En el embalse El Vicario

Niños/as con Síndrome de Down y los Scouts Cheminade

Pesca y naturaleza en un día repleto de armonía, alegría y solidaridad

Y, además, buenos peces

Fotos y texto: Eduardo García Carmona y Luis Fco. Campos

 Arrancar una sonrisa puede ser fácil pero, a la vez, también muy complicado y más cuando a nuestro lado tenemos niños/as con algún tipo de” problema” sea por el Síndrome de Down o porque se encuentren tristes por el motivo que sea. Las cosas pueden variar, para mejor, cuando esos pequeños/as se encuentran en plena naturaleza y haciendo algo que jamás han hecho, caso de la pesca, juegos o diversión y compartir mesa y mantel.

Esto es que lo suelen realizar desde la ESCUELA DE PESCA EN CIUDAD REAL, situada en el embalse de EL VICARIO, donde tienen acogida personas de toda índole, raza y religión para que, por medio del amor a la pesca y la naturaleza, se integren en nuestra sociedad que, en muchas ocasiones les discrimina.

Luis Francisco Campos, pescador, amante de la naturaleza y “jubilado”, desde 2011 se ha preocupado de hacer funcionar una escuela de pesca, cuanto menos acogedora y atractiva para todos/as las personas que la visiten por uno u otro motivo. Esto es lo que ha ocurrido este fin de semana donde Los Scouts Cheminade han estado toda la jornada ofreciendo su mejor cara para que niños/as con el Síndrome de Down disfruten con la pesca y la naturaleza. Por medio, los monitores de la Escuela de Pesca de Ciudad Real que han dado todo y más para que el día se haya convertido en una jornada inolvidable para todos. Sólo hay que ver las caras de satisfacción, la ilusión por conseguir un pez que, en ocasiones han sido de tamaño tan grande como ellos. Es increíble.

Peces de todos los tamaños, algunos casi como los brazos de quienes los sostenían. Los gritos, mostraban la ilusión y emoción de la jornada de pesca, a la orilla del embalse de El Vicario.

Más de cincuenta personas mostraron sus ganas por conseguir alguna captura y lo consiguieron con creces en las playas del embalse, siempre bajo “la lupa” de los monitores y las manos próximas de los Scouts que siempre, aprendiendo a disfrutar, supieron ayudar, también.

Cuando llegó el momento dela comida, todos juntos, comentaron la jornada de pesca con muchos comentarios y muchos peces que “crecieron por momentos” en la boca de los niños/as.

Jornada de solidaridad en Ciudad Real, jornada de ilusión, jornada que nunca olvidará ninguno de los participantes ni cuidadores o monitores de la Escuela de Pesca de Ciudad Real.

Nuestra más cordial enhorabuena porque la pesca es eso y mucho más.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.