Cuestiona todo lo expuesto por la Sociedades de Pescadores de Guadalajara RÍO SORBE Y PESCADORES Y CAZADORES DE GUADALAJARA, así como del DELEGADO EN GUADALAJARA DE LA FEDERACIÓN DE PESCA DE CASTILLA LA MANCHA

Acusa de hacer uso torticero de las cifras de pérdida de licencias y expone y motiva cada una de exposiciones

Y formula preguntas como:
¿En base a que estudios dicen ustedes que la población de truchas de la provincia están “tan reducidas”? ¿Cuál es el número de socios de sus sociedades? ¿Cuál es el número de federados en Guadalajara? ¿Cuántos permisos expidieron en los cotos que gestionan en el año 2015? ¿Qué porcentaje de la oferta anual de permisos cubren?
¿Podría alguien decirme cuáles son los méritos del experto en materia ecológica y biología acuática del Consejo?

Fotos y texto: JESÚS CARMONA CALAMBRES

Al igual que en Pescarmona hemos publicado en el sección CON EL MAZO DANDO, el escrito o carta de protesta dirigida al Sr Director General de Política Forestal y Espacios Naturales de Castilla La Mancha por el Presidente de la Sociedad de Pescadores Río Sorbe, el Presidente de la Sociedad de Cazadores y Pescadores de Guadalajara y el Delegado en Guadalajara de la Federación de Pesca de Castilla La Mancha, siendo estos últimos miembros del Consejo Provincial de Pesca de Guadalajara, nos hacemos eco de las aclaraciones sobre todo lo expuesto de uno de los aficionados a la pesca en dicha Comunidad Autónoma, más reconocido a nivel nacional por su defensa de los espacio naturales, los ecosistemas y la pesca sin muerte, JESÚS CARMONA CALAMBRES, que nos ha hecho llegar las siguientes aclaraciones. 

RESPECTO A LA REPRESENTACIÓN
Me gustaría saber en base a que tienen el valor de afirmar de entrada y categóricamente que ustedes “representan a la mayoría de los pescadores de la provincia”. No señores, no. Ustedes no representan a la mayoría de los pescadores de la provincia sino, a una pequeña parte de los mismos. Según los datos que la propia Sociedad del Sorbe publica en su web, en el año 2011 (año al que ustedes hacen referencia en su escrito) esta sociedad contaba con 198 socios sobre un total de 21.305 licencias en vigor en la provincia, o lo que es lo mismo, un exiguo 0.92 % de los pescadores, cifras que a falta de datos se pueden hacer extrapolables a las otras sociedades colaboradoras (no todas firmantes de la carta en cuestión), así que a partir de ahora y con cifras sobre la mesa, no vuelvan a decir que hablan en nombre de la mayoría de los pescadores.

RESPECTO AL CONSEJO
Según el Reglamento de la Ley de Pesca de CLM el consejo de pesca estará constituido por los siguientes miembros con voz y voto. –
El Delegado Provincial de Agricultura y Medio Ambiente, que hará las veces de presidente. –
El Jefe del Servicio Provincial de Montes y medio Ambiente, que hará las veces de Vicepresidente.
– El técnico encargado de la gestión de pesca en la provincia, que hará las veces de Secretario.
– Diez vocales
a- Podrán formar parte dos representantes de la administración central, afectos respectivamente al Ministerio del Interior (SEPRONA) y al Ministerio de Obras Públicas y Transportes, este último vinculado a la administración hidráulica (CHT).
b- El delegado provincial de la Federación de Pesca.
c- Dos representantes de las asociaciones deportivas de pescadores de la provincia declaradas sociedades colaboradoras.
d- Un representante de las asociaciones deportivas de pescadores de la provincia no declaradas sociedades colaboradoras.
e- Dos representantes de pescadores no pertenecientes a asociaciones deportivas.
f- Un representante de las asociaciones para la conservación de los ecosistemas acuáticos de las provincias.
g- Un experto en materia de ecología y biología acuática.

