Nos dieron “sopas con honda” en un lago de Jabares gélido y con truchas esquivas

“Suculenta jornada de convivencia” que hizo posible que el frío y la falta de pesca desapareciesen

Y el día 14 de Diciembre, en Restaurante Casa Eva de Villa Obispo, la comida de Navidad de Pescaleón

Fotos y texto: Eduardo Garcia Carmona

Los abuelos y papás no sabían cómo reaccionar ante los acontecimientos y es que los niños/as que acudieron a la Convivencia anual de Pescaleón en el Lago Jabares fueron los grandes protagonistas en todos los sentidos.

Primero, porque los cuidados y las jornadas van dirigidas a ellos, primordialmente, porque son el futuro de la pesca y, algunos, caso de ULISES, con cinco años no habían practicado en su vida la pesca pero, su abuelo BLAS, no quiso dejar pasar la oportunidad que le brindaba la Asociación y con Josines, desde tierras de La Bañeza y proximidades, acudieron a la cita.

Segundo, porque la alegría de mayores fue comprobar que mientras Ulises y los demás niños/as conseguían capturas, los mayores teníamos suficiente con verles disfrutar y ya era mucho, mucho.

Álvaro, como siempre, fue uno de los primeros en conseguir piezas atendiendo a las órdenes de papá José, Javi Cid y Lachis, sin olvidar Chaqui de La Mata que junto con Viti Paredes y Jesús, bien tapados como si estuviésemos en Alaska, no daban crédito a lo veían.
Algunos de los mayores, los menos, consiguieron capturas pero menos que Ulises que con 9 truchas fui el campeón.

Lo mejor fue encontrarnos con algunos viejos conocidos que compartieron jornada, algunos, llegados desde Castilla-La Mancha.

En el refugio y a medida que transcurría la mañana invernal, viendo que las truchas no querían abrir la boca, se conformaban con la estufa de Nacho y Natalia que, como siempre, saben estar en sui sitio dando confort a los visitantes del lago. Gracias.

Después llegó la comida y, como siempre, antes de comenzar el presi, José Rubén hizo un discurso tan “corto” que no nos dio tiempo a asimilar lo que había dicho. Supimos que deseo buen provecho y que nos veíamos el día 14 de Diciembre en la comida de Navidad del Club que se celebrará en Villa Obispo, en Casa Eva, aunque antes se celebrará la asamblea del club.

Viendo y probando lo que había en las mesas las palabras fueron a menos. ¡Cómo se notaba el hambre y el frío!
Mientras nos entonábamos con vino y viandas de León, a la espera de la fabada, el postre y el café, servido en “jarra especial”, en las conversaciones salían a relucir las ausencias, que fueron abundantes y lo mal que se había pescado salvo las excepciones de los más pequeños.

La foto de familia y la jornada de pesca de la tarde fueron el colofón final, aunque, comenzó a llover y pocos fueron los que se quedaron. Había que volver a casa y algunos habían llegado desde los madriles, Salamanca, Zamora y Asturias. Lógicamente, la mayoría de León con Cándido, Guti, José Luis, Josines, Walter y familia al completo.

Por las fotografías pueden comprobar que la CONVIVENCIA ANUAL DE LA ASOCIACIÓN PESCALEÓN, no tiene desperdicio y, como siempre se celebra por éstas fechas, cuando no llueve, nieva o hace un frío de “tres pares de narices”. Menos mal que se hace otra en mejores condiciones climáticas, así como jornadas de limpieza.

Hasta la próxima que será la comida de Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *