¿Les suenan frases como ésta?… “por mis cojones que las plicas se van a entregar dentro del plazo establecido”. Contestación: “a alguno que no sabe hablar habría que partirle la boca”

El asunto viene desde el último Campeonato de España de Salmónidos Mosca categoría absoluta y se enreda en el Nacional Juventud, pese a un apretón de manos” porque el expediente continúa

Juan Vert no sólo ha tenido “problemas” con el presidente de la Federación Gallega

Tampoco es la primera vez que se “levantan voces y ampollas” con otros delegados de equipo o capitanes, en competiciones oficiales, por defender a sus pescadores

Se unen dos “personalidades” con fuerte carácter pero, MANUEL MOUZO conserva los “educados”, “simpáticos” y “amables” correos de JUAN VERT

Sea lo que fuere, aquí les dejamos la opinión de los hechos del presidente de la gallega de pesca

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

Hace unas fechas les contábamos la aparición de un documento “parece ser que falsificado”, y que volvemos a reproducir. En dicho documento, el que el presidente de la Federación Gallega de Pesca, MANUEL MOUZO, llama IMBÉCILES a los responsables de la Federación Española de Pesca y Casting por “un affaire” con el responsable de salmónidos Mosca de la Federación Española de Pesca y Casting, JUAN VERT.

No quisimos posicionarnos y reprodujimos el escrito sobre la contestación que se daba a la tramitación de expediente contra el presidente de la Federación Gallega de Pesca por “graves insultos” al responsable de Salmónidos Mosca, aunque dejábamos ver que, efectivamente, el documento podría haber sido modificado o falsificado.

A la vista de nuestro CON EL MAZO DANDO, el presidente de la Federación Gallega ha querido dejar clara su postura, advirtiendo que se “tomarán las acciones oportunas al respecto” para que se depuren responsabilidades y dejando clara, según él, la PELICULA DE LO ACONTECIDO, que reproducimos en su integridad en www.pescarmona.es

Click
Restaurante Samuel
patagonia
Perdices Molleda
Deportes La Picada
Cucharillas Edu
Urruzuno
pescaocio

PELICULA DE LOS HECHOS, SEGÚN MANUEL MOUZO

En el último campeonato de España Salmónidos Mosca Categoría Absoluta, tal y como había quedado la clasificación individual final, entendí que un deportista gallego había logrado plaza para el mundial 2020 en caso de que España asistiese. No obstante las noticias que me llegaban indicaban lo contrario. Entonces, le dirijo un correo a Vert para pedir explicaciones. Conste que el tono era el normal y correcto en estos asuntos pero, la respuesta que obtengo es que ya me ha dado explicaciones por teléfono, que no entiende a qué viene ahora esto y continúa en un lenguaje altivo y nada respetuoso. Entonces respondo en consecuencia; primero llamándole mentiroso, pues nunca habíamos hablado telefónicamente ni de ese ni de otro asunto, es más, nunca había habido conversación telefónica alguna entre nosotros, ni antes ni después y, segundo, amoldando mi lenguaje al suyo.
El responsable de salmónidos, en su réplica, aún aumenta su grosería y fue entonces cuando recibió, de mi parte, lo que creo que se merecía. Además, no actué por ningún motivo personal, tan solo estaba actuando en defensa de un deportista, estaba haciendo algo que creía era mi obligación y no tenía por qué callarme ante los estados de ánimo de ningún sinvergüenza maleducado. ¡Faltaría más!
“Como aquél que echa aceite al fuego y luego llama a los bomberos”, así hizo el infame, trasladando el asunto al Comité de Disciplina.
Por mi parte, aunque conservo sus “educados”, “simpáticos” y “amables” correos, no los presenté para eximir los míos.
Entiendo que soy responsable de mis actos y de las reacciones que estos puedan provocar. No hago lo que hace cualquier mierdecilla, cagón y mentiroso. Cuándo se me notificó la apertura de expediente preparé las alegaciones que consideré oportunas y las envié, punto.

LO MÁS “GORDO” EN EL NACIONAL JUVENTUD Y CON TESTIGOS

Entre una cosa y otra, la Federación Gallega de Pesca había hecho y pagado la inscripción de 12 deportistas para el Nacional de Salmónidos Mosca Juventud.
Un buen día me llaman para decirme que hay 41 inscritos y como Galicia es la que más inscritos tiene que debemos retirar a un chaval, al más joven. Me niego rotundamente, intentan convencerme y no aflojo. No por nada personal, es que no le hago eso a un chaval por nada ni por nadie. Los chavales son mi debilidad, (bueno; espero que esto que acabo de poner no sea malinterpretado por alguien. Soy responsable de lo que escribo pero no de lo que pueda interpretar un enfermo mental).
Después, pretendían que ese chaval, el de menor edad, compitiese pero sin contar en la clasificación final. Continúo negándome. Proponen entonces que buscarán un pescador cero y el chaval pescará durante toda la competición con el pescador cero. Continúo en mi negativa. Debemos entender que a los chavales no se les puede tratar de manera diferente entre sí. Si el deporte es integración, nuestro deber, nuestra obligación, es hacer todo lo posible para que no se sientan discriminados ni marginados.

Envío un correo a Vert para que me aclare si compiten los 12 en condiciones iguales y responde que sí advirtiéndome, de paso, que no puedo hacer cambios en el equipo ni sustituir a nadie. Pues perfecto. Tampoco entraba en mis planes hacer nada de eso.
Ya en el propio campeonato, una vez finalizada la cena del viernes y quedando en el comedor unas pocas personas, entre ellas el padre de uno de los deportistas gallegos y yo, Vert se puso a dar voces y dijo gritando que “por mis cojones que las plicas se van a entregar dentro del plazo establecido”.
Me encontraba sentado de espaldas a la escena, me levanté, giré, le miré y le dije que “a alguno que no sabe hablar habría que partirle la boca”. A una señal de mi acompañante salimos.
Ya en la recepción del hotel me informan que tenemos reunión de capitanes.
,

Una vez en la reunión le digo que debe entender que los que estén en el escenario de Burgos, entre recoger a los deportistas, acomodarlos a ellos y su material y vuelta al hotel de concentración, se pasa con creces el tiempo oficial establecido y aún más nosotros que tenemos a 12 deportistas. Me contesta que “si tienes demasiados no haberlos traído”. Le corrijo: “yo no he dicho demasiados, he dicho 12”. Y apunta, “pues si son muchos que te ayuden sus familiares”. Le contesto que “ya lo hacen y le recalco que no mienta, que yo no dije nunca, ni muchos, ni demasiados, solo dije 12”. Sigue diciendo que debía haber traído más delegados y ya enfadado le espeto que él no es nadie para darme a mi órdenes ni para dirigirse a mí en un leguaje tan imperativo. Pequeño rifirrafe tras lo cual acabo mandándolo a la mierda y diciéndole que “si no sabe mear, que no beba”.
Subo a mi habitación y él se quedó braceando, con sus “súbditos” haciéndoles el corro.

Más tarde, me informan de que al ponerle delante un gin tonic ya todo volvió a la normalidad. A la sazón le comenté a mi confidente que es una lástima que alguien que miente con la misma facilidad que con la que levanta el codo, sea el responsable de algo tan serio, que eso nos deja en mal lugar a todos.
El sábado transcurrió sin novedad y el domingo estamos a las puertas del hotel el otro capitán gallego y yo. Sale Vert y dirige sus pasos hacia mi, sonriente y afable, con la mano tendida felicitándome por el éxito. Yo, queriendo corresponder a esa cortesía, le presento mis disculpas por lo del viernes. Me dice que disculpas aceptadas y nos desea un feliz viaje de regreso.

Ya en Galicia, cuando estoy dejando a uno de los deportistas en O Carballiño, me suena el teléfono preguntándome por un escrito. Entre lo inesperado, el cansancio y la diarrea que nos acompañó a unos cuantos durante todo el viaje, apenas me entero de lo que me dice el señor, le ruego me llame el lunes y así lo hace. Ahí es cuando me doy cuenta del “asunto”.

Sobre ese documento ya sé más cosas de las que sabía. Lo que sí puedo probar sobre ese documento en formato pdf es que al abrirlo sale el siguiente aviso “Firmado y todas las firmas son válidas pero, con cambios no firmados después de la última firma”.
Ah! y a todo esto, el deportista que pretendían primero, dejar fuera del campeonato y luego fuera de la clasificación, ascendió a Alta Competición. El pescador cero fue una alegría y un placer para todos verlo con nosotros. Creo que gracias a él todos hemos vivido un mejor campeonato. Con lo cual, todo sacrificio tiene su recompensa.
NOTA:
Pescarmona no se hace responsable del contenido de la película de los hechos descrito y escritos por el propio presidente de la Federación Gallega de Pesca y Casting para nuestra revista.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.