Ejemplares capturados en Los Rábanos (Soria)
El
Siluro, pez que llega a pesar más de 100 kilos, habita ya en aguas del río
Duero

Los
clubes de pescadores de Almazán, Campano Soriano, San Saturio, Hinojosa y Ucero
y Abión, han remitido un escrito a la Junta de Castilla y León

Se
han capturados varios ejemplares en aguas del embalse y fuera de él lo que
supone consecuencias nefastas para las poblaciones piscícolas autóctonas

En 2011 se celebró un Campeonato del Mundo en Mequinenza
En
el río Ebro, en el pantano de Mequinenza y, prácticamente, en todas las aguas
de éste río, son abundantes las capturas de un pez que llega a medir más de 150
centímetros y llega a un peso de más de 150 kilos

—————————————————————————————- 
Texto
y fotos: E. García Carmona y Sociedades Pescadores de Soria
—————————————————————————————–

Escrito enviado a la Junta de CyL
Han
sido muchas las plagas, las introducciones furtivas o sin control que desde la
propia Administración de Castilla y León, o por colectivos de pescadores
indiscriminadamente pueblan las aguas de los ríos de ésta Comunidad Autónoma.
Los
desaprensivos, con o sin conocimiento de causa, son muchos pero, la Juntade
Castilla y León tiene que “ponerse los machos” para atajar el PEOR DE LOS MALES
que pueden acabar con nuestros ríos trucheros, o simplemente, de ciprínidos,
pero autóctonos.

Los
clubes de pescadores de Almazán, Campano Soriano, San Saturio, Hinojosa y Ucero
y Abión, han remitido un escrito a la Junta de Castilla y León, que
reproducimos en su totalidad, denunciando la capturas de varios ejemplares de
Siluros Glanis, o Síluro simplemente, como se le conoce.

El
peligro es tremendo porque de colonizar las aguas del río Duero, nada impedirá
que éste “monstruo de agua dulce” repueble todas las cuencas del mismo, con lo
que eso supondrá como CATÁSTROFE para el ecosistema acuático en Castilla y León
done la especie dominante es la SALMO TRUTTA FARIO, o trucha común  y, para protegerla, la propia Junta ha
publicado hace dos temporadas una nueva Ley de Pesca declarándola especie
protegida, más o menos.

Un
Siluro adulto, como los capturados en Mequinenza, pantano en aguas del río Ebro
por tierras aragonesas, puede alcanzar tamaños de más de 1,5 metros y pesos de
90 a 100  kilos o más. Comen de todo, por
lo que las especies autóctonas peligran pero también todo lo que se pueda caer
al río, desde un ave, a un cervatillo.

Es
una de las peores noticias que se pueden tener, si es cierto que se trata de SILUROS, por lo que desde PesCarmona,
nos unimos al malestar y preocupación que tienen las sociedades de pescadores
firmantes del escrito a la Junta de Castilla y León y CONMINAMOS a ésta a que
actúe lo más rápidamente posible para corregir el problema gordo que tenemos.

Opción de comentar, desactivada.