Bajo
el titular: El PSOE lanza una nueva ofensiva parlamentaria con la Ley de Pesca
de CyL”, Tino Rodríguez aboga por la derogación de la Norma

Tino Rodríguez. Foto:Peio García /Ical
Según
Rodríguez, la nueva Ley de Pesca de Castilla y León ha debilitado el “turismo
rural”, cuando en realidad puede ser todo lo contrario

Según
Tino, la Ley de pesca ataca de lleno al sector de los criadores de gallos”, ¿por
qué?

Tino Rodríguez (Diario de León)
Según
Tino, la Ley cuenta con un gran rechazo social…¿?

Señor
Rodríguez, la nueva Ley afecta a todos porque al paso que vamos, “llevándose
algunos todo lo que se menea” veremos las truchas sólo en fotografías y, si se
acaban los peces, HABRÁ QUE CERRAR MUCHOS NEGOCIOS a su alrededor, muchos
trabajando con la segunda letra del abecedario, principalmente

—————————————————- 
Texto
y fotos: Eduardo García Carmona
—————————————————-
Parece
mentira que los políticos en épocas electorales se “apunten al carro que más le
conviene”.
En
León existen, más o menos, 3.000 kilómetros de ríos trucheros y había casi
50.000 licencias de pescadores. Ahora, en 2015, casi la mitad aunque,
curiosamente, si la población piscícola de salmo trutta fario era de “diez”, se
ha multiplicado por dos. O sea, los ríos tienen el doble de peces y de mejores
tamaños.

Y
ahora, en época electoral uno de los “muchos sabios que tiene el PSOE en León”,
Tino Rodríguez, líder de PSL-PSOE, viene a recordar que la NUEVA LEY DE PESCA
DE CASTILLA Y LEÓN es el gran mal de la pesca en esta autonomía y por eso le dedicamos el CON EL MAZO DANDO en PesCarmona.

Lamentable,
señor Rodríguez. A usted me gustaría encontrar en el río, con vadeador y caña,
porque así sabría de verdad de qué habla, o a qué se refiere. Quizás siendo de
Babia y teniendo el río Luna, El Grande y el Torrestío, próximos, conozca el
mundo de la pesca y lo haya practicado aunque, a tenor de lo que explica en sus
peticiones a las Cortes de Castilla y León, no ha practicado nunca el captura y
pesca y si mucho “el captura y a la sartén”.
Es
muy fácil reunirse con los que se sienten “maltratados” por la Ley. Nunca más
lejos de la realidad. Reúnase, también, con los que estamos

a favor y sobre
todo, pida documentación a todos los que se quejan de que su negocio va mucho
peor desde la entrada de la ley, porque los números no mienten, como ocurre en
el caso de las licencias de pesca.


Personalmente
no tengo nada contra usted, Señor Rodríguez pero, como pescador me da pena de
la falta de información que tiene y eso que en su propio partido tienen grandes
aficionados. Cuando lo desee le invito a que se reúna con colectivos
ecologistas, amantes de la naturaleza y la pesca, con las Sociedades de
Pescadores, con la Asociación de Turismo Rural, los criadores de

gallos, no
sólo de la Cándana, los montadores de moscas, las tiendas de pesca, etc. etc… y
claro, con la Administración encargada de la Pesca que no es otra que la Junta
de Castilla y León, de la que usted cobra religiosamente por su cargo político.


Es
muy fácil “predicar” pero, ¿dónde están los datos para sus afirmaciones?
Cuando
se los den en la Junta sabremos cuánto han descendido en 2013 y 2014 las
licencias de pesca en Castilla y León que, efectivamente, han desceñido mucho.
Cuando la Asociación de Turismo Rural le de los datos de ocupación durante los
mismos años y la comparativa anterior,

hablaremos. Cuando los criadores de
gallos para la pesca le den las cuentas, en dicho espacio de tiempo, en ventas
y gastos, hablaremos. Cuando los montadores de moscas artesanos que están dados
de alta en Hacienda, le den las cuentas de los últimos años y la
correspondiente comparativa, hablaremos. Cuando los profesores de nuestra
Universidad le

presenten un estudio de por qué y cómo los gallos de pluma para
pesca de León están en peligro de extinción, hablaremos porque esta es “la
letanía” que yo conozco desde hace 50 años. Busque en las hemerotecas.