Con esta composición, suena un poco arriesgado y a teoría de la conspiración decir que “de los que diez son elegidos por el Director y los tres representantes de la administración, que, imponen su criterio por tener el apoyo incondicional de la mayoría de los miembros elegidos a dedo por ellos mismos y que en muchos casos no representan a nadie”, y suena más extraño aún después de leer el artículo 79 del reglamento, transcribo: Artículo 79. Constitución del consejo. El nombramiento de los vocales referidos en el apartado a- del artículo anterior corresponde al Gobernador Civil de la provincia El nombramiento de los vocales c, d. e, f y g del artículo anterior se realizará por el Delegado Provincial de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, por un periodo de cuatro años. Los vocales representantes de asociaciones deportivas y asociaciones conservacionistas serán nombrados previa consulta a sus respectivos colectivos. Los representantes de los intereses de los pescadores no pertenecientes a asociaciones deportivas se nombrarán entre los pescadores de la provincia que hayan solicitado su inclusión en el Consejo previa publicación de convocatoria, de acuerdo de su mayor conocimiento de la práctica, gestión y problemática de la provincia.

UN PAR DE APUNTES
Teniendo en cuenta que ustedes como ha quedado constatado anteriormente representan a un número mínimo de pescadores, resulta chocante que cuenten con dos de las cinco plazas reservadas para el colectivo de pescadores dentro del consejo, o dicho de otro modo, la importancia de las sociedades está sobredimensionada, las asociaciones deportivas se eligen entre ellas, mientras que los pescadores tienen que pasar una selección de méritos. ¿Qué suena más a elección a dedo?

Y ya que veo que les gusta insinuar, ¿podría alguien decirme cuáles son los méritos del experto en materia ecológica y biología acuática del Consejo? Tal vez en la Sociedad del Sorbe lo sepan ya que es socio de la misma.

RESPECTO A LAS MEDIDAS QUE MENCIONAN
– “Se ha declarado la pesca sin muerte, tanto de salmónidos como de ciprínidos en toda la provincia, sin dejar cabida a la pesca tradicional, aunque fuera de manera reducida con tramos de pesca controlada por cupo y medida, imposibilitando la incorporación de los más jóvenes al deporte de la pesca”.
Señores firmantes, la pesca sin muerte de la trucha común se ha declarado como tal en toda Castilla-La Mancha a través del cuerpo común de las órdenes de vedas de los últimos años (y no de los salmónidos ya que la trucha arco iris pertenece a esta familia, y ustedes las dan muerte en los cotos que gestionan). Quien se sale de la norma, no es Guadalajara, si no Cuenca, al permitir matar cuatro truchas por pescador y día en amplios tramos de algunos de sus ríos, petición que hicieron ustedes (Sociedad de Pescadores Río Sorbe) al consejo de 2017 para que fuera igual en aguas del Río Tajo entre otros. Respecto a los ciprínidos un poco de rigor, son los ciprínidos autóctonos los que no se pueden matar en río, si en embalse, al igual que ocurre en Albacete. Y no señores, no se han limitado las técnicas, sino los cebos. Nadie le impide pescar a ova, maíz o a veleta corrida, o al tiento con una pequeña ninfa. Recuerden, algunos cebos, no las técnicas. Y ya puestos, por favor, díganme en qué manual de pesca dice que los niños tengan que aprender a pescar con lombriz al tiento y no con cucharilla o mosca.
– “En Guadalajara los periodos hábiles de la pesca de la trucha recogen 19 excepciones a la norma general de Castilla La Mancha. Estas excepciones retrasan el comienzo en algunos casos o adelantan el cierre en otros. En la provincia de Albacete no existe ninguna y en la de Cuenca hay 2 excepciones. No tienen justificación las excepciones de Guadalajara que reducen notablemente los periodos de pesca y por tanto la práctica de la misma.”
No señores, en Guadalajara no hay 19 excepciones a la norma general, en Guadalajara hay varias excepciones que afectan a 19 tramos diferentes pero, no hay 19 fechas. Cualquiera que conozca la hidrografía de la provincia no tendría que tener ninguna duda a la hora de pensar que ríos tan dispares como Lillas, Alto Tajuña, Tajo en el Hundido, Aliendre, Henares en Alcuneza o Henares en Humanes, no pueden estar sometidos a iguales periodos de apertura o cierre si se quiere hacer una gestión acertada.

