A los pescadores nos quitan la “ilusión” por “ilusos”

Existen pescadores de primera y de segunda división, como ríos de primera y segunda e incluso cauces que dejan de ser ríos para convertirse en cloacas

Las Normativas son auténticas “torres de Babel” y se legisla de espaldas a la naturaleza

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

No, no quiero o no me da “por la gana” de escribir este año “carta a los Reyes Majos”. Total, lo mismo da, que da lo mismo. El que hace, hace sin contar con nadie y deshace, porque le da “por la gana”.

Vamos, es el cuento de nunca acabar y así nos va en la pesca, en términos generales porque, lo que menos importa es el río, los peces y los pescadores. ¿Entonces?

Como suele decir por muchas tierras, “madera pa peonzes”.

Conclusión: los pescadores tenemos lo que nos merecemos.

EL RÍO LO QUE MENOS IMPORTA

Con la llegada del nuevo año, los propósitos se disparan pero, nunca dejan de ser propósitos. Casi nunca se convierten en realidades.

Todos, pescadores y no, somos conscientes de que el cambio climático nos “va a enterrar” a todos, tarde o temprano. Nadie hace nada.

Los intereses mundiales pasan por “otros negocios” y si no, que se lo pregunten a TRUMP.

Los intereses de algunos países, no se diferencian demasiado de los intereses mundiales. Son lo que los políticos al pueblo. Suelen tener muchos propósitos pero, “después de metido, nada de lo prometido”. Y continuamos “creyendo en ellos”.

El río es lo que menos importa, incluso para los “ecologetas” como cariñosamente es llamo por llamarles “algo”. No me digan que es más importante poner coto a las especies invasoras, que también, que luchar por el cambio climático, pregunto.

El caso es que como la mayoría de estos grupos de “ecologetas” están bien subvencionados por los partidos políticos, hacen y deshacen lo que les venga a bien al “listo político de turno”.

Así las cosas, el río o la naturaleza poco importan y como dicen los catalanes “la pela es la pela”.

Nuestros ríos languidecen, se mueren y nadie hace nada por salvarlos. Curiosamente, hasta en La Patagonia donde todavía existen algunos casi “impolutos”, cada año van a menos. ¿Por qué?

¿Es a causa de la revolución de los pobres o de los ricos?

No termino de aclararme.

El río es lo que menos importa y lo primero que tendríamos que solucionar.

Lo mismo me da que haya muchos peces y que incluso, algunos, sean invasores. Se trata de “pan para hoy y hambre para mañana”.

Muchas Administraciones y particulares, en forma de Sociedades de Pescadores, se empeñan en conseguir criar peces en piscifactorías para repoblar las aguas de nuestros ríos pero, ¿para qué?

LO PRIMERO ES EL AGUA, lo segundo, también y…siempre el agua es lo más importante.

Si el medio donde deben de vivir multitud de seres vivos, incluidos los humanos, no está en condiciones óptimas, de nada sirve todo lo que intentemos.

Claro que sí que algunas medidas son buenas pero no remedian la solución nada más que a corto plazo. ¿Y después, qué?

Quizás con un año climático de sequía, las Administraciones se pongan a trabajar para solucionar los verdaderos problemas del cambio climático Aunque complicado lo tendrán. Las cosas no se pueden realizar de hoy para mañana y la CONCIENCIACIÓN es primordial.

Por este motivo, y muchos más, este año NO QUIERO ESCRIBIR CARTA A LOS REYES MAJOS, porque la ilusión de los pescadores ilusos se ha evaporado desde hace tiempo y ya no valen “rogativas” ni buenas intenciones, porque de nada sirven.

RÍOS DE PRIMERA Y SEGUNDA DIVISIÓN

Es de “juzgado de guardia”.

Existen en todas la provincia de nuestra querida España, ríos de primera y segunda división. Ojo, también de tercera e incluso “cloacas”.

Los de primera división son los que mejor se encuentran físicamente, y no debido a los “empeños” de las Administraciones sino, porque las zonas están más despobladas, o porque la civilización moderna no ha llegado o tiene poca incidencia.

