Se ha realizado esta semana en un tramo de 100 metros en el “Coto Ciudad de León”

Un equipo del Servicio Territorial de León compuesto por personal de la guardería y el servicio de pesca ha completado un estudio pormenorizado de la zona

Fotos y texto: Rodrigo Prado Núñez y Eduardo Garcia Carmona

El Servicio Territorial de Medio Ambiente de León está realizando, año a año y paso a paso, una gran labor en el estudio de las cuencas fluviales de la provincia. Cuando no se trata de salvamentos de peces, se trata de estudios biológicos para saber el comportamiento de las poblaciones de peces e invertebrados que pueblas las aguas de los ríos, o controles poblacionales. Una gran labor de seguimiento y trabajo que está dando sus frutos y que, normalmente, no se dan a conocer sus datos al público en general.

En Pescarmona podemos informar que, hace unos días un equipo del Servicio Territorial de Pesca de la Delegación de la Junta en León, ha salido “con el mono de trabajo puesto” a la orilla del río Bernesga a su paso por León, más concretamente, en el nuevo escenario de pesca conocido por COTO CIUDAD DE LEÓN.
En la zona más alta de este tramo de pesca y, en unos 100 metros, los componentes de la cuadrilla compuesta por una brigada de la guardería del servicio, con César Gómez Cáceres al frente, equipados con perchas eléctricas y vehículos nuevos con cubas de última generación, se dieron cita para realizar un estudio pormenorizado o MUESTREO de peces e invertebrados que habitan las aguas del río Bernesga, en dicha zona.

La sorpresa ha sido grata al comprobar, después de tres pasadas por la zona delimitada, que existen abundantes especies piscícolas lo que “habla” de una gran regeneración del río Bernesga en los últimos años.

Un buen número de truchas, algunas de buen tamaño, así como abundantes barbos, bogas, escallos, gobios, cachos y bermejuelas, además de cangrejo señal, pueblan las aguas de la zona alta del coto demostrando una calidad de supervivencia de dichas especies favorable.

El muestreo se ha realizado con total garantía de supervivencia para dichas especies que, después de las pequeñas descargas eléctricas y recuperación, se introducían en las cubas de los vehículos donde recibían oxigenación en aguas limpias para, posteriormente, y tras ser depositados en unos butrones, volver casi inmediatamente a las aguas del río para su nueva aclimatación tras el recuento, sin percibirse ningún dato negativo de supervivencia, ni siquiera en los muchos gusarapines y gusarapas capturados en la zona que siguieron el mismo proceso de vuelta a las aguas en perfectas condiciones.

Un éxito importante de la operación MUESTREO que demuestra la calidad, cada vez mayor, de las aguas de nuestros ríos, las poblaciones piscícolas y de invertebrados o, lo que es lo mismo, de la vida existente en las aguas.

Los estudios poblacionales y muestreos continuarán en otros ríos provinciales.

Opción de comentar, desactivada.