Castkill Mosca Centro y Museo, en Livingston (New York), que dirige Tom Zacoi, muestra ya sus “realistas”

Sólo los más afamados montadores del mundo participan en la colección donde hay montadores de 32 países del mundo

Sólo otro español tiene allí sus moscas, el asturiano BELARMINO MARTÍNEZ

Un trabajo de campo que comenzó con los Boys Scouts, en Pensilvania, y que ha finalizado convirtiéndose en el gran museo de moscas para la pesca del mundo

Urbistondo es un artesano autodidacta, apasionado de su tierra, sus ríos, sus gentes…

Sus piezas son auténticas obras de arte y añade que son “el siguiente paso del montador de moscas que tenga ganas de superarse”

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

Cuando un museo con fama mundial se interesa por una obra es para sentir “algo especial” cuando dicha obra tiene nombre y apellidos. En este caso, los de un cántabro, MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ URBISTONDO, cántabro nacido en Ruente y residente en Cabezón de la Sal.

Le conocí al lado de La Fuentona, en su pueblo. Además de quedar impresionado por la naturaleza que nos rodeaba, no daba crédito al nacimiento de un río que salía de las entrañas de la roca y en pocos metros era “mayor de edad y caudal”.

Esa magia de La Fuentona y sus truchas quizás han sido “la luz” del camino a seguir por Miguel Ángel que, autodidacta él, se lanzó al mundo de la confección de moscas observando la naturaleza y a otros artesanos.

Apasionado por la pesca y la naturaleza,  vive ambas de manera singular mostrando todo su encanto en el “arte que lleva en sus manos”, confeccionando moscas y mosquitos que tienen que ver mucho con el río y la pesca, aunque resultaría “un sacrilegio” utilizarlas para tal menester, debido a la belleza que irradian todas sus piezas que son auténticas obras de arte.

Miguel Ángel es un montador artesano de MOSCAS REALISTAS, como se las denomina, porque son tan reales que se asemejen a las que vemos volar o caminan en la tierra, casi sin distinción. Es un arte innato que ha sabido desarrollar con técnica, paciencia y maestría y que hoy en PesCarmona les ofrecemos, junto con esta GRAN NOTICIA de pasar a formar parte de CASTKILL MOSCA CENTRO MUSEO DE NUEVA YORK.

EL CASTKILL MOSCA MUSEO DE NUEVA YORK

La colección de Fly Masters de éste museo es un monumento creciente a cada hombre, mujer y niño que siempre han admirado un ser vivo, como una mosca, como algo especial.

También es un homenaje a quienes hicieron una donación. Los artesanos montadores de moscas para la pesca,  los pioneros que perfeccionaron nuevos patrones y técnicas por descubrir nuevos materiales y nuevas formas para usarlos.

No menos importantes son la gente amable que continua la tradición y ayudar a preservar su legado, compartiendo libremente sus conocimientos.

En el Museo hay niveles de moscas talentosas de todo el mundo. Moscas de hombres y mujeres innovadores que han practicado el arte, afilado con piedra sus habilidades y son capaces de transformar un objeto utilitario en una obra de arte. Son gente amable que, voluntariamente, comparte sus conocimientos con los demás y generosamente han donado una o varias de sus hermosas creaciones a esta colección pero, lamentablemente, muchos niveles logrados “trabajan en la oscuridad” y no son reconocidos por su capacidad y sus contribuciones  a la confección de moscas para la pesca.

Aquí es donde aparece la figura del “maestro de la colección”  que se esfuerza por identificar y reconocer a los individuos e incluir su trabajo en la colección.

Tom Zacoi y Jeff Kramer  han utilizado la colección con gran éxito para lograr ese propósito y han conseguido que las REALISTAS de un desconocido en España y el mundo, como es el cántabro, MIGUEL ÁNGEL SÁNCHEZ URBISTONDO, figuren en el Castkill Mosca Museo de Nueva York.

Sobre éste particular, Urbistondo apunta:

“Para mí es un gran honor que  mis montajes están expuestos en un museo como el Castkill Fly Fishing Center and Museum. Es increíble que mis imitaciones estén junto a las de tantos otros grandísimos montadores de moscas. Jamás pude pensar que mi trabajo y mi pasión pudieran estar al nivel de tan grandes maestros y ocupar un sitio junto a ellos, en un lugar del que creo que es un magnifico homenaje a la pesca a mosca, a todo lo que la rodea y a quienes la practican por todos los rincones del mundo. Además, el museo es una maravillosa visión del rio y de sus moradores, los cuales tan torpemente intentamos imitar, que espero sirva para que  las generaciones futuras puedan disfrutarlo.

Quiero dar las gracias a Tommy Zacoi por fijarse en mi trabajo para participar en este proyecto y darme la oportunidad de donar mis imitaciones”.

568 ARTESANOS DE 32 PAÍSES

Hay miles de moscas en la colección, realizadas por 568 personas de las que,  526 son hombres y 42 mujeres. Entre ellos, 12 matrimonios, 3 padres e hijos, una madre e hija,  dos familias los Dettes y el Harrops y un par de hermanos, los Rists, están incluidos.  Son de Pennsylvania, 64 de ellos, caso de “Buz” Buszek. Existen ganadores de premios internacionales y, lamentablemente, 108 personas donantes de sus obras han fallecido.

Antón Rist de Claverack, Nueva York, fue el muchacho más joven, 13 años de edad que entró en la colección. Amalie Nielsen de Silkeborg, Dinamarca, es la chica más joven y con 97 años de edad, George de Butte, de Montana, es el más anciano.

Aunque las moscas son “la estrella del museo”, ellas palidecen en comparación con la gente fascinante que les empataron y confeccionaron.  Se podría buscar más lejos y nunca encontraríamos un más apasionado, talentoso, innovador y generoso “elenco de personajes” como los que forman parte de la familia de éste museo.

Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Chile, Dinamarca, Fiji, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Holanda, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Lituania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Polonia, Escocia, Eslovenia, España, Suecia, Ucrania, Reino Unido, Estados Unidos y Gales son los 32 países que tienen alguna representación en CASTKILL MOSCA MUSEO DE NUEVA YORK.

Si quieren conocer algo más de éste museo pueden viajar, a través de Internet, hasta él pinchando en: www.cffcm.com

Galeria de imagenes

Un comentario

  1. alberto parajon

    12 enero, 2018 en 1:03 pm

    Desde hace tiempo españa tiene representacion ahi.Un gallego cuyo nombre se me escapa ahora le abrió la puerta a España.Curiosamente la ultima vez que este tema se mencionó en mi presencia fue en el gallinero del amigo Tomas Gil hace casi 9 años.espero un dia poder vistar el museey la zona.saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *