acaso tan abundante como para consentir estos desatinos……”

    De la misma forma voy a tratar de informar a Eduardo G. Carmona en su Blog como entrada a una disconformidad…….aunque creo sinceramente que el si tiene como periodista ese derecho……pero sin dejar otras informaciones que están de Actualidad.
    Menos comidas y fiestas e informar de lo que verdaderamente es necesario……el despoblamiento de riberas de la margen izquierda del Tormes, metiendo máquinas en el cauce, dejando todo cortado dentro del río…….simplemente tocar la vegetación es un crimen, no dejar que los ríos se desarrollen sin intervenciones ajenas tienen mucho mas interes que una fiesta para Acompañar al Sr. Consejero……así si estaría completa esa información.
    Un saludo y perdón por exponer mis discrepancias.