¿Merece
la pena “morir” por la pesca cuando te lo quieren quitar todo?
Un
paisaje, el sonido del agua, las truchas, reos o salmones, el olor a hierba, la
amistad…

¿Eso
es la pesca?

¿Qué
son los ecologistas o los políticos?
————————————————–
Texto
y fotos: Eduardo García Carmona y otros
———————————————————-
Tenía
ganas de mostrar mis sentimientos a pie de río y describir mis reflexiones
sobre nuestra pasión: LA PESCA.

No
pretendo ser un “pijo” enamorado, aunque me importa un bledo lo que digan los
demás. Soy yo y, así vivo mi pasión, no como otros que gustan de criticar por
criticar, calumniar por calumniar con el único afán de “manchar”, si es que
pueden, el nombre de ilustres pescadores.

No
hace muchas fechas, estando a orillas del río Torío con un buen amigo, Rodrigo
Núñez, más conocido por Lachis Padela Vida, comencé a estirar mi imaginación
con lo que estaba viviendo, sintiendo, disfrutando…

La
pesca significa muchas cosas y cada pescador aficionado la siente de de forma
distinta. Nunca se podrán hacer dos definiciones iguales, aunque sí muchas
parecidas que conducirán a un mismo destino.

Llevo
toda una vida pescando y desde aquel día en el que saqué mi primer pez (un
piscardo), en el río Nora, en Colloto (Asturias), cuando con una pandilla de
niños amigos del barrio nos fuimos, una vez más, por las vías del ferrocarril
de vía estrecha en dirección al río para bañarnos disfrutando de nuestra
ternura infantil, jamás me he separado de la naturaleza, la pesca, la amistad,
compañía, diversión… algo que se ha convertido en mi verdadera pasión.

Por
el camino cogíamos moras que metíamos en una botella y machacábamos con un palo
para sacarles el jugo y mezclarlo con gaseosa que nos regalaban en la fábrica
de La Casera.

Éramos
niños de no más de 10 u 11 años y, por más que no dijesen en casa que por la
vía del tren no se nos ocurriese ir, hacíamos oídos sordos. Darnos un chapuzón,
pescar unos peces con un palo de avellano, de cuyo extremo pendía un hilo de
bramante donde atábamos directamente un alfiler doblado era nuestra pasión,
nuestro juego diario y nuestro desafío.

No había más que jugar en la calle con
la pelota, a “pío campo”, al escondite metiéndonos en los agujeros abiertos en
los bajos de nuestra vivienda para ventilación, donde siempre encontrábamos
alguna sorpresa y las ratas eran como “burras” de grandes. Eran otros tiempos y
no existían los peligros de hoy en la calle o éramos inmunes a todo.


Estos
recuerdos me aparecieron en mi jornada con Lachis y me persiguen siempre que me
pongo “meloso” con la naturaleza y la pesca, o me da por meditar sobre lo que
ha sido y es hoy nuestra gran afición.

El
puente del ferrocarril de Matallana que atraviesa el río Torío es el lugar de
encuentro y de ahí mi reflexión infantil porque el sonido del ferrocarril de
FEVE me llevó al recuerdo de la vía del ferrocarril de Económicos, en Asturias,
que así se llamaba.

LA POLÍTICA Y LOS ECOLOGISTA

El
sonido del agua, la arboleda junto al río, los pájaros, el olor a hierba
mostraba todo su encanto natural y mientras caminábamos rumbo a nuestro destino
de pesca comentábamos diversos temas. Pasábamos junto a la depuradora y
lamentábamos su estado y falta de funcionamiento. Junto a la piscinas y el
camping, y criticábamos la dejadez municipal que realizó unas obras con dinero
de Europa y todo estaba abandonado. Increíble, una especie de chalets-cabañas
sin estrenar y que están abandonadas, con algunos cristales rotos, antes de
inaugurarlas.

No
quiero continuar pero, esa es la política en nuestro país, “PROMETER HASTA
METER”. Lo mismo da un signo que otro porque todos son iguales por mucho que
los quieras mirar con uno u otro cristal. Si Europa mandaba dinero, había que
gastarlo en lo que fuese, se necesitase o no y, si la obra se la llevaba algún amigo, mejor.

¿Qué
hacen los políticos con nuestra afición de la pesca o la caza?

Más de lo mismo. Mientras haya votos, se mueven y prometen.

Ante
unas próximas elecciones generales, los pescadores deberemos posicionarnos. Primero,
como ciudadanos pero, no podemos quedarnos fuera en lo que a medio ambiente,
naturaleza, pesca o caza, se refiere.

Los
hay que pretenden acabar con todo. Los hay que lo que hacen es dejar las cosas
escritas “con medias tintas”. Los hay que, si no es para “chupar” no mueven un
dedo y cuando lo hacen ya se ha jodido todo.

Es
lamentable que lo más importante, el medio natural, importe poco a los
políticos, aunque dicen, que cada vez más. Eso sí, unos se alían con unos y
otros con otros. Por ejemplo, en los últimos años siempre hay algún grupo
ecologista que se apunta a las elecciones. Son partidos a los que los
pescadores y los amantes a la naturaleza, e incluso ellos mismo, se llaman VERDES,
verdes por fuera y rojos por dentro y con pepitas, como la sandía pero, eso ya,
casi ni importa.

El
caso es que esos que pretenden dar lecciones de naturaleza, medio ambiente o
ecología en general que, pretenden salvar a la tierra, que pretenden dar vida a
todo, son los primeros en MATAR.

