Ir a la barra de herramientas
10 agosto, 2020

OTRAS QUINCE JORNADAS DE PESCA, ya a la venta…

Nuevos relatos de SANTOS DELGADO LOZANO, un profesor abulense enamorado de la pesca y la naturaleza

Una segunda parte que te volverá a meter en “sus jornadas de pesca” y las harás tuyas

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Su viejo profesor de Historia, Don Bernardo, el mismo que le animó a estudiar la carrera con la que ejerce en la enseñanza por tierras abulenses,  es autor de una frase que le quedó grabada para siempre a Santos Delgado Lozano: “sólo hay una cosa más estúpida que fumar, y es haberlo dejado y volver a fumar” y a mí, que he tenido el honor de ser su prologuista, se me ocurre otra como pregunta: ¿“existe una cosa más estúpida que ser pescador y no salir al río”?

Con esto quiero reflejar que para ser pescador hay que estar en la naturaleza intentando sacar un pez. Lo de conseguirlo es otro cantar pero, si te gustan las aventuras de pesca aquí tienes un gran libro que no debe faltar en ninguna estantería. De esta manera, cada día que no puedas ir al río a pescar, le das un repaso para animarte como si estuvieses junto a un río o un arroyo. Así de fresco es: OTRAS QUINCE JORNADAS DE PESCA y claro contesto a mi propia pregunta porque con éste libro en las manos puedes ser pescador y no salir al río a pescar porque estarás “pescando de otra forma”.

Hace unos días con motivo de la publicación en Facebook de la portada del libro en cuestión escribí un post que decía, más o menos: “si con el primer libro conseguí meterme en sus historias de pesca como si fuesen mías, con éste segundo, además de salir a pescar con padre e hijo, he conseguido subir hasta la laguna de Gredos”. 

A Santos Delgado Lozano, le conocí en las Jornadas de Pesca y Naturaleza, en el Barco de Ávila, hace unos años  y acababa de publicar su primer libro con las primeras narraciones de “Quince jornadas de pesca” vividas y disfrutadas junto a su padre y otros amigos. Lo leí de una tacada. Las historias estaban tan bien contadas y con una literatura fácil y ágil que, incluso, en muchas de sus páginas me vi representado como si las hubiese escrito yo mismo. Los dos “Santos”, padre e hijo me transportaban a mis primeras aventuras en tierras leonesas cuando comenzaba a pescar truchas con una pandilla de amigos. No tuve la misma suerte que Tito de recibir enseñanzas y cariño de su progenitor en éste sentido, el mío no era pescador, pero  muchas de sus aventuras las he vivido en los mismos escenarios.

Aunque existe un dicho sobre lo de que segundas partes nunca fueron buenas, ésta segunda parte de historias son tanto o más que aquellas, son una continuidad. Así reza en la publicidad del mismo:

Tras su anterior libro “Quince jornadas de pesca”, Santos Delgado Lozano vuelve a situarnos en la más libre, pura y salvaje naturaleza. Lo hace contándonos, de manera ágil y sencilla, otras quince jornadas detrás de los peces en las que al autor le suceden todo tipo de historias. La principal especie a pescar es la trucha común, pero no faltan carpas, barbos, basses o tencas. El entorno en el que se enmarcan estas nuevas aventuras se sitúa en ríos de Ávila, León, Salamanca y Cáceres.

Disfruten de la lectura pero, ya saben, antes hay que conseguir un ejemplar y, hoy por hoy, disponen del mismo en AMAZÓN al precio de 10 euros. De todas formas, Santos hará alguna presentación en su tierra, Ávila y otros lugares por donde se desarrollan sus “pescatas”, seguro. De ésta forma, si asisten a las presentaciones, conseguirán también que les firme un ejemplar.

Si lo deseas comprar, pincha aquí:

https://www.amazon.es/quince-jornadas-Santos-Delgado-Lozano/dp/8409219956