“La dictadura” de un señor que no ve más allá de su bigote y encima implica a la mayoría del grupo

Juan Vert, como capitán de España en Chequia, continuó engañando y mintiendo convirtiéndose en un verdadero profesional de la manipulación

En el mundial de Chequia se respiraba rabia, desesperación, abatimiento, odio, impotencia, se apretaban puños, se bajan todos los santos del cielo y todo mientras alguien desde “su atalaya”, dormía plácidamente

Ironía del destino, los tres pescadores a los que peor se lo hizo pasar, son los que salvaron “el culo al capitán”, por un accidente

LLAMAMIENTO A LA FEPYC porque lo sucedido en Chequia exige que se depuren responsabilidades

Al CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES, órgano máximo responsable de supervisar, proteger y velar, con arreglo a la legislación vigente, por nuestras selecciones y deportistas cuando estos representan a ESPAÑA

A TODOS Y CADA UNO DE LOS PESCADORES QUE INTEGRAN LAS DISTINTAS FEDERACIONES TERRITORIALES, sean o no competidores. ¡Luchemos contra esto! ¡No miremos para otro lado! ¡Exijamos cambios reales, sin miedo!

Fotos y texto: Eduardo García Carmona y familia participantes

En Pescarmona, Y CON EL MAZO DANDO, les ofrecemos la segunda parte de LA OTRA CRÓNICA DE UN MUNDIAL DE PESCA, en Chequia, contada por un padre de uno de los participantes que mantenemos en el anonimato porque así nos lo ha solicitado.

Reconocemos en nuestra web que es complicado poder leer tantos TEXTO pero, les aseguro que no tiene DESPERDICIO. 

PARTE SEGUNDA, LA MEJOR

Si bien las relaciones entre todos los integrantes de la expedición son en un principio totalmente correctas, incluso muy buenas, con el paso de los días salen a flote tanto “el tema” de quién ocupará el puesto de reserva como los inevitables intereses personales, que por mucho que uno intente obviar están ahí en mayor o menor medida. Y así, en el transcurso de estas seis jornadas alguno de los competidores hace más que patente que su presencia en el mundial pasa por lograr un título a nivel individual y que el título de equipo, no es que no le interese pero, es totalmente secundario. Puedo lógicamente estar equivocado, pero la percepción es esa y no creo ser el único que lo ve así.
Esta actitud individualista es, por supuesto, totalmente legítima, y sobra decir que las cualidades como pescador de este competidor son al igual que las del resto, extraordinarias. ¡Es un pescador sobresaliente! Nada que reprochar, salvo que el interés personal choca con el interés grupal y el mantra de “el equipo, el equipo, lo importante es el equipo, y el equipo sois los seis” empieza a hacer aguas a escasos días del comienzo de la competición.
Los chavales, que de tontos no tienen un pelo, empiezan a percibir que no todos tienen como objetivo principal el éxito de la selección, del equipo; surgen cosas que, aun siendo totalmente legítimas, poco a poco te alejan del grupo. Es inevitable.
A medida que los días van pasando y la competición se acerca estas actitudes se acrecientan; tenemos por un lado a un competidor individual y por otro a cinco “miembros de un grupo”. Y, ojo no hay que confundirse, todos los chavales quieren hacer algo grande a nivel individual, todos seguramente sueñan con subirse al pódium, con ser campeones, ¿Y quién no?
Para unos ese éxito pasa por el éxito de todos; somos un verdadero equipo, luchamos juntos y al final vamos a estar arriba en la clasificación individual y más de uno estará muy arriba. Lo uno será consecuencia de lo otro, aunque uno, lamentablemente, no parte con esa idea. Legítimo, insisto, muy legítimas ambas formas de afrontar el campeonato.
Llega el día de la inauguración y, por unas horas, todo queda aparcado por la ilusión y emoción que supone el pistoletazo de salida. ¡Estamos en el Campeonato del Mundo!
La calma, por desgracia, no dura mucho, concluida la ceremonia el tema del reserva irrumpe con más fuerza que nunca, ya que como era de esperar, el puesto de reserva lo sigue ocupando el mismo deportista que fue inscrito por la fepyc como tal, hace más de dos meses. En esta ocasión el deportista, totalmente decepcionado, y alguno de los allí presentes piden una explicación al capitán. ¿Por qué sigue siendo él reserva? ¿Qué criterios se han seguido para que sea esa la decisión? Recuerden que la decisión se tomaría después de ver a los chavales entrenar ¿Qué se ha hecho en los “entrenamientos” entonces? ¿Cuál ha sido el motivo visto en los “entrenamientos” para que esa plaza de reserva la siga ocupando él? ¿Es realmente razonable y justo que el clasificado como Campeón de España se vaya a quedar en el “banquillo”? ¿Ocurre esto en cualquier otra disciplina deportiva?
La única respuesta que recibe el chaval es que se tranquilice, que el pescador reserva todavía no está decidido.
¿Cómo? ¿He oído bien? Está mintiendo al pobre chaval. Y no es una verdad a medias, o una mentira piadosa, no, no, esta es una mentira con todas las letras.