Todo lo que tocamos los humanos tendemos a empeorarlo. No tenemos remedio. Aquellas zonas rurales con poca incidencia humana, aún se conservan. Son las menos pero, “haberlas haylas”.

Esos serían los ríos de “primera división” pero a medida que se van descubriendo bajan su categoría.

Los de según de división son los que algunos pescadores creen de primera. Son aquellos donde están los mejores tramos acotados de pesca, los que se utilizan para competiciones oficiales y no oficiales, los que si queremos pescarlos, debemos pagar un precio.

Las condiciones de esos ríos de segunda, que parecen de primera, cada temporada, van a menos y las Administraciones no hacen nada.

La pesca sin muerte parece la solución para paliar las poblaciones de peces pero, poco o nada más.

Efectivamente, es muy interesante, y si quieren IMPORTANTE que los pescadores ejerciten su afición con mentalidad del CAPTURA Y SUELTA pero, tampoco es la solución. Es un remiendo.

La solución continua estando en el agua. El AGUA ES VIDA y si no la cuidamos, nos encontraremos, cada temporada más muerte.

De los ríos de segunda se pasa a los de tercera, de cuarta…hasta llegar a “las cloacas”. Todo, todo es obra de los humanos.

¿Qué queremos?

LEGISLAR Y LEGISLAR ¿PARA QUÉ?

Efectivamente. A nuestros políticos les gusta legislar y para ello se “arropan” en más y más técnicos que, al final, no les sacan las “castañas del fuego”.

¿Ustedes han visto, no ya leído, las 17 NORMATIVAS de pesca en España?

Son la “torre de Babel” que nadie quiere.

Sinceramente, pienso que los políticos se rodean de técnicos para gastar el dinero de la Consejería pertinente, o impertinente, y quitarse responsabilidades con la frase “es lo que apuntan los técnicos en la materia”…

Las Normas de Pesca de cada Autonomía no tienen por dónde cogerse. En ellas lo último, siempre, es el agua.

Las PROHIBICIONES están al orden del día.

Por ejemplo, ¿alguien entiendo por qué EL PRINCIPADO DE ASTURIAS prohíbe la pesca del cangrejo rojo y señal en los ríos asturianos?

No, nadie.

Resulta que se pretende erradicar a las especie alóctonas y un año se pueden pescar a “esgaya” y al siguiente, NO. Increíble.

Y el Cormorán continúa a lo suyo.

Pero, ¿de qué nos quejamos?

Los humanos hacemos mucho, mucho más daño que el Cormorán y otras aves o animales del medio natural, sean o no autóctonos o alóctonos.

Primero, señores, es EL AGUA, después todo lo demás y, en determinado orden.

Esto, no tiene solución, de ahí que no escriba a los “Reyes Majos” porque la “ilusión de los ilusos” sólo sirve para un determinado momento y lo IMPORTANTE ES EL FUTURO.

¿Qué les vamos a dejar a nuestros, hijos, nietos y biznietos?

Galeria de imagenes

2 Comentarios

  1. Luis Trujillo

    5 enero, 2018 en 6:13 am

    Has dado en el clavo Eduardo: Lo primero el agua.
    En todas partes se transforman hectáreas de secano en regadío.
    En estos días sin agua en los ríos y con el Adaja seco, en Ávila los políticos nos piden consumo responsable, y se puede ver regar las calles y aceras….No lo entiendo.

  2. Venancio Alvarez Lopez

    4 enero, 2018 en 5:14 pm

    Eduardo esa es la verdad……un engaño tras otro.
    Una gestión desastrosa….que terminara con los peces, con los rìos y con los pescadores.
    Una Ley que son incapaces de cumplir adaptàndola a su gusto……
    Pero al 90% por poner una cifra…..le interesa muy poco.
    Mientras las truchas sean de “plastico” o de padres desconocidos abunden tan contentos……mientras prohibieron la ninfa y aceptaron el perdigón todos contentos…..
    Estoy harto y por eso digo drsde aquì que seguramente sean unas de mis ùltimas crìticas.