Ir a la barra de herramientas
13 julio, 2020

Pescar a cucharilla un arte tan efectivo o más que la ninfa y el perdigón

Se ha menospreciado y desprecia, en el río y fuera de él,
a los pescadores de cebo natural y cucharilla

El perdigón de hoy es el cebo de ayer y siempre

La cucharilla realizar una función parecida pero con
más arte y por eso les presentamos EN EL BANCO DE PRUEBAS…

“Tres en una”, la cucharilla EDU multiuso, acaparando
mercados…

 

————————————————————-

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

————————————————————- 

Siempre se ha denigrado al pescador de
cucharilla a quien muchos en el río, y fuera de él, le llaman “chatarrero” y
todo porque un buen pescador de cucharilla pesca tanto o más que cualquier buen
especialista en seca, a la leonesa, o ninfa y perdigón, como se hace  ahora.

Curiosamente, se querían cargar el cebo natural,
y se lo cargarán con la nueva Ley de Pesca en Castilla y León, la pesca más
ancestral y no crean ustedes, amigos de PesCarmona, que lo hacen porque haga
más o menos daño a los peces de nuestros ríos. Todo es debido a que es un arte
de pesca DEMASIADO BARATO de practicar y eso no interesa a las multinacionales
de la pesca. Hay que vender.

He visto pescar a especialistas en cebo natural:
lombriz, rancajo, gusarapa y gusarapín, maravayu, etc. y he tenido que quitarme
la “gorra” ante ellos por la delicadeza con que tratan a los peces, sabiendo lo
que hacen. Sólo los “grandes pescadores de cebo” saben sacar al pez sin que se
trague el anzuelo hasta el fondo. Sólo los grandes pescadores de cebo saben
pillar al pez por el morro, sin dejar tragarse el cebo.

Lo importante de cada arte de pesca es saber
utilizarla adecuadamente.

Ahora, como los peces cada día escasean más en
nuestros ríos, se inventan nuevos métodos, que no artes.

El sedal pesado, llamado cola de rata, es una
delicia para quien lo practica. Por ejemplo para mí, la mosca seca es el arte
total en superficie.

Otra cosa es que con menospreciar a los
“ceberos” o  a los “chatarreros”,
queramos hacer la pesca a sedal pesado como la única válida. Nunca más lejos de
la realidad y menos cuando el sedal pesado desaparece del carrete y lo que se
pone es SÓLO HILO, y se pesca A CEBO, CON PERDIGON O PERDIGONES, sin tener que
mancharse el pescador las manos con el cebo natural.

Dicho esto, como pescador de cucharilla que lo
he sido en mis inicios y, que todavía, en alguna ocasión utilizo, quiero
mostrar una lanza por este arte LA CUCHARILLA, tan importante como el que más y
tan artístico y eficaz como los demás.

El pescador de cucharilla auténtico ha de saber
utilizar el hierro como un “maestro”. Sus lances deben ser precisos, cortos o
largos, casi perfectos. Hay que saber colocar la cucharilla en el lugar exacto
donde la trucha la pueda tomar: debajo de una salguera, en la corriente, en los
canalillos de las ocas… y eso, señores, hay que saber hacerlo, como lo hacía
VICTORIANO CUERVO “El Turra”, aquel “añejo” pescador de cara enjuta y curtida,
con manos robustas de labrador, que lo debía ser en su tierra maragata, pero
que pescaba como “los ángeles” y ponía la cucharilla donde ponía el ojo.

Ahora, que tan de moda está el PERDIGÓN, que no
es otra cosa que pescar a cebo, y está de moda porque pesca mucho escudriñando
el río en sus partes más bajas donde los peces se refugian, ahora digo, es el
momento de relanzar la pesca a cucharilla como mandan los cánones, CON
MAESTRIA, porque la cucharilla, con más arte que el perdigón, realiza, más o
menos la misma función y si el anzuelo es sin muerte, mejor que mejor.

LAS CUCHARILLAS EDU MULTIUSO

Hablando de cucharilla, un arte de pesca fantástico
y bello de practicar, les quiero presentar el éxito importante en España y el
extranjero de un producto barato, cómodo y eficaz para pescar: las Edu
multiuso.

Y lo hago por mi amistad con Eduardo Fontela López,
y porque el producto merece la pena, no porque me pague por escribir sobre él.
En PesCarmona no cobramos NI LA PUBLICIDAD, la ponemos gratis a los amigos. Eso
sí, probamos los productos y después los valoramos en nuestro BANCO DE PRUEBAS.

El éxito de las EDU multiuso en toda España viene
dado por lo equilibrado de la pieza, algo que no han realizado otras empresas,
dejando a la cucharilla desequilibrada.

Las multiusos de EDU están equilibradas al máximo
para que, aunque se realice un cambio de, sin muerte y un anzuelo, a potera con
tres anzuelos y arponcillo, la pieza penetre en el agua como si de una “bala”
se tratase, haciendo el menor ruido, con lo que se conseguirá una penetración
casi perfecta para no asustar a los peces.

Faltaba esta novedad dentro del catálogo de Cucharillas EDU. Las auténticas
gallegas, continúan siendo muy solicitadas desde que, Eduardo Fontela López,
consiguió poner en catálogo una cucharilla auténticamente revolucionaria, por
el significado que tiene de cara al pescador. Se trata de la cucharilla
multiuso, al estilo de las navajas de la misma denominación.

Con esta cucharilla, que posee las mismas características de “dulzura” al
entrar en el agua, de equilibrio y, sobre todo de penetración y movimiento de
la pala en contacto con el agua, EDU consigue el no va más.

Desde su lanzamiento en 2011, la cucharilla EDU multiuso está ganando cada
día más el mercado nacional e internacional.

Es una cucharilla que, como su nombre indica, sirve para pescar como
siempre (anzuelo potera), con un sólo anzuelo y arponcillo, o con un solo
anzuelo sin arponcillo o muerte. Una cucharilla TRES EN UNO y muy fácil de
cambiar en sus elementos.

Los pescadores que la han probado, y yo particularmente, elogian la calidad
de las mismas por su comodidad a la hora del cambio de anzuelos, y su eficacia
de pesca.

En tiempos de crisis es imprescindible optimizar recursos y, en la pesca,
como en todo en la vida, eso es muy importante. Con las EDU multiuso ya no es
necesario tener una colección de cucharillas para cada momento, con la multiuso
es suficiente con una serie de numeraciones, las elegidas por cada pescador
para pescar en un río determinado, y después efectuar los cambios de anzuelo.

Por cierto, los anzuelos de las EDU son excelentes, especialmente los
anzuelos sin muerte.

Sólo resta que la jornada de pesca sea feliz.