La Junta Vecinal de Beberino de Gordón (León), Fundación Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, La asociación Ecologistas en Acción en la provincia de León, AEMS Ríos Con Vida, Seo Bird Life y habitantes de la zona, a título personal, presentaron ALEGACIONES que se han tenido en cuenta


Así se recoge en el BOCYL nº 136, de 16 de Julio, página 28954 y sucesivas, cuyo enlace es: http://bocyl.jcyl.es/boletines/2018/07/16/pdf/BOCYL-D-16072018-10.pdf

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

No siempre ganan los poderosos y un proyecto para la construcción de una mini central eléctrica en la localidad leonesa de Beberino de Gordón, ha perdido EL PULSO al que había sometido a toda la población de ésta localidad próxima a La Pola de Gordón, a cuyo ayuntamiento pertenece como junta vecinal, y a diversos colectivos como: Fundación Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, Asociación Ecologistas en Acción en la provincia de León, AEMS Ríos Con Vida, Seo Bird Life y diversos habitantes de la zona.

Beberino está de enhorabuena y con la frase popular “todos a una” como en Fuenteovejuna, ha conseguido parar un proyecto que estaba en marcha intentando ser una realidad desde Fundación Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, La asociación Ecologistas en Acción en la provincia de León, AEMS Ríos Con Vida, Seo Bird Life y habitantes de la zona, desde el 23 de febrero de 2011, cuando tuvo entrada en la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la solicitud para la determinación de sometimiento o no a evaluación de impacto ambiental, junto con el documento ambiental, referente al proyecto «Minicentral hidroeléctrica “La Sierra” en el río Casares», remitido por la Confederación Hidrográfica del Duero.

Desde PesCarmona, nuestra más cordial enhorabuena por LA LUCHA Y TESÓN demostrado pero, sobre todo porque una zona que “parecía fenecería” bajo las aguas de una mini central, se ha quedado en “agua de borrajas”, aunque con UN SUSTO TREMENDO EN TODA LA POBLACIÓN.

DESCRIPCIÓN Y UBICACIÓN DEL PROYECTO EVALUADO DE LA MINI CENTRA LA SIERRA

El objeto del proyecto es la implantación de un aprovechamiento hidroeléctrico en el río Casares, en la localidad de Beberino de Gordón, que pretende la instalación de una minicentral de tipo fluyente de 120 Kw de potencia y un caudal máximo de 4,0 m3/s, utilizando un azud y una conducción de agua ya existentes, aprovechando un salto bruto de 4,15 m y un salto neto de 3,68 m entre las cotas 1.019,31 m.s.n.m. donde se localiza el azud de captación y los 1.015,46 m.s.n.m. donde se localiza el punto de retorno del agua desde la minicentral. Las coordenadas respectivas son: X=280946; Y=4749571 y X=280939; Y=4749379 (UTM WGS84 Huso 30). La potencia máxima que se alcanzará con el caudal máximo será de 122,23 Kw, mientras que la producción estimada de energía será de 659.488 Kw.h/año. El azud actual tiene, en algunos tramos de la coronación, una menor altura sobre el cauce de la proyectada, necesitando pequeñas reparaciones en coronación para derivar el agua hacia el actual canal que suministra agua para el riego de huertos y prados en la localidad de Beberino de Gordón. Este canal tiene una longitud de 180 metros, planteándose el tendido en su lecho, a lo largo de todo su recorrido, de una tubería que iría recubierta con tierra, con lo cual desaparecería el actual canal a cielo abierto.

