En casi todas las Comunidades Autónomas se permite la repoblación de lagos de pesca con ésta especie, menos en Extremadura, ¿por qué?

Lo único que están adelantando los políticos con ésta medida es que los pescadores se vayan a otras Comunidades limítrofes a pescar

No se puede ser más “papistas que el papa”…

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

En Mérida se celebró la primera manifestación de pescadores, agricultores e industriales para que se derogase el Real Decreto Ley sobre Especies Invasoras que está, aún, complicando la subsistencia de miles de familias.

Si en la capital de la Autonomía de Extremadura comenzó “la batalla” con movilizaciones, lo más incongruente es que la JUNTA DE EXTREMADURA no autorice la repoblación de una de las especies incluidas en dicho catálogo que, parece tiene los días contados, a poco que los políticos en el Congreso de los Diputados y el Senado se pongan el “mono de currelo” y dejen de ser oportunistas para todo.

No es de recibo que todo lo que se haga sea compromiso o intereses de partido porque erradicar la CARPA en España que lleva más de 2.000 años, sería prácticamente imposible. Terminar con la TRUCHA ARCO IRIS, más de lo mismo.

¿Entonces?

Mientras el Real Decreto de los ecologistas continúa ahí y su derogación se complica, según se mire políticamente, el caso es que en toda España se permite la repoblación de truchas Arcos Iris en lagos y lagunas artificiales, con vistas al disfrute deportivo menos en EXTREMADURA. ¿Por qué?

Nadie lo entiende porque si el Real Decreto no permite el transporte de la especie viva y en las demás autonomías hacen la “vista gorda” hasta que se solucione el tema, la JUNTA DE EXTREMADURA no puede ser “más papista que el Papa”, digo.

Se están celebrando competiciones de pesca en Lago en toda España, incluso próximamente, se va a celebrar el Campeonato de España en el Lago de Bellpuig, en Lérida entonces ¿por qué en EXTREMADURA no se puede repoblar con ésta especie? Los pescadores extremeños para poder realizar su Autonómico de Salmónidos Mosca Lago, emigraron al Lago Jabares, en León.

Doctores tiene la ciencia pero “cabezones”, también y, claro, la JUNTA DE EXTREMADURA no quiere saltarse la ley que, hoy por hoy, se encuentra en un impase de legalidad porque don “decía Diego, ahora no es así”.

Lo único que está adelantando la JUNTA DE EXTREMADURA es que, parte del dinero de los aficionados a la pesca se vaya a otras autonomías próximas, especialmente a Castilla y León, donde los lagos de pesca funcionan con toda normalidad.

Además, están ARRUINANDO a los propietarios de lagos en Extremadura.

¿“Los cabezas pensantes” de ésta autonomía no se dan cuenta del daño que están realizando?

¡Qué pena señores…!

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.