En el área recreativa de Hospital de Órbigo, junto al puente

JORNADA DE EXALTACIÓN DE LA PESCA A LA LEONESA

Con dos buenas exposiciones, después de la intervención del presidente, José Rubén Pérez

Faltaron “algunos ilustres” y por eso sobró hasta paella

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Ha sido una gran jornada de enseñanza, de amistad y saber compartir donde, hasta los conocimientos de un campeón del mundo como Pablo Castro, sirvieron para el recuerdo y la evolución de su pesca. Quien tuvo, retuvo y hasta se atrevió a varear en el río Órbigo a leonesa y sacar una trucha. Después, su hijo Víctor, probó fortuna. Tiempo habrá para que herede la sabiduría y tesón de su padre en el río.

PESCALEÓN, supo juntar la tradición con las nuevas técnicas de pesca y por ello se contó con la presencia de, TOMÁS GRANIZO, excelente montador de leonesas y un gran y experto pescador que dejó patente su postura frente a la Administración con el tema de la pesca sin Muerte y la nula ayuda a los criadores de gallos de pluma de León, algo que ya había apuntado Pablo y el propio presidente de Pescaleón, José Rubén Pérez que inició el acto hablando del tema y del mal que padecen las explotaciones de gallos de León que no es otro que la falta de criadores y las trabas que pone la Administración con las explotaciones en pleno casco de las localidades, caso de La Cándana, La Vecilla, Campohermoso…

PAELLA, SIDRA, VINO, AMISTAD Y PESCA

Una gran paella con el maestro, FERNANDO ROSO, sensacional, no, lo siguiente, hicieron posible que los estómagos se “hinchasen”. Esta vez, no hizo falta ir a por arroz y sal…jajaja
Mientras se hacía la paella, no faltó la sidrina asturiana, alguna que otra tapa, otros preferían vino o cerveza y “alguno” tuvo que pasar por urgencias por la picadura de un insecto. Menos mal que al final no fue nada.

Fue el momento de comenzar a “pasar lista” y algunos ilustres faltaron por uno u otro motivo. No mencionaremos a ninguno, bajo temor de que se nos “olviden por el camino”.

Después, todos a pescar a LA LEONESA, por supuesto y a disfrutar de una gran jornada y un día espléndido, que también se quiso unir a PESCALEÓN…

La foto de familia y el gran esfuerzo de la junta directiva, unido al tesón de algunos socios llegados de los “cuatro puntos cardinales de España” pusieron la nota de pundonor y ganas de aumentar cada año la importancia de ésta Jornada.

Y el año que viene, más.

Opción de comentar, desactivada.