Una maravilla que pocos pueden igualar y que probando, probando, la llegó a “inventar”

Aunque se intente imitar es complicado realizarla tan perfectamente con la hace Alberto, quizás con el tiempo y mucha paciencia alguien consiga “clavarla”

De sencilla tiene lo justo, de perfecta, casi todo

MIGUEL ALTUNA fue su maestro y, con 14 años, realizó su primera mosca con los hilos de costura de su madre, aunque su maduración llegó con JUAN CARRAL, montador y pescador de los Corrales de Buelna, ya fallecido

A pescar comenzó con su padre que le llevaba a hombros para cruzar el río

Texto y fotos: Eduardo García Carmona y A.B.Eraso

ALBERTO BARCAIZTEGUI ERASO es un vasco nacido en San Sebastián en marzo de 1967, el mes de la primavera y del comienzo de la pesca, al menos antes, a quien no conozco personalmente pero que espero llegar a conocerle y vivir algunas experiencias de la pesca y el montaje de moscas. Un amigo en común, leonés, Venancio Álvarez, me habló maravilla de éste y aquí lo tenemos en el apartado de Montajes y Perfiles por derecho propio y porque “las leonesas” o mosquitos ahogados, aunque con pluma de los gallos de León, también se confeccionan artesanalmente en otros lugares de España e incluso en el extranjero.

Sus inicios de Alberto, como pescador, le llegaron de la mano de su padre y de sus amigos, como a una gran mayoría de nosotros. Con ellos se marchaba de vacaciones todos los años a Ordesa done, la época estival se convertía en inolvidable.

Todos los días acudían al río a pescar y todos los días, Miguel Altuna, su maestro, montaba las moscas para toda la cuadrilla. Viendo a Miguel con el montaje de moscas, Barcaiztegui Eraso, nuestro protagonista, se quedaba extasiado y, ya con unos 14 años, se atrevió a realizar su primera mosca. Curiosamente, su madre le pilló con los hilos de costura, alfileres y cortándose mechones de su propio pelo para confeccionarla. Me imagino lo que podría haber pensado su progenitora cuando vio al niño manejando hilos, tijeras y alfileres pero, sobre todo, al comprobar que la mosca contenía sus propios pelos.

Al final, terminó aprendiendo a confeccionar moscas para pescar con Miguel Altuna y ya, sin necesidad de cortarse mechones de pelo. Así fue como comenzó a aficionarse al montaje de moscas, además de engancharse a la pesca con su padre, que le llevaba a pescar vadeando el río, con él a  sus espaldas.

Siendo un adolescente, recibió como regalo de Reyes Magos, sus primeras botas de pesca, cadenas, etc.

Con los años, fue creciendo como montador y como pescador, a base de observar mucho e imitando moscas. Su maduración en estos apartados, está ligada a su padre y otro de sus buenos amigos que, desgraciadamente, ha fallecido, Juan Carral, de Los Corrales de Buelna (Cantabria), excelente montador, pescador y conocedor de los gallos de León. Con ellos compartió sus mejores momentos de pesca.

También, gracias a Internet, a partir del año 2000 contactó con muchos aficionados a la pesca y, especialmente el montaje de moscas. Los chats con amigos, que aún conserva, y las experiencias compartidas, los secretos que tenía expuestos para comprobar que la pólvora se había descubierto hacía muchos años  y, sobre todo, que hay un enorme conocimiento en todos y cada uno de los pescadores de este país.
“Lo mejor de la pesca son los amigos, los encuentros, las risas y lo que de ellos se aprende”,  ya sea a pie de río, en La Vecilla, o donde se tercie”, y es que Alberto Barcaiztegui Eraso es un enamorado de los ríos de León donde tiene muy buenos amigos y conocidos, como es el caso de Venancio Álvarez.

Hoy presenta para los seguidores de PesCarmona, una de sus más singulares creaciones que, personalmente, me ha sorprendido.