Y una pregunta les hago, ¿incluyen en estas excepciones los cotos intensivos en aguas trucheras que no cierran en todo el año, no guardando así los periodos de veda, posibilitando que se pesquen truchas comunes en sus aguas durante la freza? Si cogen la orden de vedas de Castilla y León, podrán observar cómo se vertebran los periodos de pesca en función de las condiciones de los ríos, y encontrarán un sinfín de excepciones a los períodos generales de veda.
– “En Guadalajara en los últimos años no se repuebla en sus ríos, con truchas autóctonas de la piscifactoría regional de Uña, Cuenca, porque la Dirección Provincial de Guadalajara está en contra y si en los ríos de Cuenca, siendo como se ha dicho la piscifactoría regional. Con estas repoblaciones se recuperarán las poblaciones tan reducidas de la provincia, ya que si la razón es que no hay reproductores de estas subcuencas, es inmediato conseguirlos. Estas repoblaciones bien distribuidas, darían resultados de gran valor sobre el auténtico origen de los damos a la pesca.”
¿En base a que estudios dicen ustedes que la población de truchas de la provincia están “tan reducidas”?
– “En algunas pistas de la Sierra Norte se ha prohibido el acceso al río para los pescadores (Galve de Sorbe, La Huerce, Valdepinillos), perjudicando gravemente el ejercicio de la pesca. Asimismo se han recibido directrices contradictorias sobre este tema que hace que la situación sea de inseguridad legal.”
Por fin les voy a dar la razón en algo.
Hay que atajar el problema que se está generando en algunos puntos de la provincia con el acceso a los ríos. En este problema, que no es nuevo, (véase el caso del acceso al coto de Aragosa) la administración debe de tomar cartas, una medida sería que durante el periodo de pesca la licencia sea un pase administrativo para acceder al río, pero dicho esto, la gestión de los caminos no es competencia de la sección de pesca de la Delegación, si no del titular del mismo bien sea el ayuntamiento correspondiente, la Diputación, o la CCAA en la sección que corresponda, y es ante ellos ante los que hay que elevar esta protesta.
Desconozco cuál es el origen de su enfrentamiento con los técnicos de la delegación de Guadalajara, pero lo que sí es cierto es que ustedes gozan de un privilegio, que no un derecho, al poder gestionar un tramo de río que es de todos los ciudadanos, pescadores y no pescadores, y entiendo que las exigencias en cuanto a claridad en la gestión deben de estar a la altura del privilegio que se les ha otorgado.

RESPECTO A LAS LICENCIAS

Otro de mis temas preferidos en su carta es como hacen un uso torticero de los números para decir que el problema de la pérdida de licencias en Guadalajara está en los despachos de la Avd. del Ejercito. Según sus números, “De 21.305 licencias que se expidieron en Guadalajara en 2011, se han expedido 6.358 en el año 2.017, esto supone una reducción superior al 70% de las mismas. Esta disminución de licencias de pesca en Guadalajara se agudiza en los dos últimos años que se ha reducido un 60%, pasando su número de 15.752 en 2015 a 6.358 licencias en 2017. En una empresa privada ya habrían cesado al responsable de tal desatino”. Cuando les interesa utilizan las cifras de licencias en vigor (2011 y 2015) pero, luego cambian ese criterio y utilizan el número de licencias emitidas en el mostrador de la Delegación en Guadalajara (2017), para que las cifras sean más alarmantes.
(En el siguiente enlace se pueden ver las cifras de licencias que maneja la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha http://www.castillalamancha.es/sites/default/files/documentos/pdf/20180411/la_pesca_en_cif ras_2018.pdf )

                                          2011            2015           2017         % 2011/2017      % 2015/2017
Albacete                       20.290      12.899          7.625                62.5%                   41%
C. Real                         28.360      16.828        10.981                62%                       35%
Cuenca                         18.548       13.862          7.796                58%                       44%
Guadalajara                 21.305       15.725          9.453                56%                        40%
Toledo                          63.017       46.988      41.282                34.5%                     12%
CLM                           151.520     106.329      77.137                 49%                        27.5%

La tabla que pueden ver sobre estas líneas, es un resumen de la evolución de las licencias en los años que ustedes mencionan en su escrito con los datos colgados por la propia Junta en su web. En primer lugar las cifras que ustedes dan, son falsas. Si aplicamos las cifras de licencias en vigor en todos los campos vemos que en Guadalajara en el periodo 2011/2017 se perdieron el 56% de las licencias y entre 2015/2017 un 40%, y todo a pesar de escoger el año 2011 en el que se registró un pico extraño al alza de las licencias en Guadalajara que no se corresponde para nada con el resto de las provincias. En su admirada Cuenca, provincia en la que se pueden matar truchas y a la que ustedes siempre apuntan como referente de gestión, están peor que Guadalajara en pérdida de licencias, y en general toda CLM se mueve en números similares. La visión es más real si se mira en el global de CLM y no por provincias, ya que hace años que se pueden sacar las licencias de pesca por internet a través de la aplicación DIANA y esas licencias, al igual de que las emitidas por bancos fuera de la comunidad y por Servicios Centrales se computan en el global de la provincia de Toledo, pero todo esto ustedes ya lo saben.

