38 socios del Club Deportivo de Pesca Órbigo, se dieron cita en el Puente Paulón para una jornada de pesca “diferente”
Salieron 29 lucios, algunos de gran porte
Churros con chocolate a la llegada y una gran churrascada a la hora del “vino” para reponer fuerzas
Los “lucios de oro, plata y cobre” se entregarán, junto con el resto de galardones de la temporada de pesca, en la cena de Navidad del club que se celebrará, el 25 de Noviembre, en el Paso Honroso

Fotos y texto: Eduardo García Carmona-Josamel y archivo

Este sábado último, el C.D. de Pesca Órbigo organizaba un JORNADA DE PESCA DE LUCIO, en la zona del Puente Paulón, río Órbigo. Allí en la explanada contigua, zona de recreo, se juntaron 38 pescadores ávidos de ganas de continuar pescando tras el cierre el 15 de Octubre de la temporada oficial de pesca de trucha. Con anterioridad de había intentado realizar una “quedada” de pesca de ciprínidos, en el Antoñán del Valle pero, no hubo inscritos prácticamente y se tuvo que suspender.

El responsable de la actividad, miembro de la junta directiva del club, Josamel, supo lanzar por “Antena” que sería una jornada “diferente” donde la amistad, el buen rollo y las ganas de pescar se juntaron para combatir el frío y la carencia de actividad de pesca en el último mes y fueron 38 las “cañas” inscritas con sus respectivos pescadores, claro. Algunos viejos conocidos de la competición.
Después de tomar el consabido chocolate con churros al que invitó, Josamel, y que algunos terminaron enjuagando “sus dientes” con el brebaje “listerine”, se dio paso a la jornada de pesca aguas abajo del Puente Paulón.

Nada más comenzar la pesca, principalmente a cucharilla, comenzaron a salir ejemplares, con “sorpresas” en forma de truchas que algunas, también se quisieron unir a la “fiesta”, aunque volvieron al río.
Al final, una gozada con 29 ejemplares de Lucio, de varias medidas, se dieron de” morros” contra las cucharillas que les pusieron los grandes pescadores.
Como se había madrugado bastante, a las 12 horas, o sea al mediodía, llegó la “hora del Angelus” y como penitencia se hizo una gran churrascada que pagó el Club. Se comió hasta que no se pudo más.
Buena gente buen rollo y todos contentos.

Los Lucios de Oro, Plata y Cobre, que o bronce, se entregarán, junto con los trofeos de las diferentes competiciones, así como distinciones del año, en la CENA DE NAVIDAD que, este año se adelanta para el día 25 de Noviembre, una buena iniciativa del Club, para no coincidir en Diciembre con “tropecientas cenas de Navidad”. Como siempre, se celebrará en el HOTEL RESTAURANTE EL PASO HONROSO, de Hospital de Órbigo.
Allí se conocerán los nombres de los campeones de esta nueva iniciativa de pesca de LUCIOS, que tendrá continuidad para 2018 y que se espera sea, cuanto menos, igual que ésta que se ha celebrado.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.