En Puente Nueva (Burgohondo), acondicionando
antes de que comience la temporada truchera el día 20 de Marzo
Asistieron 30 voluntarios concienciados
con lo que significa la naturaleza y mantenerla limpia
Se ha sacado ruedas de vehículos,
plásticos de todo tipo, vidrios y hasta un asiento de un coche
Con la presencia de Náyades en el cauce
del Alberche, flores en la pradería y un tiempo espléndido finalizó la jornada
con una comida de hermandad

————————————————————– 
Texto y fotos: Club D. de Pesca Valle de
Iruelas
————————————————————– 
Este pasado domingo, alrededor de 30
socios y simpatizantes del Club Valle Iruelas, se han reunido en la zona de
“Puente Nueva” (Burgohondo), con el objetivo de realizar una jornada de
Limpieza de márgenes, ya tradicional en el calendario del club.
Una jornada de concienciación, con la
participación de niños y mayores, reivindicando que el río no puede con todo lo
que se le echa, y del que se han sacado ruedas, plásticos de todo tipo, latas
de refrescos, vidrios, e incluso un viejo asiento de automóvil. Increíble.
Una estupenda ocasión de volver a reunirse
en una actividad en la que los participantes han disfrutado de un magnífico día
primaveral en la naturaleza, y además en vísperas de la apertura de la veda de
la trucha, cuando los pescadores se volverán a juntar para comentar lances y
jornadas de pesca futuras con toda la emoción de una temporada truchera que
arrancará en 7 días.
Gran día para el río, y jornada de
disfrute para los participantes, que año tras año muchos de ellos repiten, y
otros, para los que es la primera vez que nos acompañan, pero con un entorno
tan bonito como el río Alberche a la altura de “Puente Nueva” (Burgohondo), no
es de extrañar que hayan preguntado que dónde y cuando será la próxima
actividad de este tipo en el club.
Una actividad en la que lo más
importante es la concienciación, y no precisamente de las 30 personas que han
asistido, ya que están de sobra concienciados, sino de aquellos que sin prestar
atención al mal que hacen, descuidan todo tipo de residuos junto al río, y que
con las crecidas terminarán dispersándose por el cauce con el desagradable
aspecto que muestran.
En esta jornada se han podido ver alguna
que otra trucha en el río, las primeras flores que anuncian la cercana
primavera y algunos aspectos interesantes del río como la presencia de náyades
en este cauce.
La jornada ha concluido con una comida
de hermandad, para dejar aún mejor sabor de boca.
El Club D. Valle de Iruelas quiere dar
las gracias a los participantes, héroes anónimos por intentar con su trabajo a
pie de río,  disfrutar de una naturaleza
limpia y diversa.
El Club se compromete y apunta “repetiremos”.

Opción de comentar, desactivada.