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO «MINICENTRAL HIDROELÉCTRICA “LA SIERRA” EN EL RÍO CASARES, EN BEBERINO DE GORDÓN», EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE LA POLA DE GORDÓN (LEÓN) (EXPTE.: I.A. 024/2014-24)
Boletín Oficial de Castilla y León Núm. 136 Pág. 28962 Lunes, 16 de julio de 2018


DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

Se informa desfavorablemente el desarrollo del proyecto referenciado, por los siguientes motivos: En el informe de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero, recibido el 1 de marzo de 2018, durante el trámite de información pública y de consulta del proyecto y del estudio de impacto ambiental, en sus conclusiones se indica lo siguiente: «Desde el punto de vista de la inundabilidad, la experiencia nos indica que ha habido episodios de inundación en los que la sobreelevación que produce el azud ha afectado a la carretera LE-473, que discurre paralelamente por la margen izquierda del río Casares. Este es un asunto que no se menciona en la documentación técnica aportada y que debería tenerse en cuenta a la hora de tramitar la concesión. La falta de un estudio de avenidas específico en la documentación técnica, unida a las carencias que se han detectado e indicado en los anteriores puntos, conduce a que no se pueda emitir un informe favorable desde el punto de vista de la planificación hidrológica». En cuanto a la calidad de las aguas indica lo siguiente: «Según un informe emitido por el Área de Calidad de las Aguas de esta Confederación Hidrográfica, recibido en esta área de Gestión Medioambiental e Hidrología con fecha 6 de febrero de 2009, en los últimos tiempos se viene observando el paulatino empeoramiento sufrido por la calidad de los tramos afectados por la construcción y recrecimiento de azudes para aprovechamientos hidroeléctricos. Una de las causas más reseñables de dicho empeoramiento es la eutrofización de las aguas, que tiene como consecuencia una disminución progresiva y significativa de su calidad, pudiendo producirse además episodios de toxicidad por presencia de cianobacterias». En el informe emitido por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, de fecha 24 de octubre de 2017, se indica que en el río Casares, al presentar buenas condiciones de habitabilidad, están presentes las siguientes especies: mamíferos asociados al agua como la nutria (Lutra lutra) y el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), así como aves asociadas a este medio como el mirlo acuático (Cinclus cinclus), especies incluidas en el Anexo II y Anexo V de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y en el anexo del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en el Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. La Directiva Marco del Agua considera las barreras transversales como una de las presiones sobre las masas de agua, resultado de la actividad humana. Uno de los programas que los estados miembros han de acometer es la recuperación de la continuidad longitudinal de los ríos, ya que es uno de los parámetros hidromorfológicos a utilizar para la determinación del buen estado ecológico de las masas de agua. Los estudios hidrobiológicos realizados para evaluar el estado de las poblaciones de peces existentes, características particulares del medio y su entorno próximo e identificación y análisis de los factores que inciden, ponen de manifiesto la necesidad de conservar la conectividad longitudinal del río, que desaparece con el azud de derivación.

En el estudio de caudales mínimos, realizado para determinar los caudales que conviene respetar en las épocas de freza, incubación y alevinaje, así como en el resto del año, todos ellos adecuados a la trucha común, se considera que el tramo es sensible a la detracción de caudales, que puede suponer mermas de habitabilidad. Con la explotación de la central se han de producir afecciones y modificaciones en el régimen de aprovechamiento, en el fomento de las poblaciones piscícolas y de conservación del ecosistema fluvial. La cuenca del río Casares presenta unos altos valores naturales, una gran calidad de agua y una densidad alta de trucha (Salmo trutta), con condiciones favorables para su reproducción. Esta población no está contaminada genéticamente al no haber introgresión con poblaciones procedentes de repoblación. Se producirían efectos negativos sobre la fauna, especialmente sobre la población de trucha (Salmo trutta), que en este tramo del río presenta una alta singularidad genética, nutria (Lutra lutra) y desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), siendo esta última una especie endémica de la península ibérica, considerando además que estas especies figuran en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, entre las que se encuentran especies protegidas por la Directiva 79/409/CEE. Teniendo en cuenta las características del proyecto, se considera que la modificación de las condiciones ambientales actuales podría causar afecciones a la fauna ligada al medio acuático, por fragmentación de la continuidad del río o alteración de sus hábitats esenciales, incluso después de aplicadas las medidas correctoras propuestas en el estudio de impacto ambiental. En conclusión, a pesar de las medidas preventivas y correctoras propuestas por el promotor y en base a los informes emitidos, se estima que el proyecto no garantiza una adecuada preservación de los recursos naturales presentes en la zona por los motivos anteriormente indicados.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.