Ir a la barra de herramientas
7 julio, 2020

MOSQUEANDO, con una mosca muy leonesa, LA NEGRETA…

La presenta JOSÉ LUIS GARCÍA GONZÁLEZ, el autor de: Pluma, Seda y Acero. Las Moscas del Manuscrito de Astorga

Este sábado ofrece una conferencia en El Barco de Ávila n las IV JORNADAS TÉCNICAS DE PESCA

LA NEGRETA es una mosca tradicional leonesa con referencias desde Juan de Bergara

Texto y fotos: Eduardo García Carmona y José L. García G.

Para conocer a José Luis García González, un leonés hasta la médula, es imprescindible conocer su obra: Pluma, Seda y Acero. Las Moscas del Manuscrito de Astorga. Es un gran libro, para mí, el mejor publicado en los últimos años sobre pesca.

Soy conocedor de muchas obras encaminadas a divulgar la pesca desde todas las vertientes posibles pero, nunca había llegado hasta aquí, y eso que lo busqué e inicié, como escritor pero, nada más. Me refiero a escribir sobre el Manuscrito de Astorga.

Con el autor de esta gran obra me une un buena amistad gracias a la pesca en general, especialmente la PESCA A LA LEONESA a la que he vuelto a amar y practicar incluso a varal y como línea, crines de caballo confeccionada por José Luis.

Curiosamente, nuestros caminos se han cruzado en el tiempo gracias a la pesca y su literatura con muchas similitudes.

El libro Pluma, Seda y Acero. Las Moscas del Manuscrito de Astorga no es un libro más de pesca, es un libro que “pesca” incluso al que no sea aficionado. Es un libro único bien matizado, tratado y trabajado. Nada se deja a la improvisación. Todo está estudiado y bien atado, como las moscas que consiguió confeccionar tal y como describe Juan de Bergara, una a una y utilizando los mismos materiales.

El libro tiene unos “Antecedentes” con estudio de otros tratados de pesca, la reproducción facsímil del texto original, relación de moscas descritas en dicho tratado de Juan de Bergara y el segundo autor.

Después, el libro da un giro de 360º al título para comenzar a describir, con minuciosidad, las partes que forman la composición de las moscas: Acero-anzuelo-, seda-hilos-, y plumas.
José Luis detalla la fabricación, formas y tamaños. Se recrea en las “langaretas, pardos y negriscos”, la sujeción del codal…En los hilos, nos acerca a la interpretación de los hilos, colores y matices, las partes del cuerpo. En las plumas, recorre los tipos de gallos, acudiendo a las otras aves que cita Bergara, a las otras plumas que no son las de los gallos leoneses.

En el apartado de “La Reconstrucción”, José Luis García acelera el ánimo, induciendo más ganas al lector y pescador. ¿Por qué? Muy sencillo. Llega el momento de la verdad de los montajes del Manuscrito.

Se hace un análisis de todo lo utilizado, la mezcla de diferentes variedades de pluma, los modelos de moscas descritos por Juan de Bergara y el segundo autor, y nos adentra en el montaje y confección de las mismas, paso a paso y nos presenta un catálogo con todas las imitaciones reconstruidas, las 36 moscas de Juan de Bergara y las del segundo autor, que bien pudiera ser el mismo por lo leído en esta obra.

Pero si creen que todo está dicho en esta magistral obra, aún resta el CATÁLOGO. Sí, con mayúsculas. La descripción e imágenes de las imitaciones reconstruidas son una delicia. Mes a mes, como en el original, José Luis describe Langaretas y su confección: anzuelo, ala o alas, cuerpo, brinca y cabeza. Después Negriscos, y así, hasta el final.
Una gran obra que pasará a la historia. ¡Qué digo! Una gran obra que ya es historia, porque es la “reencarnación del Manuscrito” desaparecido y no encontrado pero, afortunadamente hallado por obra y gracia de dieciséis años de “cabezonería” de un leonés que, con los años se ha hecho y se hará tan importante como el propio Bergara, si es que así se apellidaba el cura, el canónigo, o lo que fuese, de Astorga.

Por cierto, éste leonés hará gala de su afición a la pesca y defensa de la Pesca a La Leonesa, en el las IV JORNADAS TÉCNICAS DE PESCA que se celebran éste sábado 7 de Marzo en El Barco de Ávila.

Urruzuno
Cucharillas Edu
HOTEL EL PASO HONROSO
Deportes La Picada

JOSÉ LUIS GARCÍA GONZÁLEZ nos presenta una de sus moscas favorita “Mosca tradicional leonesa Negreta”.

Paso 1:

Anzuelo de anilla sin muerte, tamaño 14 o inferior. Dependiendo de la época. Personalmente prefiero anzuelos de paleta con codal, eliminando minuciosamente la muerte del mismo con la ayuda de alicate y lima.

Paso 2:

Comenzamos formando el cuerpo de seda negra alrededor del anzuelo. Este deberá ser cónico para posteriormente dar soporte a la pluma. El grosor que demos a ese “cono”, repercutirá directamente en la inclinación final dela pluma – ala del montaje. Personalmente, y para este modelo, prefiero el empleo de seda natural.

Paso 3:

Antes de completar el cuerpo de la mosca, se coloca el hilo que formará el anillado o brinca de la misma, cubriendo este con una capa de seda negra. Su colocación será tal que hacía la parte de la curva del anzuelo tan solo asomará un pequeño trozo de hilo, quedando la parte más larga hacía la cabeza de la mosca. Con una hebra de hilo de unos 25 o 30 cm será suficiente para anillar la mosca y atar la cabeza, si como en este caso llevan ambas el mismo color de hilo. Al concluir con la seda, se hará un nudo simple, media llave, para sujetarla. 

Paso 4:

A continuación, sujetando firmemente aquel cabo de hilo más corto (brinca), cercano a la curva del anzuelo, se ha de tirar de él hasta hacerlo correr por el interior de la seda, ahora cuerpo de la mosca, hasta dejar solamente una punta del mismo en el extremo contrario, que más tarde cortaremos.

Entonces con él, daremos forma a la brinca o anillado de la mosca. Al acabar, nuevamente hacer un sencillo nudo de media llave.

Paso 5:

Seleccionar dos plumas de gallo langareto de fondo tostado y colocando una sobre otra, arrancar las barbas de uno de los lados, derecho o izquierdo, de ambas y reagruparlas. Haciéndolo así, lograremos en la medida de lo posible que las bandas que caracterizan esta variedad de pluma se entremezclen desluciendo el resultado final.

Paso 6:

Entonces procederemos a fijar la pluma sobre la cabeza de la mosca, en este caso, con el sobrante del mismo hilo que hemos usado para hacer la brinca o anillado.

Finalmente solo queda recolocar la pluma, hacer el nudo final y recortar pluma e hilo innecesario.

Materiales:

Anzuelo: paleta, 12 o 13. De anilla 14 o 16.

Cercos: no lleva.

Brinca: marrón chocolate rojizo.

Abdomen: seda negra.

Pluma: Pluma de Gallo de León pardo langareto tostado.

Cabeza: ; marrón chocolate rojizo.

Galería de imagenes

CARACTERÍSTICAS

Este modelo, aunque adoptado y adaptado por muchos montadores leoneses contemporáneos, pierde sus orígenes en la historia. Como muchas otras de nuestras moscas tradicionales posiblemente tenga sus raíces centenarias en el Manuscrito de Astorga, concretamente en aquellos Pardos de primer tiempo Corçunos.
Época recomendable para su uso; todo el año.
Posición aconsejable; al final del aparejo, como rastro o ahogado.