Otro jornada gloriosa para los “nueve” de la expedición leonesa a la Patagonia Chilena.

Benito, Marcos y Lachis se fueron al río Huemules y “triunfaron” de lo lindo pescando grandes ejemplares a todas las artes, leonesa, Ninfa,seca… a todo entraban y menudos trofeos. La pena, el catarro de Del “fray”. Los del SIMPSON, José Luis, Guti, y EDUARDO, triunfaron a la leonesa y seca, con ejemplares de categoría, incluso unas arco iris de más de kilo. Después de una buena parrillada, la jornada de tarde “sobraba”… lo intentamos a seca, estresmers y leonesa. Bien Guti con la seca y mal Jose Luis y yo. Molleda,  Frutos y Goyo, se fueron con el guía, Cristian, al río más bonito de esta zona, el río Paloma. Los tres triunfaron a seca con ejemplares de categoría. Ahora todos a cenar y contar historias de la jornada.

Que si se ha visto un cisne, que si un perro ha acompañado a Marcos durante la jornada de pesca, que si las “rabonas Patagonia” que sí patatín, que si patatán … y mañana más.

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Jornada de pesca de salmón para inaugurar el Febrero Austral y, por fin, con temperatura agradable. Primero, en el pozo de Los CHINOOK.

A las 12,30 y después de varios lances con las cucharillas EDU, del número 9 y 30 gramos de peso, lanzaron Jose Luis y EDUARDO.

Tras coger la caña del último, José Gutiérrez “Guti”, trabó el primer salmón que, tras larga lucha de muchos minutos y tensión y, cuando estaba totalmente dominado y casi, casi en la orilla, se soltó el hilo del 40 del esmerillón con la cucharilla y quedó para criar.

La desilusión fue total para Guti, pese a no darle importancia.

El salmón estaba vencido pero en un último arranque se llevó todo, incluida la ilusión. Así, cabizbajos, los tres nos fuimos para otro pozo en el mismo MAÑIHUALES, el pozo de La Barra. Eduardo, a la cuarta varada consiguió pinchar otro salmón pero, la ilusión solo duró diez segundos, aunque se vio casi en superficie. Éste se soltó de la cucharilla y adiós.

La tarde, después de un buen asado con ternera, pollo y chorizo fue de salmón para unos y, trucha para otros, grupo al que me uní y conseguí por fin el salmón deseado, eso si de 25 centímetros como mucho, y se puede ver en la fotografía. El grupo formado por Goyo, Frutos y Molleda, gozaron de lo lindo en el Ñirehuao, con menos viento y un espléndido día de sol. Se sacaron grandes truchas y lo pasaron muy bien. Mañana, nueva jornada de pesca, se habla de ir al río Huemules, SIMPSON, y no sabemos el tercero. Después de la cena se sabrá.

Lo peor de la jornada ha sido ver a los visones campar a sus anchas por el río MAÑIHUALES y el Ñirehuao, si no se corrige, esto podría ser el comienzo de un gran problema en los ríos chilenos. Al tiempo.

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Un comentario

  1. Chingli

    5 febrero, 2019 en 9:50 pm

    A ver si probáis el chinoock, coño, que es muy sabroso. Pero solo uno, que tienen que criar- Jjjj.
    Besinos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *