Ir a la barra de herramientas
13 julio, 2020

El Manuscrito de Astorga traspasa fronteras…

José Luis García González, autor de PLUMA, SEDA Y ACERO. Las Moscas del Manuscrito de Astorga, entrega un ejemplar a la Sociedad Francesa de Pesca “Les Cheyennes”

El Manuscrito de Astorga y sus moscas perdurarán por los siglos de los…y la catedral de León ha sido testigo mudo

El hermanamiento entre pescadores hará posible un nuevo reconocimiento al Manuscrito de Astorga como en su día hicieron el leonés Pariente y el francés Carrère

——————————————————-
Texto: Eduardo García Carmona. Fotos: J.L. García
——————————————————-

Es una satisfacción comprobar como el autor del libro “PLUMA, SEDA Y ACERO. Las Moscas del Manuscrito de Astorga” lucha por el maravilloo ejemplar que ha publicado Everest, y que tan pacientemente, tras 16 años de estudio intenso, él ha plasmado en papel.

Por fin, “el manuscrito” perdurará por los siglos de los siglos…¡Ya era hora!

El primer tratado con las técnicas y directrices para montar 36 moscas diferentes, con sus colores, plumas y diferentes tonalidades, las de Juan de Bergara, encontrarán un hermanamiento en Francia. El libro, recientemente publicado ha sido entregado a los representantes en León, de la Sociedad Francesa de Pesca “Les Cheyennes”, con los pescadores que están presentes en la XLV Semana Internacional de la Trucha de León, con Chemín, Scaffre, Dubois y Vigouroux a la cabeza.

Aquel primer hermanamiento conseguido por Jesús Pariente, luchador por el Manuscrito de Astorga y benefactor del mismo, gracias a unas fotografías, que hicieron posible que el tratado de pesca no desapareciese, y que Mrs., Carrère luchase por él desde la “dulce Albión” convirtiéndose en el luchador francés del mismo, ahora y después de más de 40 años vuelve a brillar gracias a la entrega del libro PLUMA, SEDA Y ACERO, a la Sociedad Francesa de Pesca “Les Cheyennes” que volverán a divulgar los saberes de Bergara y Lorenzo García, entre los pescadores de más allá de los Pirineos.

Es un primer paso de divulgación y un primer encuentro de cultura tradicional leonesa, con el arte de “facer, adobar y aderezar moscas para la pesca” que espero se traduzca al francés e incluso al inglés, para que se enteren franceses, ingleses y americano de quien fue Juan de Bergara, y lo es un tratado de pesca.

¡Ah!…y algún día habrá que hacer un homenaje al leonés JESÚS PARIENTE y por qué no, también, a la Semana Internacional de la Trucha, que bien se merece un monumento por lo mucho que lleva el nombre de León por todo el mundo.