pescaocio
patagonia
Cucharillas Edu
Perdices Molleda
Click
Restaurante Samuel
Deportes La Picada
Urruzuno

REUNIÓN DE CAPITANES E INAUGURACIÓN

Esa misma tarde, antes de la inauguración, tuvo lugar la reunión de capitanes, en esa reunión se decidió el equipo y el reserva. Se hizo el cuadro de rotaciones y cada uno de los competidores fue asignado a un grupo. Los capitanes lo han hecho y todos lo saben.
El cuadro se publica en el tablón informativo con fecha y hora; 10/08/2019 15:35 horas.
¿Cómo demonios se le puede decir al chaval a las diez de la noche que no hay nada decidido? ¿Cómo? ¿Cómo se puede jugar así con él? ¿Cómo se puede ser tan retorcidamente malo? Elija usted de reserva a quien le dé la gana, sabemos que lo va a hacer pero, NO MIENTA, no juegue con los sentimientos de un chaval que ya está decepcionado y abatido. ¡Es intolerable! A este chaval ya se lo ha cargado, está hundido, ya no levantará cabeza en lo que queda de competición y, todavía, no ha comenzado el campeonato.
Al día siguiente, entrenamientos oficiales y, por la tarde, se le vuelve a decir lo mismo al chaval, en esta ocasión al chaval y a sus padres, porque no olvidemos que estamos tratando con menores y como tales sus padres son sus representantes legales a todos los efectos, le pese a quien le pese. Los padres están ahí para acompañar a su hijo pero, si se da el caso, y aquí se da con creces, para velar y defender a su hijo de este “maltrato” al que está siendo sometido. Pues bien, se les vuelve a decir lo mismo.
LA MENTIRA DEL DÍA ANTERIOR, lejos de corregirse, se acrecienta: “tranquilos que hasta mañana por la noche todavía no decidiré al reserva”.
¡Es infame! Y de ahí para arriba todos los calificativos se quedan cortos.
Se respira rabia en el ambiente, desesperación, abatimiento, odio, impotencia, se aprietan puños, se bajan todos los santos del cielo y todo mientras alguien desde su atalaya, con total indiferencia se va a dormir.
En este momento y con la tensión “al doscientos por cien” te das cuenta de la grandísima suerte que ha tenido este individuo en toparse con un chaval y una familia que valen diez mil veces más, como personas, que todos los capitanes juntos y que de no tener el temple, respeto y saber estar que ellos demostraron se hubieran, sin ninguna duda, liado a tortas sin medir las consecuencias. ¡Me saco el sombrero ante ellos! Este padre de competidor que lo cuenta, apunta que “no creo que lo hubiera soportado con tanta entereza”.
Cuando ya parecía que nada podía ir a peor, al día siguiente nos encontramos, con que sí, con que puede ir a peor, a muchísimo peor.
Día 12 de agosto a última hora de la tarde, faltan doce horas para empezar la primera manga de competición. Este es, según se nos ha dicho (aunque ya sabemos que es mentira) el momento en el que se decide, por “unanimidad”, ya saben, quién ocupará el puesto de reserva. Esperas cualquier cosa pero, nunca lo que está a punto de suceder.
Se reúne con los seis chavales y en un ejercicio de manipulación y falta de responsabilidad absoluta les dice: “vais a escribir en un papel y de manera anónima los cinco nombres de los que queréis que formen el equipo”… así, tal cual.¿Pero qué es esto amigo? ¿QUÉ ES ESTO?
Se imaginan a Zidane en el vestuario diciendo “a ver chavales me vais a escribir en un papel quién sale en el once mañana” ¿Se lo imaginan? Yo tampoco. Lo que sí es fácil imaginar es su cese fulminante de haberlo hecho.
¿Pero no eras el capitán? ¿No mandabas tú? ¿No decidías tú? ¡Pues ahora hazlo hombre! ¡Ahora asume tus decisiones y no descargues tu responsabilidad en unos chavales!
¡Pero, además, espera! ¿En serio vas a tener en cuenta la voluntad del equipo? ¿De verdad?
No, claro que no, una vez leídos los papeles por él, y viendo que el resultado no era el esperado lanza el balón fuera y dice que sólo era para saber si coincidía con lo que él tenía en mente.
Hay que reconocer que el ejercicio de manipulación es fantástico; ponme los nombres de los miembros del equipo, o dicho de otro modo, dime quién quieres que vaya de reserva. Obtén al mismo tiempo el pensamiento del grupo y hazles creer durante unos minutos que cuentan para algo, que tienen algo de poder y finaliza reafirmando tu absoluta autoridad haciendo añicos unos papeles que jamás tuviste intención de que sirvieran para algo.
¡Un verdadero profesional en esto de la manipulación!
Sorprendente, como sorprendente es que seis chavales que probablemente en cualquier ámbito de su vida mandarían “a tomar por saco” los papelitos y se negarían rotundamente a señalar a un compañero, agachando las orejas accedan como mansos corderitos a semejante acción.
El cóctel de temor, manipulación y persuasión ejercido sobre ellos da sus frutos y aparenta ser perfecto. Y digo aparenta porque en el camino ¡Te has cargado el equipo! ¡Ya no hay equipo!