El problema de la pérdida de licencias es algo que no se circunscribe a la provincia de Guadalajara, ni al ámbito de Castilla la Mancha, es algo mucho más global que se puede constatar dando una vuelta por internet y leyendo declaraciones de diferentes cargos públicos de distintas regiones de España en la que buscas fórmulas para paliar la pérdida de pescadores, teniendo este hecho mucho más que ver con un cambio social, que con la gestión de una persona.

RESPECTO A LAS JORNADAS DE PESCA
“La reducción tan importante del número de pescadores y las jornadas de pesca”. Aquí vuelvo a tirar de su web, señores del Sorbe. En su momento de máximo esplendor según las cifras de su página, ustedes eran 215, pues bien, en ese año la temporada de pesca acababa el 31 de agosto en baja montaña y el 30 de septiembre en alta montaña y en los escasos tramos sin muerte que había entonces. ¿Siguen teniendo la opinión de que ahora que la temporada regular cierra el 30 de septiembre en baja montaña y 15 de octubre en alta montaña, hay menos jornadas de pesca en aguas trucheras?

Si ahora hay menos pescadores no es porque haya menos días para pescar, pues esto no es cierto, los problemas son otros, que afectan a todo el ámbito de la pesca estés en una sociedad o no. En su propia web se puede ver la evolución de la pérdida de socios hasta 2013, año que curiosamente es en el que la persona en la que ustedes achacan todos los males toma posesión del cargo.

FUERA DE CARTA

Hasta ahora me he dedicado a poner de manifiesto las medias verdades o directamente mentiras que ustedes vierten en su carta, ahora soy yo quien pasa a preguntar. ¿Cuál es el número de socios de sus sociedades?¿Cuál es el número de federados en Guadalajara? ¿Cuántos permisos expidieron en los cotos que gestionan en el año 2015? ¿Qué porcentaje de la oferta anual de permisos cubren? ¿Saben que es la CHT quien tiene la última palabra en la limpieza de cauce y márgenes?
En el punto a del artículo 9 del reglamento de pesca de CLM en el que se describen los cotos de pesca se dice lo siguiente: a-Intensivos: Son aquellos, que creados con el objeto de atender una alta demanda social de pesca en áreas de bajo potencial natural de producción, para su mantenimiento requieren sueltas periódicas de ejemplares de talla superior a la mínima legal de captura para su pesca inmediata.

No pueden demostrar que los cotos intensivos de la provincia de Guadalajara están en “áreas de bajo potencial de producción natural”, más bien al revés y si tienen alguna duda soliciten los estadillos de las pescas eléctricas que se han hecho en alguno de los cotos. Todo este mes de noviembre han estado frezando las truchas en el Tajuña y ayer mismo estaban frezando las truchas del Henares, tanto por encima como por debajo de sus cotos. No señores, no. Sus cotos están ubicados en unos tramos en los que sí se respetarán los periodos de veda y los cebos autorizados para aguas trucheras habría unas poblaciones magníficas de truchas comunes, pero eso ustedes ya lo saben, no les cuento nada nuevo, y es por eso por lo que han seguido yendo a pescar a alguno de esos cotos en los periodos en los que no se ha repoblado. Y respecto a la demanda social, demuéstrenlo y publiquen sus números. Ustedes lo que realmente quieren es tener un cortijo en modo de coto intensivo en el que poder hacer lo que les dé la gana sin que nadie les controle y no, eso no. Haré lo que esté en mi mano para que eso no sea así.
Soy conocedor de que a los titulares de una concesión no se les puede retirar la misma salvo por incumplimiento de las condiciones de la misma, y eso es algo arduo de demostrar, pero la Administración sí que puede hacer que estos cotos cumplan con lo establecido para las aguas en las que están, si esta estuviera voluntad para ello. No se si es una decisión técnica o política que no se respeten los periodos de veda, pero desde luego, el responsable de ello está en la Administración.

Y para finalizar les recomiendo la lectura del Capítulo IV del reglamento de pesca de Castilla La Mancha, especialmente de los artículos 65, 68 y 74.
Dicho todo esto, es un alivio saber que gente como ustedes no se va a volver a sentar en el Consejo Provincial de Pesca de Guadalajara.

Atentamente y en representación de mí mismo,
Jesús Carmona Calambres.

Galeria de imagenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *