200 ejemplares han sido trasladados hasta la estación de alevinaje de Mestas del Narcea 

Cuando se comprueba la aclimatación se bajarán, desde el Centro Ictiogénico de Villajur, el resto

Fotos y texto: Eduardo García Carmona y Mestas del Narcea

Una buena noticia ha sido que las dos sociedades de pescadores de la ribera del río Narcea hayan acercado posturas evitando los continuos enfrentamientos que no conducían a nada porque el único perjudicado era el río y los aficionados que a él acuden.

En lugar del “divide y vencerás”, ahora se puede decir que “la unión hace la fuerza” y por ello, y fruto de las gestiones realizadas entre las sociedades de pescadores del Narcea y la Consejería de Agroganadería del Principado de Asturias,  se ha realizado el traslado de algo más de 200 reproductores de trucha,  desde el centro ictiogénico de Villajur, en Cangas del Narcea, hasta la estación de alevinaje de Quintana y, una vez que se compruebe su aclimatación al centro, se procederá a bajar los casi 800 restantes. 

El transporte se ha llevado a cabo en la cuba  de Mestas del Narcea.

Las dos sociedades de éste río, Fuentes y Mestas del Narcea,  esperan que esta gestión de todos, abrir un nuevo futuro para el río Narcea y, sobre todo, para los pescadores de Cangas del Narcea,  esperando superen sus reticencias, tanto de un lado como de otro, y celebren en 2018, el inicio de una etapa ilusionante para todos los cangueses.

Aunque en PesCarmona somos partidarios de que la “verdadera piscifactoria” tiene que ser el río y, pese a lo que digan los ecologistas, mientras no se encuentre otra mejor manera de regenerar nuestros ríos, bienvenidos sean estos métodos. Lo ideal sería que el Principado, aquí, y el resto de autoridades competentes en el resto de autonomías, trabajen por y para el río para que vuelvan a ser lo que fueron hace 50 años, sin ir más lejos.

Galeria de imagenes

Comentarios cerrados