Ir a la barra de herramientas
29 septiembre, 2020

BENITO LORENZO, socio del año de PESCALEÓN y FERNANDO ROSO, agasajado por sus “paellas”…

Los galardones se han entregado tras la COMIDA DE NAVIDAD, en Casa Eva (Villa Obispo)

Antes, en la Casa de la Cultura de Villamoros de Las Regueras, se celebró la asamblea general de socios que ha elegido, por unanimidad, a la actual directiva para que continúe cuatro años más

Texto: Eduardo Garcia Carmona. Fotos: Pescaleón

La Asociación PESCALEÓN ha celebrado su tradicional comida de Navidad a la que han acudido un buen número de socios que, como siempre, despiden el año compartiendo mesa y mantel, además de charlas, muchas charlas con la pesca en el “punto de mira”. No era para menos porque se despide el año después de muchas actividades por medio.

A la comida asistió César Gómez Cáceres, ingeniero de pesca de la Delegación Territorial de la Junta en León, que ya es un “socio” más de Pescaleón y que en su nombre y el de Javier Sancho regalaron dos libros y camisetas de la Semana Internacional de la Trucha para sortear entre los asistentes.
Antes, en la Casa de la Cultura de Villamoros de Las Regueras, se celebró la asamblea general de socios que ha elegido, por unanimidad, a la actual directiva para que continúe cuatro años más, ¿por qué será?

También, se aprobaron las cuentas y el presupuesto próximo y, tras un “refrigerio” se acudió a la cita en Casa Eva con un menú abundante y exquisito que ha dado mucha pena perdérmelo.

A los postres, BENITO LORENZO, fue agasajado como SOCIO DEL AÑO 2019 de Pescaleón, galardón y trofeo que recibió “casi con lágrimas en los ojos”, ante su propio padre que compartía mesa en la comida como socio que es. Fue muy aplaudido porque Benito es uno de los “tradicionales” de la Asociación que poco se queja y hace mucho por los ríos y la naturaleza, colaborando asiduamente en todas las actividades programadas. ENHORABUENA, amigo.

Uno de los “padres” de Pescaleón, conocido por Tera-Esla, quiso reconocer la gran labor de FERNANDO ROSO, “nuestro cocinero de cabecera” y así se le hizo homenaje de un delantal especial para que siempre, en sus PAELLAS suculentas, nos tenga presente. Un abrazo Fernando.

Los agraciados con los regalos han sido, Alejando Cid, Viti Paredes, Juan Manso y Arturo Freire, aunque Manso quiso entregar a “Alvarito” la camiseta conseguida.

No se cantaron villancicos aunque, alguno, ya en León, en La Palomera, terminaría cantándolo porque allí se tomó “la penúltima”.

Y el año que viene más y espero no perdérmela.