Los vertidos continuados, además de atentar contra la naturaleza, termina con la paciencia de los pescadores

Existen “cientos de denuncias” del Seprona, Medio Ambiente de la Junta y de la C.H.D

Algo ocurre para que las mismas se “las pasen por el arco del triunfo”

Nos sentimos perjudicados y defraudados por tener el coto y no poder pescar donde queríamos

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

Más claro no se puede decir resumiéndose todo en el titular de éste reportaje “El Polígono Industrial de Vidanes “destruye el río Esla”…

¿Alguien está haciendo algo para que éste TERRORISMO MEDIOAMBIENTAL finalice?

En 2017 y 2019, en ésta misma web, habíamos denunciado que existen vertidos continuados que proceden del Polígono Industrial de Vidanes, localidad próxima a Cistierna (León), donde varios pescadores realizaron fotografías que en aquél momento correspondían pero, NUNCA CREÍAMOS que a mis compañeros de “cuadrilla de pesca” y a mí, nos podría ocurrir lo mismo. Primero, porque “iluso de mí”, creí que este desastre se podía haber terminado. Hace unos días había comprobado que no pero, lo de ayer martes día 21 de Mayo de 2019, ha sido la gota que “colma el río”.

Restaurante Samuel
Click
Perdices Molleda
pescaocio
Cucharillas Edu
Deportes La Picada
Urruzuno

Tres compañeros nos acercamos a pescar el coto de Pesquera desde la vertiente asturiana, pasando por La Robla, Matallana, La Vecilla, Boñar y Cistierna, hasta llegar a Vidanes, donde habíamos quedado con el cuarto pescador, José Luis, que reside en León, la esperando de una gran jornada de pesca estaba presente.

Cruzarnos con el Bernesga y comprobar que discurría hermoso; el Torío, aún mejor; el Curueño, espléndido de belleza y caudal; El Porma, exuberante y poderoso y el Esla con abundancia de líquido elemento, hasta Cistierna, menguando algo después, todo eran ALEGRÍAS PARA NUESTROS CUERPOS.

Tras una parada en Vidanes para reunirnos con José Luis y tomar un café, salimos raudos hacia la zona de pesca elegida: El pinar de Vidanes.
El día estaba con un sol radiante y buena temperatura. Algunas nubes en lontananza cuando Benito dice: “estamos en cuarto menguante”. Todos pensamos lo mismo sobre la jornada de pesca que nos esperaba.

Una vez pasado el pinar de Vidanes, a la derecha, en dirección Mansilla de Las Mulas, existe una entrada por un camino que nos lleva hasta la orilla del río. Aparcamos los coches buscando la sombra y, las ganas se convierten en “ansias”. Rápidamente fuimos todos a ver el río.
La expresión fue unánime: “Joeeeerrr…!!! Esto es una mierda…!!!

¿Y ahora qué hacemos?

Enseguida apunté que el problema era el Polígono de Vidanes por lo que comencé a realizar fotos, a lo que me acompañó José Luis, mientras Beni y Benito “despotricaban”.
Una vez finalizada la sesión de fotos, llamé por teléfono a Medio Ambiente de la Junta para que lo pusiera en conocimiento de su guardería, el SEPRONA y la C.H. del Duero.
Como acudíamos a pescar y teníamos nuestro permiso pagado, les dije a mis compañeros que había que acudir hasta Modino para comprobar los vertidos.

Efectivamente, el problema venía del Polígono Industrial de Vidanes, aunque no sabemos de cuál de las industrias que allí residen sería, aunque nos la podíamos imaginar.
A llegar a Modino, y desde el mismo puente comprobar la claridad de las aguas del río Esla, bajamos a la zona de recreo existente allí mismo y nos cambiamos, dispuestos para pescar.

MÁS MIERDAS POR EL TRAMO HASTA LA DESEMBOCADURA DEL REGUERO DEL POLÍGONO

Lo de menos ya era pescar, que también importaba, pero con “el cabreo” en el cuerpo, José Luis Benito y yo nos dispusimos a llegar hasta la parte final, donde encontramos “el mal o la mierda del vertido”, y pescar hacia arriba dirección Modino.
Así lo hicimos los tres.

En ese trayecto y pescando los tres, porque uno del grupo, Benigno, se había quedado cerca de puente de Modino al existir más comodidad para pescar desde la orilla, cada uno de nosotros a ninfa y mosca seca y leonesa, no hubo manera de hacer subir NI UN SOLO PEZ a los engaños. ¡Mira que vareamos el río y, ni una sola picada…!

Qué malos somos, apuntaba yo y los demás se reían, incluso cuando pasadas las 16,30 llegamos al área de recreo donde estaba Beni que, tampoco, había hecho nada, de nada.
No me lo puedo creer, mis dos únicas visitas a León, desde que se ha abierto la temporada 2019, son de CERO PATATERO. O sea que si tuviese que poner un marcador sería éste: Garaño, 0- Pesquera, 0.

¡Vaya dos palos!

Lo peor no fue sólo eso y echar la culpa al POLEN, que cubría muchas de las zonas pescadas, o pensar que no había peces porque, desde el puente de Modino, al menos vimos una trucha y de buen tamaño pero, ojo, UNA SÓLO. Lo peor fue comprobar por los caminos, por los que no se podían transitar a causa de la maleza, que existen vertederos de “mierda del pueblo o pueblos cercanos”. Vamos, colectores que vierte al Esla sin ningún pudor y con mucho OLOR.

No es de extrañar que cuando conseguíamos abrirnos camino entre la maleza, para salir a la orilla del río, entrabamos “EN ZONAS PANTANOSAS”. Si, si…alguno, como yo, casi no salgo al no poder subir las piernas y salir del atolladero. La leche.
Por medio, alambres, plásticos y hasta RUEDA DE CAMIÓN, como premio. Lamentable.

En fin, se nos quitaron las ganas de seguir pescando y nos dedicamos a realizar lo que nos esperaba en el área de recreo de Modino: comida y asueto.
Vamos, hasta nos columpiamos.

Ahora, esperemos que JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, SEPRONA Y CONFEDERACIÓN ACTÚEN, que sabemos que sí porque el Seprona se personó a comprobar lo ocurrido y cursará UNA DENUNCIA MÁS. De Medio Ambiente de la Junta, poco podemos añadir, sólo pueden actuar si existe mortandad de peces y de la administración responsable directa, CDH, lo de siempre, actúan cuando les viene “en gana”.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.