Y JUAN VERT SE CARGA EL EQUIPO

Faltan unas horas para que esto dé comienzo y lo que tienes es: un “grupo” que sabe que uno de ellos es intocable, un chaval destrozado de reserva, otro chaval señalado, dos chavales que intuyen que son la moneda de cambio para el segundo día, un grupo que sabe que uno de ellos será sustituido en la segunda jornada al más mínimo fallo para que esto no explote, un grupo que ya no es un grupo.
¡El equipo como tal ha desaparecido! ¡Ya no tienes equipo! ¿Qué esperabas?
En la primera manga todos salen al río con esa carga encima.
Al lógico nerviosismo de estar en un mundial, se añaden una presión y una ansiedad insoportables e innecesarias. Saben que tienen la soga al cuello y salen, desgraciadamente, a competir entre ellos. Ni checos, ni americanos, ni polacos…aquí salimos a competir entre nosotros, si mi compañero no lo hace bien, yo mañana sigo pescando, sigo en el mundial.
¡Es un panorama muy triste! ¡Así, no se sale a pescar! ¡Así, sale mal!
Solo uno de nuestros pescadores logra meterse entre los 15 primeros. Los americanos meten a tres y los checos a cuatro. ¿Qué esperaba el capitán?
Al finalizar el día mejoramos un poco, seguimos soñando con medalla.
Esa misma noche toca sustituir a alguien, pero claro ¿A quién?
Todos los chavales sabían que el que peor situado estuviera en la clasificación se iría al “banquillo”.
¡Ay amigo!, el peor situado es de la misma zona geográfica que el reserva. Cualquiera podría pensar que tienes una extraña fijación con esa maravillosa tierra ¿Verdad? Contabas con que sería “el otro”. De hecho, me voy a permitir pensar mal (visto lo visto hasta es lógico) y me voy a atrever a decir que por la mañana fuiste con el reserva a ver la manga de “el otro” con muy pocas intenciones de ayudar porque, ¿cómo se entiende que si el día anterior se nos dice que la mejor baza de España es el dominio de “la seca”, cuando llega la manga se le diga al competidor que no lleve la caña de seca? ¿Cómo se entiende que en el transcurso de una manga de tres horas, el pescador no reciba ni la más mínima ayuda o indicación? ¿Cómo se entiende que estando el pescador jugándose la manga lo único que escuche a sus espaldas sean los comentarios de lo que está haciendo mal? ¿Cómo se entiende que con toda la presión que ya tiene encima se le diga “voy a cronometrar el tiempo que está la ninfa en el agua”? ¡Coño! No es por ser mal pensado pero… ¡Usted ha venido aquí a joder al chaval!
En fin, por la noche como decía, hay que sustituir al pescador reserva y, como sustituir al último en la clasificación puede resultar problemático, se incluye “al otro” en la terna.
Se reúne con los dos para decidir y ocurre algo con lo que no contaba. El peor situado en la clasificación dice: no hay nada que decidir, yo me ofrezco a estar de reserva para que mañana mi amigo pueda pescar. ¡El gesto es admirable! ¡Para mí ese chaval ya tiene el oro! ¡Como persona acaba de subir a lo más alto!

