Aunque nadie descansa, salvo algunos ríos…

Los participantes se dedican a pescar los cotos de la fase libre y a conocer la provincia leonesa

Otros, sin saberlo, nos reunimos “por docenas” en Filiel, en la falta del mítico monte TELENO

Jonada de pesca en el río Duerna, comida en La Taberna de Filiel, mus y relax que vuelve la competición con sus selectivos

Martes, Miércoles y jueves tres últimos dias de los clasificatorios hasta completar el cuadro de 36 finalistas

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

En la LIII Semana Internacional de la Trucha de León no hay descanso, o más bien sólo existe para algunos ríos porque, en la fase libre, los participantes no descansan, ni aunque sea lunes.
Curiosamente, mi compañerro de pesca, José Luis y yo, teníamos el coto de Pfriranza, en el río Duerna, un coto que siempre que podemos lo solicitamos porque, aunque con poco caudal, tiene treuchas a montones. Efectivamente, pequeñas en su mayoría pero es que la trucha del Duerna es así. Lo más fácil es llegar a puente de entrada a Priranza de la Valduerna y, una vez te asomas para ver el río, puedes comprobar la cantidad de truchas que tiene. Me recuerda mi infancia en el Esla y otros ríos de León. Dicen que lo importantes es el tamaño pero, en la pesca, que también importa, cuando sales a disfrutar, lo importante es que te suban al engaño, mosca, ninfa o cucharilla. Esa tensión del tirón, en el río Duerna está asegurada y, así ha ocurrido con muchas, muchas truchas capoturadas y a la mano, otras sentidas, muchas más perdidas en una jornada de tres horas sofiocantes de calor, que tuvieron continuidad en LA TABERNA DE FILIEL donde, Víctor su dueño, cada año que acudimos a su establecimiento, nos recibe risueño y con ganas de satisfacernos con un buen chuletón, con anticipo de mollejas, buen “vino de pellejo” y unma ensalada de luchuga y tomate de pueblo que es una auténtica maravilla, además de un gran manjar.
Allí supimos por Víctor que, Luis F. Fuertes Villanueva, José Matilla Vega, Marcelino de la Calle Herrera, Miguel Codeseira y cía…medio club deportivo de Pesca Órbigo, también estaban pescando y estarían allí a la hora de la comida.Una alegría.
Despues de los saludos pertinentes, aunque no con todos los que estaban allí presentes, unos se quedaron en el comedor de LA TABERNA DE FILIEL y, José Luis y yo, nos quedamos en la terraza, al aire libre donde comimos a la sombra que era una delicia. Mientras comiamos, quien más quioen menos, salía a saludarnos, otros, como Sanguino, a echar un “pitillo” a la boca.
Nos metimos una comida para “sofocar el calor” y, encima, el hermano de Luis Félix Fuertes, nos trajos unas guindilla en vinagre que casi nos hacen “esplotar”…jajaja
Llegados los postres, comenzó el envite. Unos al tute, otros al mus.
Villanueva, con Dari, un amigo de Carbajal, hacían pareja. José Luis y yo, por otro, y lo que comenzaba con buen tono y dos partidas a tres juegos, finalizó con una “paliza” de los primeros a unos desfondados, segundos, que aunque comenzaron ganando dos cero, pronto se convirtió en un 3-2, continuado por un 3-0 y…¡a pagar y callar…!
Vuelta a casa y felicidad de haber estado en buena compañía, haciendo tiempo para el miércolesque, a casi todos los que estábamos allí, nos toca paticipar en LA FASE CONCURSO de la Semana, en el río Órbigo. Unos a seca, otros a la leonesa.
Mañana, continuaremos nuestro periplo por ríos de la fase libres y nos iremos por tierras de Boñar. Subiremos a la cola del pantano del Porma y pescaremos el coto de Vegamián. Espero que, por lo menos, podamos disfrutarlo tanto como el duerna, aunque el Porma es distinto. Se lo contaremos.
Por cierto, la tercera eliminatoria de la SEMANA, este martes es en el río Porma. A los campeones, les espera Cerezales y El Condado. Aquí les contaremos lo que ocurra.

Opción de comentar, desactivada.