Ir a la barra de herramientas
10 agosto, 2020

El río Bernesga se puede quedar sin el puente de El Millar, paso entre Nocedo y Huergas y Ventosilla se manifiesta en contra de la línea Lada-Velilla

Firmas para no perder el puente del Millar

La Confederación Hidrográfica del Duero ha decidido retirarlo debido al peligro que supone

Los vecinos solicitan que se construya un puente de similares características.

—————————————–
E. Niño / El Millar/ La Crónica de León
—————————————–

Vecinos del municipio de La Pola de Gordón han comenzado una recogida de firmas ante la decisión tomada por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) de proceder a la retirada del puente sobre el río Bernesga, en el término del Millar, que ha unido desde hace más de 50 años las localidades de Huergas y Nocedo. Entienden que se trata de una vía pecuaria ligada a sus pueblos y a sus necesidades que no puede perderse. Estas firmas, según apuntaron, se presentarán en el Ayuntamiento de La Pola, para que se busque una solución acorde al problema demandado. En su escrito para recabar apoyos, reclaman que se construya un puente de similares características que permita el paso de vehículos de pequeño y mediano tonelaje, cumpliendo el servicio que ofrecía el anterior. Este acceso se utiliza, principalmente, para el desarrollo de los trabajos agrícolas y ganaderos en la zona “por aquí llevamos, desde siempre, a los animales a pastar a los prados”. Además, los habitantes del lugar apuntan que “también es una salida en caso de que haya un accidente en la N-630 y se corte la circulación. Un paso por donde no podrían evacuarse los vehículos grandes, pero si los turismos en este supuesto”. Otro de los afectados apuntó que “este puente lleva más de 50 años aquí, si lo quitan por seguridad, me parece bien, pero a quien le corresponda que ponga otro nuevo”.Aunque la gran mayoría de los vecinos de la zona están respaldando con sus firmas esta reclamación, hay otros que entienden que la búsqueda de soluciones ha llegado demasiado tarde y existen demasiados intereses en este asunto. Por ello, apuntan que tanto las juntas vecinales, como el Ayuntamiento de La Pola de Gordón, así como los propios afectados, deberían haber tomado medidas mucho antes de llegar a esta situación para mejorar el puente que actualmente es una ruina.El problema parece residir en que no existe ningún documento que deje constancia de quien y cuando se construyó el puente, por lo que se desconoce la responsabilidad sobre el mismo. Desde el Ayuntamiento de La Pola, el teniente de alcalde, Juan Manuel Sahélices, explicó que “no se sabe si es propiedad de las juntas vecinales de Nocedo y Huergas o de la Confederación Hidrográfica del Duero”. Asimismo, manifestó que el Ayuntamiento no se ha mostrado nunca en contra de ejecutar una pasarela sobre el río “siempre y cuando la Confederación nos conceda los permisos”. Esta situación dificulta las soluciones y las competencias sobre el puente. A día de hoy, el deterioro de esta infraestructura es evidente, grandes trozos de muro resquebrajados y un cartel alertan a los usuarios del peligro que supone. A pesar de que no existe una documentación clara de quién y cuando se acometió el puente, lo cierto es que Renfe dejó un paso subterráneo bajo la vía que encauza con el camino que lleva a él. De este hecho algunos vecinos traducen el reconocimiento de este paso tanto para viandantes como para pequeños vehículos.

El alcalde de La Pola de Gordón, Francisco Castañón, se mostró de acuerdo y manifestó que hay un remanente de 1,5 millones de euros para llevar a cabo el proyecto de las rutas temáticas, a través del cual se pretende unir los 17 pueblos que forman el municipio mediante caminos rurales. En este proyecto se contempla la construcción del mencionado puente, aunque según señaló el regidor gordonés, en principio sería una pasarela peatonal realizada en materiales acordes con el entorno y la naturaleza del proyecto. Asimismo, recalcó que el Consistorio gordonés se encuentra abierto a recibir proposiciones, y que, si es necesario, se reunirá con los afectados para buscar y estudiar posibles soluciones en función de las necesidades existentes. La Junta Vecinal de Nocedo ve con buenos ojos esta idea municipal y entiende que sería suficiente con la construcción de un nuevo puente o una pasarela peatonal. Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Duero, que es quien tiene las competencias sobre las aguas y por extensión sobre el río Bernesga, ha manifestado que el principio básico y prioritario es la seguridad y que ante el peligro potencial que supone este puente la solución, de manera inmediata, es proceder a retirarlo.
Una riada, causa del problema

Los vecinos de la zona apuntan a una riada, que se produjo hace varios años, como principal causa y detonante del deterioro del puente del Millar. Uno de ellos explicó que “se podó y desbrozó la ribera del río Bernesga, y los chopos y las ramas cortados, fueron arrastradas por la corriente hasta que llegaron al puente, donde taponaron uno de los ojos. Entonces, todo el caudal de agua comenzó a pasar por el otro ojo que quedaba libre, y con las crecidas y riadas, que pasaban hasta por encima, fue cuando se empezó a romper, ya que soportaba el paso del agua solo una parte del puente”. Aunque la riada es la causa que se apuntan los vecinos y el propio Ayuntamiento, otros, entienden que la proximidad de las obras de la Variante de Pajares también podrían haber influido en la debilitación de la estructura.