En el embalse de El Vicario este fin de semana

Es la VI Convivencia de los niños de acogida para conocer la actividad de la pesca, costumbres, cultura y gastronomía castellano-manchega

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona y Luis Fco. Campos

Este pasado sábado, día 20 de Julio, como todos los años, las familias de acogida de niños saharuis de la provincia de Ciudad Real, han visitado la Escuela de Pesca de Ciudad Real, en el embalse del Vicario y con ellos/as llegó la alegría a las instalaciones y a la orilla del embalse. Sólo hay que ver la cara de felicidad de todos los niños/as, sean de la nacionalidad que sean, divirtiéndose con la práctica de éste bello deporte de la PESCA.
Desde hace ya seis años, la primera actividad que desarrollan los niños saharuis, nada más llegar a España, es la CONVIVENCIA con la gran familia de la Escuela de Pesca de Ciudad Real.
Como cada año, en pleno verano con temperaturas próximas a los 40º, los visitantes disfrutaron al amparo del frescor del agua embalsada, a la vez que practicaban la pesca, para algunos algo nuevo. Se les obsequió con camisetas de la Escuela y muchos regalos más. Después de la pesca jugaron al fútbol y otros juegos, degustando platos de la cocina Castellana-Manchega y finalizando casi a medianoche esa jornada de convivencia que se convirtió en un gran día de felicidad que tardarán mucho en olvidar y siempre tendrán en el recuerdo en sus retinas cuando en las “tibias noches oscuras” a la luz de las estrellas y con el amparo de la arena del desierto, recuerden los buenos momentos pasados con éstos responsables de la Escuela de Pesca de Ciudad Real.

LA ESCUELA DE PESCA UN EJEMPLO EN CASTILLA-LA MANCHA

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha tiene por qué sentirse orgullosa de tener una Escuela de Pesca como la de Ciudad Real con base en un bien común como es el embalse de El Vicario donde, Luis Francisco Campos y todo su equipo, con monitores y especialistas trabajando de una forma altruista, se vuelcan con la actividad que más satisfacciones les reporta: LA PESCA y en mayúsculas por doble motivo.
Primero, por la labor de divulgación que hacen de la afición que más aman y por ende de toda una Comunidad Autónoma, divulgación que se hace, también, con la cenicienta de la pesca: EL AGUA DULCE, que así se denomina federativamente a éste tipo de pesca.
Segundo, por la gran labor social DESINTERESADA que realizan con diversos colectivos. Cuando no son niños/as “diferentes”, lo hacen con personas normales e incluso con colectivos que nada tienen que ver con la pesca, con el fin de mostrar con orgullo lo que significa esa masa de agua que alberga el embalse de El Vicario y promocionar Ciudad Real.
Toda la actividad la realizan voluntarios, entre los que se encuentran jubilados y con unos presupuestos “bajo mínimos”, sobre todo en cuanto a SUBVENCIONES se refieren de organismos oficiales: llámese Junta de CLM, llámese Diputación de Ciudad Real o ayuntamientos porque, las aportaciones que, “haberlas haylas” son mínimas en cuantía llegando, en alguna ocasión, a ser ridículas: no más de doscientos euros al año.
Increíble.

Opción de comentar, desactivada.