Todo lo que sobra en talleres, industrias y otras naves, debe ir a parar al río

Estamos como hace cincuenta años, contaminando “sin piedad”

Y eso que es un polígono “joven” y debería tener depuradoras para todo tipo de industria y escorrentías…

Y la Junta de Castilla y León ¿qué hace?

Fotos y texto: Eduardo García Carmona y amigos

“Con el mazo dando” lo dedicamos a las autoridades competentes en lo que se refiere al POLÍGONO DE VIDANES, junto a Cistierna, y especialmente a LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, máximo garante y vigilante para que se cumplan las leyes y se sancionen o corrijan los problemas existentes en el mismo. No tenemos noticias en PesCarmona de si el SEPRONA ha denunciado los vertidos, aunque nos aseguran que sí, de lo que nos alegraríamos.

El caso es que el río Esla está siendo envenenado, un día sí y otro también, con los vertidos de las industrias ubicadas en dicho polígono y ninguna autoridad competente ha tomado cartas en el asunto. Industrias queseras, mármoles, aserradero, talleres de coches, ITV, embasado de productos, etc. El vertido sale en la zona del antiguo matadero, justo por detrás donde hay una línea eléctrica.

Como casi siempre, los pescadores somos los mejores VIGILANTES del río y, en esta ocasión, no podía ser menos. Ha sido un aficionado que se encontraba pescando en la zona quien nos ha hecho llegar las fotografías donde se muestra al río Esla contaminado con un “manto blanco” de espuma y porquería que, lo único que hace, es envenenar las aguas y perjudicar a toda su fauna piscícola. La espuma blanca, dependiendo del caudal que suelte el pantano y otras presas o mini centrales que hay por medio, suele llegar hasta Mansilla de Las Mulas. Lamentable.

Me parece correcto que en Cistierna pretendan que el río Esla vuelva a ser el de antes y los políticos estén por la labor de intentarlo pero, mal estaría el río, si se consiguiese la pretensión de sacar caudal del pantano por otra vía, o que el mismo desapareciera, para que el río volviera a ser el de antes porque, entonces, este mal de la contaminación acabaría con él y toda su fauna. En época estival el Esla bajaría como lo llegamos a conocer muchos de nosotros, con caudal muy escaso por lo que la contaminación sería más notable.

Lo que no llego a comprender es a “esas industrias” que abren “el grifo de la contaminación” y lo vierten todo al río. No, no es de recibo y más, cuando lo hacen con “nocturnidad y alevosía” esperando a que llegue la noche, amparándose en la penumbra de la caída del sol, para arrojar al río la porquería y, encima estos días que baja poco caudal como se puede comprobar en las fotos.

¿Para qué están las inspecciones? Preguntamos a la JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN. Esa es la labor que deben hacer periódicamente en todos los polígonos industriales y sancionar o cerrar aquellas industrias o empresas que no cumplan con las normas.

Es bueno dar trabajo a los españoles pero no a costa de nuestra naturaleza.

Galeria de imagenes

Un comentario

  1. alberto parajon

    4 agosto, 2017 en 1:18 pm

    Ttropece de nuevo y con la misma piedra.Cualquier individuo bueno o malo,nativo o foraneo sabe que el miedo en España ya no existe y por lo tanto lo unico que separa al bueno del malo es la conciencia ya que el miedo a todo ha desaparecido..vaya se puede romper cualquier ley sin miedo a cualquier tipo de repercusion.Espero la buena conciencia poco a poco salga a floto antes que todo se hunda…poco a poco?saludos.