Después de cuatro dias “incomunicados del mundanal ruido”, allá en La Tapera, donde Wirma y Aníbal nos atendieron espléndidamente y, además pescando, regular en el río Cisnes donde Jose Luis, José Guti y yo pescamos donde desemboca el Cáceres para arriba, y Benito, Marcos y Lachis, La zona más baja.
tirando a mal  se pescó en el Lago Carlota, con demasiado oreja a causal del temporal.  El tercer día, al Lago Solís donde se pescó mejor con truchas de dos kilos y otras algo inferiores, especialmente Jose Luis. En la última media jornada, se volvió a pescar el alto y bajo Cisnes. En la parte alta, Benito pescó muy bien a Ninfa y regular, Lachis y Marcos. Guti, disfrutó de lo lindo y J. Luis y yo, GOZAMOS, con mayúsculas, al conseguir más de 130 truchas entre los dos, en la jornada matinal.  Una Chernobil, la Charla y la Carmonina hicieron “estragos”, con ejemplares de kilo, en buen número. Por la tarde volvimos a Coyhaique, donde por fin pudimos abrazar a Goyo, el expedicionario “perdido”. Ellos pescaron, el río Huemules, regular, tirando a mal. Goyo se estrenaba con 15 buenos ejemplares, a estréseme, mientras Frutos y Molleda, hicieron Los mismo, utilizando a Ninfa, la seca no funcionaba. La segunda jornada pasaron el Ñirehuao, donde se pescó regular tirando a bien. La climatología, no acompañó. Llegó el buen momento  de la pesca, con climatología benigna, por fin, y de pesca al Emperador Guillermo, río singular y hermoso, aunque con suerte desigual pero con buen número de capturas a Ninfa y mosca. Ahora, nos vamos a cenar y nos darán los escenarios para pescar este JUEVES. Hay que destacar en La Tapera el CORDERO A LA ESTACA PATAGONICA que nos preparó, Aníbal, un maestro del asado a la chilena. Se lo volveremos a contar en www. PESCARMONA.es

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Opción de comentar, desactivada.