 

SUSTITUCIÓN DEL RESERVA, ACCIDENTE Y LLAMAMIENTO

Al día siguiente se sustituye al pescador. Ese mismo día, miércoles, la fatalidad provoca que uno de nuestros competidores tenga un accidente, se lesione, y no pueda seguir pescando. El pescador reserva tiene que volver a entrar.
Y así te plantas en la jornada final del jueves, con el equipo fuera de las medallas y teniendo que confiar en que, precisamente aquellos tres chavales a los que peor se lo has hecho pasar durante los últimos días, ahora vayan y te salven el culo. ¡Qué ironía del destino!
Y lo hacen. ¡España sube al cajón¡ ¡Medalla de BRONCE! Y ahora sí, los SEIS, se la cuelgan al cuello.
Esta es, por desgracia, la verdadera crónica del último mundial celebrado en Chequia con nuestros jóvenes pescadores. Esto es lo que hubo detrás del brillo de la medalla. Estas son las miserias que no puede tapar una bandera.

Y TERMINO ÉSTA CRÓNICA DE UN MUNDIAL JUVENIL vista por un padre, haciendo un llamamiento.

En primer lugar, a nuestra Federación Española de Pesca, no solo para pedir que esto no se vuelva a repetir, no, es porque lo sucedido exige que se depuren responsabilidades y se cese de manera inmediata a los que perpetraron y permitieron semejante esperpento. ¡Hagan algo!

En segundo lugar, al Consejo Superior de Deportes, ya que es este órgano y no otro, el máximo responsable de supervisar, proteger y velar con arreglo a la legislación vigente, por nuestras selecciones y deportistas cuando estos representan internacionalmente a nuestro país, haciendo además extensiva mi demanda al Tribunal Administrativo del Deporte ya que la Ley Orgánica 3/2013 le dota de autonomía y capacidad para resolver por encima de los órganos federativos las cuestiones disciplinarias. ¡Actúen! ¡Hagan algo!
Y por último, A TODOS Y CADA UNO DE LOS PESCADORES QUE INTEGRAN LAS DISTINTAS FEDERACIONES TERRITORIALES, sean o no competidores. ¡Luchemos contra esto! ¡No miremos para otro lado! ¡Exijamos cambios reales, sin miedo! ¡Exijamos transparencia en la selección de nuestros deportistas! ¡Exijamos procesos selectivos nítidos, sin ambigüedades! ¡Tenemos derecho a ello! ¡Tenemos derecho a saber cuál es el camino para un nacional, para un europeo, para un mundial! ¡Acabemos con los atajos, con las puertas traseras, acabemos con el nepotismo, acabemos de una vez con los “dedos divinos”! ¡Exijamos el cumplimiento de las normativas! ¡Exijamos que se respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad!

Nuestra federación no puede ser “un cortijo” y no debemos permitirlo. Solo luchando contra ello y denunciando el más mínimo atropello lo lograremos.
¡Somos nosotros!
¡Está en nuestras manos!

Galeria de imagenes

Un comentario

  1. No entiendo nada

    6 septiembre, 2019 en 12:33 am

    Y digo yo, ¿para qué hay entrenadores nacionales en pesca si al final se manda a un capitán con nula capacidad técnica, táctica y estratégica? https://www.fepyc.es/escuela-nacional-de-entrenadores
    Será que es mejor que la federación garantice el cobro de dietas del presidente frente a contar con los servicios de un técnico cualificado.