Donde las aguas del Curueño dan “un toque de calidad” al Porma…

Es uno de los cotos favoritos de los aficionados a la pesca

Sus hermosas tablas de aguas paradas, corrientes, entradas y salidas de pozos le hacen ideal para pescar a cualquier arte

Texto: Eduardo García Carmona. Fotos: E.G. Carmona y Alfonso CM

Cerezales ha sido y, afortunadamente es, uno de los mejores tramos acotados que existen en la provincia de León y lo es por muchos motivos: la buena trucha, la proximidad a León, con buenas vías de comunicación y por lo cómodo que resulta de pescar.

Cerezales ha vuelto a recuperar parte del terreno perdido gracias a la entrada en vigor de la Ley de Pesca de CyL hace seis años. Sus aguas han vuelto a acoger un alto porcentaje de truchas.
Recuerdo hace unos 35 años como la enfermedad conocida por Saprolegniosis, hizo auténticos estragos en el río Porma, siendo Cerezales una de las zonas más dañada por su incidencia.
La pesca sin muerte, aunque casi toda la temporada tiene días con muerte, y otras medidas como los vedados de cabecera, hicieron posible entonces, una magnifica recuperación.

patagonia
Perdices Molleda
pescaocio
Click
Restaurante Samuel
Urruzuno
Deportes La Picada
Cucharillas Edu

Toda la temporada es buena para pescar en Cerezales pero, los meses de julio a Octubre, final de temporada truchera, se consideran excelentes para el pescador, debido a la gran cantidad de truchas que tienen sus aguas y por si fuese poco, por la calidad de las mismas, aunque lo mejor es de Setiembre hasta 15 de Octubre, porque el río baja más normalizado y con menos caudal de aguas desembalsadas desde Vegamián.

Existen hermosas choperas, también la clásica vegetación de ribera, que acompañan el discurrir de las aguas del Porma.
El río Porma, en Cerezales, presenta muy buenas condiciones para la pesca. Tiene anchura de curso y aguas, aunque con abundante vegetación en las orillas, dejan realizar al pescador todo tipo de lances. Las entradas a las orillas son excelentes.
La vigilancia es buena y la “freza” se deja notar cada temporada. El Curueño, es el río “madre” de los frezaderos del Porma a la altura de Cerezales.

EL COTO

El tramo acotado, fue creado en el año 1973 y aunque la especie principal de sus aguas fue siempre la trucha, hay que decir que también fue uno de los mejores cotos de cangrejo autóctono en la provincia, aunque este último ya ha desaparecido y sólo queda el Señal.
El límite superior del coto, comienza frente a la Central de Sorriba, en el kilómetro, 21,500 de la carretera de Puente Villarente a Boñar. 400 metros aguas abajo del Puente de Cerezales, desemboca el río Curueño por la margen derecha. El límite inferior se encuentra en la zona de toma de agua del centro piscícola experimental de Vegas del Condado.

Tiene Cerezales 5,5 kilómetros de longitud de tramo acotado. El río es bastante ancho en algunos tramos, aproximándose a los 30 metros de anchura media.

La zona o tramo de pesca del AULA DEL RÍO, es la que se encuentra entre el azud de derivación para lo toma de agua del Centro Experimental de Vegas del Condado y el desagüe del mismo. Esto hace que el coto se vea beneficiado y sirva como “criadero” para repoblar sus aguas.

ZONAS PARA PESCAR

Las mejores zonas de pesca son: la zona media del acotado desde la desembocadura del río Curueño, hasta la toma de aguas de la presa de riego. En este tramo, el río Porma se rompe en dos mangas formando una isla. Las condiciones de pesca, en una y otra manga, son muy buenas.
Para mí, el mejor tramo se encuentra entre la zona de la Barca y los Ribones, donde se sitúan tres “tablonas” espléndidas, con aguas movidas y rizadas. Es fácil, en esta zona, conseguir buenos ejemplares y gozar de la jornada pesca. Aquí, en estas tablas por las condiciones que presentan, la trucha se suele mover mucho, subiendo a comer el mosquito, prácticamente, a lo largo de todo el día.

Hoy por hoy y, aunque un poco más complicado para pescar, recomiendo la zona final del tramo acotado desde el puente de Vegas del Condado, hasta el límite con la piscifactoría. Las zonas de aguas profundas y grandes rocas, se unen con zonas de aguas más rápidas con chorreras muy interesantes para pescar y curso repleto de “ocas” o vegetación acuícola, donde las pintonas se suelen cobijar del sol y salen a comer en los canalillos que se forman, tomando muy bien las moscas que se presentan.

Los serenos son muy buenos en la época estival y se pueden conseguir ejemplares de gran peso y dimensiones. Existen a lo largo de todo el año grandes eclosiones de mosquitos, que en ocasiones parecen más bien auténticas plagas. Se puede decir que en Cerezales todo el tramo acotado es bueno para la pesca. Quizás algunos aficionados prefieran otros lugares de pesca que los indicados. Todo dependerá del arte a utilizar, mosca seca o mosquito ahogado o pesca a la leonesa y cucharilla.

A la hora de refrescarse y comer, existe una zona de ocio con mesas y bancos y, además, una gran fuente con agua “que te corta los dientes” en pleno verano.

Nota: las fotos del truchón, son una gentileza de Alfonso Casado Montero y fue capturada a cucharilla.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.