En
política todo vale, por lo visto pero, una “cosa es predicar y otra dar trigo”.

POR
QUÉ ES BUENA LA LEY DE PESCA DE CYL

La
Ley de Pesca de Castilla y León es buena por todos los conceptos que tiene la
misma pero, especialmente por uno: DECLARA A LA TRUCHA ESPECIE PREFERENTE.
Esto, en mi pueblo, es proteger al animal que “da de comer” a sectores como el
gallo,

montadores de moscas, tiendas especializadas, turismo rural y un largo
etc.

¿Se
imagina usted lo que ocurriría sin DESAPARECIERAN LAS TRUCHAS DE NUESTROS RÍOS?

Simplemente
por eso es buena la Ley, aunque deberá desarrollarse en condiciones cuanto
antes.

Los
políticos lo que deberían de hacer, al menos en este apartado de la pesca, es
no apuntarse AL SOL QUE MÁS CALIENTA con tal de “amarrar” votos y sí estar
INFORMADOS de lo que se cuece.
Recuerdo
cuando a Jaime González le criticaron con la prohibición de la VENTA DE LA
TRUCHA y otras medidas que tomó. De aquella se decía que sería la “ruina” para
la hostelería leonesa acostumbrada a dar truchas de río entre sus platos
diarios. Que yo sepa, todo continúa igual no, MEJOR

que antes, aunque algunas
truchas de río continúan vendiéndose por Madrid y otros lares, incluso León.
Esa es la pena, defender al infractor y de esos hay muchos por los ríos.


Hay
que defender lo de todos y no lo de unos pocos y, que yo sepa, el río es de todos,
no sólo de los ribereños, aunque tienen sus derechos. Que yo sepa con la nueva
Ley, nadie les quita de pescar en “su

río”, pueden hacerlo a diario pero SIN
LLEVARSE LAS TRUCHAS A CASA. Bueno, alguna sí se acude a los ARECs, que son
gratuitos, o a los cotos, donde hay que pagar.

Por
cierto, señor Rodríguez, ¿le han dicho a usted sus informadores que los
pescadores tradicionales, especialmente los ribereños, han sido siempre los que

menos dinero se han gastado en los establecimientos de pesca, en turismo rural
y en moscas y mosquitos?


¿Le
han dicho a usted por qué se venden menos mosquitos de pesca que antes?
Cada
pescador, hoy, es también montador de sus propias moscas y como los productos
sintéticos llegados de China, principalmente, son

muy baratos y pescan igual e
incluso mejor, en ocasiones, se dedican a confeccionar moscas, mosquitos y
ninfas con productos sintéticos, no con pluma de gallo de León que es más cara,
aunque la calidad es la mejor.


Por
cierto, en mi casa el PESCADO se compra en la pescadería y por eso salgo al río
a disfrutar, sin cesta, sin miedos…y a todos esos que dicen que existe una gran
diferencia entre las truchas de río y de piscifactoría, les INVITO A UNA CATA A
CIEGAS, incluyéndole a usted Señor Rodríguez.

Me
atrevo a ponerle a usted diez truchas fritas con jamón o bacon, y dos cazuelas
de sopas de truchas, mitad y mitad (río y piscifactoría). Por cada una que
acierte si es de río o de piscifactoría, YO PAGO, pero cada vez que falle,
USTED PAGA, ¿hace? Ojo, LA CATA es a ciegas, con los ojos tapados y sólo
saboreando el producto.

Si
no hay más ciego que el que no quiere ver y, si no quiere VER que Castilla y
León tiene una LEY DE PESCA vanguardista y aplaudida en casi todo el mundo y
que en otras Autonomías españolas ya están pensando en aplicarla, aunque les
falta coraje político para sacarla, por miedo a los votos, es PORQUE SE ESTÁ
CIEGO DE VERDAD.

No
pierda usted el “tino”, Don TINO RODRÍGUEZ y solicite en las Cortes Regionales
de Castilla y León no que se derogue la LEY, si no que se aplique en
condiciones porque para aplicarla primero hay que trabajar el río depurando y
concienciando para que los peces, en este caso las truchas, puedan vivir con
calidad en sus aguas que para eso ha sido declarada ESPECIE PREFERENTE.
Opción de comentar, desactivada.