MOSCA DÁNICA BEIGE


La mosca que hoy nos muestra Alberto dice, “la considero mía, más allá de que alguien la monte, ya que llegué a ella probando e inventando”.
La base es el subimago de Dánica Myfly… y, “probando tonos, observando el río, mis combinación es la mezcla de dos moscas para mí fundamentales, La Paleta, 3256, con brinca hueso y el 3253, con brinca avellana”.

Paso 1: 

Foto de los componentes de la mosca DÁNICA BEIGE

Paso 2:

Montamos los cercos y 1/3 del cuerpo con el 3256 brincado en hueso.

Paso 3:

 Disponemos dos hebras del 3256 como costeras laterales, la brinca avellana de la parte superior y empezamos a montar la parte superior con el 3253.

Paso 4:

Finalizamos el cuerpo superior.  Vamos colocando las costeras laterales sujetándolas con la brinca avellana.

Paso 5

Vamos colocando las costeras laterales sujetándolas con la brinca avellana.

Paso 6:

Cuerpo terminado. 

Mosca terminada con una “compañera” ya zurrada.

Materiales:

Anzuelo TMC 100 SPBL #14

Pluma indio entretiempo.

Seda inferior La Paleta 3256 brincado hueso.

Seda superior La Paleta 3253 brincado avellana. Cabeza avellana.

Galería de imagenes

Conclusiones:

Se trata de una “mosca especial” que suele pescar todo el año, dependiendo del río y la zona donde se vaya a pescar. A partir de Mayo o Junio es el mejor momento para su utilización.

2 Comentarios

  1. Marcelo Fernandez

    8 diciembre, 2017 en 5:53 am

    Hermoso trabajo, muchas gracias por compartirlo.

  2. Venancio Alvarez Lopez

    5 diciembre, 2017 en 8:06 pm

    Que ganas tenía de ver a esta persona en tu página de PERFILES Y MONTAJES.
    Podía escribir estas letras influenciado por mi amistad, ya de muchos años……pero no es así.
    El solo siempre ha sido el Faro que alumbra a los Navegantes, el que con su luz, muchas veces nos sacó y sigue haciéndolo, de las tinieblas.
    Una persona constante, abierta y comunicativa es como tener una Joya de mucho valor a tu disposición.
    Bien merecido tienes en salir en este Blog de prestigio que Eduardo García Carmona a puesto a nuestra disposición, muchos han salido en estas páginas hasta este “paisano” que le gusta defender y recordar esta modalidad de pesca.
    Desde que te conocí, te he seguido, y he leído tus artículos, muchos releídos mas de una vez porque son como un libro de consulta un diccionario sobre el placer de montar las moscas, de descubrir algunas que con tu paciencia y observaciones nos presentas, no te ha metido miedo esos montajes difíciles como la mosca que ayer presentamos en la que yo decía “es una prueba de reválida de montaje” y “ésta ahogada tiene tela”…..y así hoy tenía razón Jose Miguel Olmos Ubeda…..este año va a ser un año de montajes con costeras.
    Ole, ole, ole………yo solo he participado en aconsejar en algo que Eduardo ya había pensado……”me gustaría ver por aquí a esos montadores foráneos”…..que no solo somos los de León los que nos gusta hacer Moscas ahogadas…..no voy a mentir nombré a dos creo..y el primero ya está aquí, entrando por la puerta grande.
    Y yo me siento halagado el tener la opción de verte, leerte y copiarte….Gracias Alberto Barcaiztegui Eraso por compartir tus conocimientos, a los que ya llego algo tarde, pero satisfecho de tenerte tan a mano aunque sea virtualmente.
    Gracias Eduardo por tu trabajo en dar a conocer y pregonar a los cuatro vientos, este estilo o modalidad tan antigua, es imposible que se pierda y aunque no lo veamos aguantará los embates de otras que llegaron y se quedaron, pero las dos formas me refiere a secas y ahogadas tienen sitio en los Ríos no solo de León, en los Vascos, en los de Rioja y allí donde haya truchas.
    Por todo esto sigo aquí, en este deporte, en las Redes Sociales porque me ayudan a conocer a personas maravillosas y porque me compensan algunos malos ratos que también los hay.