Maestro y alumnos se pusieron al día para preparar la futura temporada de pesca y corregir defectos del lanzado

El C.D. de Pesca “Valle de Iruelas”, de Ávila,  estuvo perfecto en la organización de un curso que se cubrió mucho antes de lo esperado

La actitud de los socios del club fue la máxima para no perder “hilo” en las charlas sobre líneas, bajos, derivas, lances de presentación, respiración y corrección de errores…

Y después, llegaron las prácticas quitando “vergüenzas y defectos”…

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona, J. Nieto y Valle de Iruelas.

Algo tiene un club de pesca para que cuando “se tocan a arrebato las campanas” todas suenan a música celestial. Ese “algo” lo tiene una sociedad de pescadores en Ávila como el C.D. de Pesca “Valle de Iruelas”, que aunque no en “el valle” y si en la ciudad, son naturaleza viva de una afición la pesca que les llena y compensa de alegrías y amistad.

Algo tiene un club como éste para que cuando se hace una convocatoria de actividad, hasta los socios de Zamora o Madrid, por poner un ejemplo, en una jornada completen la misma.

Parte de la culpa la tiene “el maestro del lanzado” JOSÉ NIETO (J.) que imprime tanto cariño a todo lo que realiza que, con un crujir de dedos, el curso se completa.
Pues bien, todo estos seguidores de Pescarmona, para poner UN DIEZ, a la organización, maestro y alumnado de un curso de LANZADO que se ha celebrado éste sábado en Ávila.
El
curso se desarrolló en dos partes: teórica y práctica.

Los 15 pescadores que se marcaron como tope u objetivo, se convirtió en un número ideal para la mejor enseñanza, dirigida a la personalización de temas a impartir. Algunos socios de “Valle de Iruelas” acudieron desde Madrid y Zamora.

Durante el curso se tocaron temas muy interesantes sobre: líneas, bajos, derivas, lances de presentación, correcciones, respiración, entre otras…

El interés demostrado por los socios fue de DIEZ. No paraban, tanto en la parte teórica como en la práctica de preguntar, y no se cortaron ni en salir a la palestra y demostrar sus previsibles errores para poder ser identificados y corregidos.
“Esa en la actitud para aprender”, apuntaba el maestro J. Nieto, añadiendo que “la vergüenza hay que dejarla en casa”. Y es que, para todo en la vida, el interés por algo y las preguntas para despejar dudas, son mis motivaciones para continuar enseñando.

Un gran curso de LANZADO que, seguro se repetirá más veces y donde el presidente del C.D. de Pesca “Valle de Iruelas”, Luis A. Trujillo Pardo, quiso dejar constancia de su agradecimiento con el “maestro”, aunque a él no le gusta ésta palabra, entregándole un trofeo único: un Toro de Guisando.

Un comentario

  1. Luis Trujillo

    25 noviembre, 2018 en 2:06 pm

    Muchas gracias por la crónica Eduardo.
    Siempre atentoba todo lo que tiene que ver con la pesca en España.
    Un abrazo.
    Luis Trujillo.