Ir a la barra de herramientas
6 agosto, 2020

MOSQUEANDOOOOO…!!!

MOSQUEANDO será una nueva etiqueta en PesCarmona

Será un apartado dedicado al montaje de moscas leonesas y secas, con las que realizaremos nuestros “pinitos piscatorios”

Si alguno quiere participar, deberá realizar el montaje paso a paso, y explicar su experiencia en el río o lago

Como es la mosca que más conozco les presento a LA CARMONINA

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

En pocas fechas comienza la temporada de pesca y una mosca leonesa imprescindible es LA CARMONINA. Una mosca especial, muy similar a la “vinosa”. Es una mosca que siempre da muchos peces a partir de Mayo y hasta final de temporada, especialmente en los ríos de montaña.
Le he bautizado con mi apellido, ahora, aunque llevo más de 30 años utilizándola y siempre la llamaba “la mestiza”, por tratarse de una mezcla de hilos.
Lo principal de esta mosca es que no tiene ningún misterio pero, pesca y mucho que es lo importante para el pescador.
Cuando acudía con mis compañeros o cuadrilla de pesca, al río Omaña, a lo libre entre los cotos de El Castillo y La Omañuela, e incluso en la zona del río de Fasgar o Valle Gordo, río que desemboca en el Omaña formando éste junto con el Omañón , que baja de Murias de Paredes, “Maelín el Santa Olaja”, Ismael y Pepín, no daban crédito viendo cómo me subían las truchas a éste “engendro” de mosca.

Desde aquellos años ochenta ya ha llovido y, aunque olvidada la mosca tras mi periplo por Canarias y Asturias, después de más de diez años sin usarla he vuelto a hacerlo con espléndidos resultados, incluso en otros ríos como el Torío, Bernesga y Curueño. Vamos, que pesca en todas partes.

Fue precisamente en el río Curueño cuando en una jornada, en Valdepiélago, con Fernando “Salmo” y Guillermo, se la ofrecí a éstos y la “bauticé como LA CARMONINA”. La mosca me ofreció una jornada única de pesca con muchas y buenas capturas.

Con esa ilusión de probarla en ríos controlados por pantano he vuelto a confeccionar tal y como lo hacía hace años. La idea me la dio, sin querer, otro pescador MOISÉS CASADO, que el año pasado en otra sección dedicada la pesca a la leonesa y sus montajes, nos ofreció su mosca LA VINOSA. Al verla recordé que era muy similar a la que yo hacía, así que volví a coger el mandril y los hilos poniéndome “manos a la obra” y confeccionándola para todos ustedes.

Deportes La Picada
Cucharillas Edu
Urruzuno
HOTEL EL PASO HONROSO

EL MONTAJE DE LA CARMONINA PASO A PASO
Paso 1:

Colocamos el anzuelo del nº 14 Riber Fly en el mandril y damos las primeras vueltas con las hebras de los dos hilos mezcladas.

Paso 2:

Al llegar a la parte final del anzuelo, colocamos los cercos de la misma pluma indio de las alas que utilizaremos posteriormente

Paso 3:

Una vez fijados los cercos formamos el cuerpo cónico y una vuelta antes de finalizarlo, ponemos la brinca de color granate.

Paso 4:

Finalizado el cuerpo cortamos los sobrantes y hacemos la brinca, anudando en la cabeza.

Paso 5:

Cogemos la pluma colocada en el igualador y la situamos por encima del cuerpo y damos varias vueltas con la brinca formando la cabeza.

Paso 6:

Tras ajustar con los dos primeros nudos, o tres, la pluma y esparcirla con la uña alrededor de la cabeza, volvemos la pluma al lado contrario pasando la brinca para atarla en dos o tres ocasiones, por detrás, ajustando la cabeza. La mosca ya está lista y aunque parece un “engendro”, una vez mojada, cambia totalmente de color, como se puede apreciar en las fotos.

Materiales:

Anzuelo: RIBER FLY Nº 14

Cercos: pluma gallo indio mediode León

Brinca: Granate en invierno, roja, en verano

Abdomen: una hebra Gutterman color fucsia color 382 y otra Rosina Paleta 3203

Pluma: indico acerado medio en inverno y en verano, indio acero más claro.

Cabeza: granate o rojo, mismo color que la brinca.

Galería de imagenes

Conclusiones:

LA CARMONINA es una mosca que pesca muy bien en ríos de montaña desde Mayo a final de temporada, dando muy buenos resultados en días de calor, aunque pesca en todo momento con nubes, sin nubes, lloviendo…

La colocación es indistinta de semibailarín, e incluso de ahogada.