Las máquinas están
removiendo las entrañas del río para evitar inundaciones y…

…lo que era “la joya de
Cantabria” se está convirtiendo en el “cementerio” del Saja

¿Dónde van a comer las
truchas de Caranceja a partir de ya…?

Seguro que a casa del
alcalde de Cabezón de la Sal o Reocín, no y, tampoco, a la del presidente de la
Confederación…

—————————————————————— 
Texto y fotos: Eduardo
García Carmona y amigos
——————————————————————
Parece el mal el año
2015, el dragado de los ríos porque, cuando no es en León, es en Asturias y,
ahora, en Cantabria donde se están CARGANDO LA JOYA de la pesca en dicha
Comunidad.

Lo más curioso es que
se trata de una obra para prevenir catástrofes naturales como riadas, con las
consiguientes inundaciones, etc. algo que suele salir muy caro para la
población, cuando no, vida humanas pero, sin estar totalmente contra estas
actuaciones realizadas por las correspondientes Confederaciones Hidrográficas,
lo que sí estamos TOTALMENTE EN DESACUERDO es que se hagan como se hacen.

La Administración
responsable de la hidrografía, la Confederación, tiene todos los papeles para
poder actuar en el río SAJA pero eso no quiere decir que tenga derecho  hacerlo como lo hace.

¿Y el SEPRONA que hace?
El SEPRONA pide los
papeles y como los tienen en regla no pueden hacer más… ¿seguro? ¿No podrían
denunciar por delito medio ambiental?

El problema surge en
los ayuntamientos.
Ahora toca turno al de
CABEZÓN DE LA SAL o quizás al de REOCÍN, pero lo mismo da, que da lo mismo. Es por estos dos municipios por donde discurre el río Saja y su acotado
de  Caranceja, el que solicita las obras puede ser uno u otro pero es el ayuntamiento, a la Confederación, por lo que el principal culpable del
desastre ecológico, es CABEZÓN DE LA SAL O REOCÍN.

Es correcto que el
ayuntamiento se preocupe por sus vecinos, lo que no es correcto es que los
beneficiarios lo sean a costa de la NATURALEZA. Vamos, que para arreglar los
problemas de inundaciones y catástrofes naturales, con el riesgo que conlleva
las crecidas del río, hay que JODER EL RÍO. ¡Hombre, ni tanto, ni tan calvo!

Digo yo desde
PesCarmona, ¿no sería mejor hacer un balance de la situación con el
correspondiente estudio medioambiental y después actuar?
Eso sería lo normal, no
hacer las obras de dragado metiendo las máquinas en medio del río y abrir
pasillo en las aguas, depositando piedras, lodo y tierra,  todo, en las orillas y convirtiendo el río en
UN CANAL más que peligroso.

Eso sería, como
apuntamos, LO NORMAL.
LO ANORMAL es que “las
cabezas pensantes” de ayuntamientos, como el de Cabezón de la Sal, Reocín y otros, y
los responsables del agua, como las CONFEDERACIONES, se dediquen a romper la
naturaleza a su capricho, dejando al río COMO UN CANAL, y a los pobres
SALMÓNIDOS como animales SIN NADA QUE COMER.

A los responsables, a
mí me gustaría  convertirles, por un
“único día”, en truchas, para que intenten comer una vez que las máquinas lo
hayan destrozado todo.
¡¡¡TODAVÍA ESTÁN A
TIEMPO DE SALVAR ALGO…!!!

LA JOYA DEL SAJA,
CARANCEJA y sus peces se lo agradecerán, estimadas autoridades porque si
continúan las obras de dragado del río, CARANCEJA SE CONVERTIRÁ EN EL
CEMENTERIO DEL RÍO SAJA.

Opción de comentar, desactivada.