Un
ejemplo a seguir intentando solucionar lo que la propia naturaleza destroza y
algunos desalmados ensucian


La
Sociedad de Pescadores que preside, Enrique Berrocal, velan por los intereses
de los ríos y los pescadores



Desde
que se inició 2015 son varias las salidas al Narcea para repoblar con alevines
y jornadas de acondicionamiento de márgenes o limpieza de cursos


—————————————————————————– 
Texto:
Eduardo García Carmona. Fotos: Mestas del Narcea
—————————————————————————–
Me
siento orgulloso de pertenecer a una sociedad de pescadores como MESTAS DEL
NARCEA por muchos motivos pero, especialmente, por la gran labor que
desarrollan en “su río” Narcea, trabajando con el único fin de que el río, la
naturaleza y los propios pescadores que la disfrutarán a posteriori, se
encuentren cómodos, felices…

No
se trata de cobrar una cuota a los aficionados y decir adiós, se trata de
trabajar y sacar rendimiento a la misma, así como a las subvenciones del
Principado o de donde lleguen.

Hay
que poner en valor la naturaleza que primero hemos destrozado por uno u otros
motivos y, ahí está Mestas trabajando para conseguir dejar lo más apropiado que
se puedan, los recursos de la propia naturaleza que utilizamos y maltratamos en
muchas ocasiones los pescadores.

Estas
últimas jornadas de Mestas del Narcea se han desarrollado en el río Narcea con
buena asistencia de socios y simpatizantes, aunque no son todos los que se
necesitan.

Han
limpiado accesos a las orillas, parte del curso y sobre todo han trabajado por
dejar expedita “algunas de las autopistas del río”. Me refiero a zonas donde
los árboles arrastrados por los temporales de agua y sus crecidas, han colmados
zonas tradicionales de pesca, caso de La Isla, de donde se han  sacado árboles enteros del curso del río,
algunos con cebos trabados en ramas y troncos, con anzuelos, moscas y
cucharillas.

Una
gran labor que debiera contar con muchos más apoyos porque el río no es de
Mestas del Narcea, es de todos los aficionados a la pesca pero, también, de
todos los que de una forma, u otra, viven de él. ¿O es que el río sólo es para
pescar?

CONCIENCIACIÓN

Quizás
a Mestas le falta la labor de CONCIENCIAR a los aficionados para que, el
CAPTURA Y SUELTA se vaya convirtiendo en una realidad porque, al paso que vamos
los SALMONES, REOS Y TRUCHAS van  ser
conocidos por nuestros nietos sólo por FOTOGRAFÍA. No basta con repoblar, la
mejor repoblación es la propia naturaleza.

Sería
una gran pena que, viviendo en el siglo XXI donde los adelantos son tantos,
continuemos haciendo las cosas mal. Si en Castilla y León se ha llevado a
efectos un LEY DE PESCA vanguardista en favor del río y los peces,
especialmente, la trucha como especie preferente, en Asturias podría hacerse
algo parecido, por no decir igual, pese a       que
las comparaciones son odiosas. Es una pena que en cuatro días las zonas libres
de pesca estén “esquilmadas” y que si queremos pescar con garantías debamos ir
a los Tramos Sin Muerte pero, es así, señores.

No
estoy totalmente de acuerdo con las prohibiciones porque suele ocurrir que lo
prohibido es lo que más “llama la atención” pero, se puede legislar como en
Castilla y León, aunque sería

conveniente MEJORAR el desarrollo e la Ley. Por
ejemplo, los ARECS me parecen pocos allí, y dejar llevar sólo dos capturas por
pesador y día, cuando en los cotos se pueden llevar CUATRO truchas, me parece poco
pero, eso es “harina de otro costal”.


Lo
dicho, la naturaleza nos necesita y si no le hacemos caso, LA PESCA y nosotros
mismo estaremos acabados. Habrá que intentarlo, ¿no?
Opción de comentar, desactivada.