Ellos,
los ecologistas, son los causantes de que la ley de Especies Invasoras, con un
Real Decreto que “salvaba las distancias”, sea la gran protagonista porque se

“metieron en camisas de once varas” para salvar a las especies autóctonas SIN
PENSAR EN LAS CONSECUENCIAS.


Las
consecuencias están publicadas en el BOE de 17 de Junio. Hay que matar carpas,
trucha arco iris, cangrejo señal…si, si, MATAR. ¡Vaya unos ecologistas!
¿Por
qué no se han preocupado de revertir al río lo que es del río y conservarlos como
tienen que conservarse?

Algunas
acciones se han realizado gracias a los ecologistas pero las excepciones nunca
confirman la regla. Ahí está el CORMORÁN sin ir más lejos. ¿No es una especie alóctona?


LA JUNTA DE CASTILLA Y
LEÓN SE PRONUNCIA

Sólo
se podrán pescar algunas especies hasta el 26 de Junio tal y como se venía haciendo,
después…¡¡¡A MATAR…!!!

ESCRITO DEL JEFE DE SECCIÓN DE LA GESTIÓN Y ORDENACIÓN PISCICOLA DE
LA JUNTA DE CASTILLA LEÓN

En relación con la publicación en el B.O.E. de la Sentencia de 16 de marzo de
2016, de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, que anula varios extremos del
Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, que regula el Catálogo español de
especies exóticas invasoras, os indico lo siguiente a los efectos oportunos de
cara a facilitar la información actualmente disponible:


COTOS INTENSIVOS DE TRUCHA ARCO IRIS:
En
relación con la trucha arco iris desde el pasado viernes quedó suspendida toda
suelta de ejemplares. La especie sigue siendo objeto de pesca, y por lo tanto
en base a las sueltas realizadas, puede mantenerse la emisión de pases de control
en todos los cotos intensivos de pesca hasta el domingo día 26 de junio de 2016
en base a las sueltas que se efectuaron previamente, que sería el último día en
que podrán emitirse pases de control en los mismos. A partir del día 27 de
junio, en los cotos intensivos se suprime la emisión de pases de control,
habiendo finalizado el período hábil en los mismos. No se podría pescar en los
mismos después de esa fecha.

CARPA: 
La carpa como exótica invasora debe sacrificarse y no podría pescarse en
la modalidad de pesca sin muerte y al igual que el cangrejo Rojo y el resto de
exóticas invasoras pueden transportarse muertos, en base al artículo 10.1 y
10.5 del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el
Catálogo español de especies

exóticas invasoras. La declaración de la carpa
como exótica invasora significa que ya no existe ni cupo ni talla, y tampoco
podrá usarse como cebo exactamente igual que el resto de especies exóticas
invasoras, algo que podía suceder en el caso de la pesca del cangrejo.


CANGREJO ROJO:
Toda
la regulación se mantiene exactamente igual y pueden transportarse muertos, en
base al artículo 10.1 y 10.5 del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el
que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras.
Confiando en haber podido aclarar las dudas al respecto. Y quedando a vuestra
disposición para resolver cualquier otro aspecto al respecto.

Atentamente, un Saludo.

Juan María Herrero Cuesta
Jefe de la Sección de Gestión y Ordenación Piscícola.

Este
es el escrito enviado a las diferentes provincias de la autonomía para aunar
criterios pero, a no tardar, o sea la próxima semana posiblemente, salgan
normas de cara a lo que dice la sentencia publicada en el BOE. ¿Por qué no
dicen nada del cangrejo señal y otras especies?

Existen
muchos perjudicados que somos los aficionados a la pesca pero, también
industriales. ¿Qué va a ser de los LAGOS DE PESCA, PISCIFACTORÍAS, etc.?
¿MERECE LA PENA MORIR POR LA PESCA CUANDO TE LO QUIEREN QUITAR TODO?
Hemos
evolucionado con los años pero, sinceramente, todavía no se si para mejor o
peor. Casi recuerdo con más cariño las carestías que tenía de niño y lo feliz
que era con poco, que lo mucho que dicen tenemos y no sirve para nada, sólo
para destruir.

Me
niego a MATAR porque fui “matarife” y por ende, conozco lo que significa.
Estos
días ha muerto un pescador en el río Sella practicando su afición a la pesca.
Todos los años son varios los que nos dejan por intentar sacar del río a la
reina de sus aguas, al rey o al príncipe. De verdad, ¿merece la pena?

Quizás
sean los años porque uno es jubilado y la mesura comienza con las canas pero no
entiendo nada y, cuando digo nada, es NADA.
Vamos
al río a disfrutar y en su lugar dejamos la vida de una u otra forma.
Físicamente o imaginariamente.

Físicamente,
por lo que acabo de contar de los accidentes. Imaginariamente, porque nos
“carcome” todo lo QUE NO SE HACE POR LA NATURALEZA.
Salimos
al río a disfrutar y, al final, lo pasamos fatal. Nos quejamos de todo y, casi
siempre, con razón.

¿Merece
la pena ir dejándose la vida con preocupaciones, desencantos, malhumores y
rabietas porque estos dirigentes políticos, técnicos y demás NO TIENEN NI IDEA?

No
tienen ni idea detrás de lo que andan porque si no, ¿cómo es posible que cada
día que pasa, con más y más adelantos, la naturaleza esté peor y peor?
Los
políticos porque tienen poder de decisión y los técnicos porque han estudiado
para “tontos útiles” al servicio de los políticos.


¡¡¡Qué
país…!!! 

Opción de comentar, desactivada.