El
“impresentable” presidente de la asturiana de pesca ataca de nuevo

Como
sus despropósitos son pocos, ahora “regala” salmones y dice estar contra la
pesca SIN MUERTE, a título personal


¿Se
merecen los asturianos a tan insigne
presidente? ¿Aún no le han “corrido a gorrazos”?


—————————————————- 
Texto
y fotos: Eduardo García Carmona y otros
—————————————————-

He
estado a punto de no volver a dedicarle NI UNA LÍNEA MÁS pero no puedo y por
ello, aquí tiene un espacio más de CON EL MAZO DANDO.


Nos
hemos despertado un domingo 24 de Julio con una entrevista en La Nueva España,
donde mi estimado José Luis López del Valle, director que lo fue de Radio
Nacional en Oviedo, le dedica una página a PEDRO GARCÍA PELÁEZ, más conocido en
PesCarmona como “Pedro el impresentable”.


Después
de haber leído la entrevista no he podido resistirme a decirle cuatro verdades
al, todavía presidente de la Federación Asturiana de Pesca y Casting que el día
19 de Setiembre volverá a ser reelegido por la asamblea general de 28 miembros
entre deportistas, clubes y jueces y, además, todo apunta a que ganará por
GOLEADA 22-6 más o menos. Increíble pero será cierto porque lo tiene todo muy
bien controlado.

EN
ASTURIAS HAY SALMONES PARA REGALAR

Así
reza en el titular de la entrevista y a Pedro I “El Cruel”, ¿no se le cae la
cara de vergüenza de decirlo y asegurarlo?
Por
si esta afirmación fuese poco, a cada pregunta que le hace el periodista,
suelta una incongruencia más.

Si
por él fuese, habría una temporada de pesca del 1 de Marzo al 31 de Agosto,
porque cree que hay que dejar que la “gente” se divierta en el río y se cree
riqueza.

¿Este
hombre, aunque sea presidente de la Federación Asturiana de Pesca, sabe lo que
dice? ¿Quién le habrá asesorado? ¿Cómo continúa en el cargo después de semejantes
declaraciones?

Aún
tiene mayores despropósitos éste “iluminado de la pesca”.

Representando,
como representa, a todo un colectivo de pescadores deportivos en el Principado,
cómo se atreve a decir a título personal que está contra la PESCA SIN MUERTE.
Esto es “delito” y debiera ser juzgado por “lo penal piscícola” porque es

presidente de una federación que aboga por la pesca SIN MUERTE y celebra desde
hace muchos años, todas LAS COMPETICIONES SIN MUERTE, o si lo prefieren, con el
método de CAPTURA Y SUELTA. Hay que ser irresponsable y, aunque lo diga a
título personal, la Federación Española debiera tomar nota.


Apunta
“el impresentable” que el salmón sufre más con la pesca sin muerte porque se le
saca del agua, me imagino que para la foto.
De
dónde habrá salido “este profeta” que no se da cuenta de que donde de verdad
sufre el salmón es en las manos de estos “asesinos” que los quieren desnucar o
los desnucan. LAMENTABLE.

El
pez vale más en el agua que en el plato. Un pez devuelto al agua es vida y crea
vida. En el plato se come una vez y se acabó.
¿Se
imaginan la progresión que se corta desnucando un salmón?

Calculen el número de
huevas que pone una hembra adulta (de 3 a 5.000), dependiendo de tamaño y años,
de las que sólo un 2 o 3% salen adelante en el río pero que ya significan cerca
de 200 alevines que cuando lleguen a adultos, vuelven a procrear.


No
estoy totalmente contra quienes quieren llevarse un salmón, un reo o una trucha
para casa, mientras la ley lo permita pero, sí que se cambien las tornas o, al
menos, esté mejor controlado.
Con
representantes con DON PEDRO I EL CRUEL, no es de extrañar que, a los pescadores
“nos luzca el pelo” y a los ríos les falten peces y les sobre contaminación y
furtivos.

Para
rematar “la faena” encima se atreve a decir que el futuro para el salmón en
Asturias es bueno, ¿cómo se puede atrever a decirlo pidiendo más muerte?
Si
los pescadores asturianos fuesen “los mineros de antaño” a este “impresentable”
presidente de la Federación Asturiana de Pesca le “correrían a gorrazos”. ¡Qué
país!

Si
algo tiene que cambiar en pesca debe comenzar por los ríos, continuar por lo peces,
educar a los pescadores y cambiar la normativa porque no es de cajón que en
Castilla y León la pesca sea en su totalidad SIN MUERTE, salvo en determinados
cotos y Arecs donde se pueden llevar cuatro y dos respectivamente, y en
Asturias se puedan matar ocho peces por pescador y día. Claro que en Galicia la
situación es peor. ¡Cómo se van a regenerar los ríos!


Opción de comentar, desactivada.