En el río Narcea (Asturias), tres pescadores gallegos consiguieron su objetivo

Mientras a otros, sólo les falto “llorar” de rabia…

Dos salmones pinchados en La Llonga, y los dos se perdieron

Fotos y texto: Eduardo García Carmona

Un salmón de 4,500 Kilos ha salido en el coto Juan Castaño, río Narcea, conseguido por el pescador gallego, DAVID DELFÍN. Sus compañeros, Héctor Díaz y Manolo Meira, tuvieron que conformarse con ayudar, junto a Román Herrero, que hacía guía-ganchero.

Los tres pescadores pertenecen a Pesca Monforte, del que es presidente, Manolo Meira, Sociedad hermanada con la leonesa, C. D. De Pesca a Mosca Órbigo. Se da la circunstancia de que David consiguió el salmón en el primer lance de la mañana que efectuaba a cucharilla. Eso es llegar y besar el santo. Sus compañeros que celebraron con alegría la captura, debieron conformarse con eso, las fotografías y la admiración de quienes coincidimos con ellos en el Bar La Llonga, a la hora de la comida. Lo más curioso es que a los tres pescadores conocía de actividades conjuntas del club leonés y el lucense y de coincidir en el Memorial de Pesca “Abuelo Corral”, pescador leonés, fundador y vicepresidente del club de la ribera del Órbigo, fallecido hace dos años.

Urruzuno
Restaurante Samuel
pescaocio
Perdices Molleda
Click
Cucharillas Edu
patagonia
Deportes La Picada

EN LA LLONGA DOS PINCHADOS, EL SEGUNDO DE MÁS DE 10 KILOS OFRECIÓ UNA PELEA DE CASI 30 MINUTOS.

A primera hora de la mañana, mis dos compañeros de coto, Hugo y Javi Cid, junto con la novia de primero, Alba, acudieron a pescar a cebo, “sol y sombra”, quisquilla y lombriz. A mí, “se me pegaron las sabanas” y llegué media hora tarde. Apostado junto al Bar La Llonga, cerrado a esa hora, esperaba Román Herrero, con quien estuve dialogando unos minutos y muy cordialmente, pese a algunos “roces” que habíamos tenido con anterioridad en las redes sociales, Román defendiendo a su sociedad, Fuentes del Narcea y yo, a la mía, Mestas del Narcea. Las diferencias se “liman” en las distancias cortas e hicimos buenas “migas”. Personalmente, me ha caído bien y me alegro.

Tras bajar hasta el aparcamiento cerca del río, me dispuse a acompañar a mis compañeros de cuadrilla que llevaban una hora pescando en el pozo de La Llonga. Una vez a su lado y como había montado la caña de cucharilla, por indicación de Hugo, y al no coger los cuatro en el puesto del pozo, decidí cruzar la pasarela y, junto a la zona de La Llera, realizar los primeros lances, aunque muy complicados. Bajé y me puse a pescar en el Pozo de La Llonga, frente a mis compañeros, aunque unos metros por debajo.

El agua, en ese momento, según la tabla de desembalases, era de 0,98 metros cúbicos. A las 9, soltaron casi el doble, 1,70 y, aunque tardó en llegar algo más de dos horas hasta donde nos encontrábamos, eso condicionó la pesca toda la jornada, porque después cerraron “el grifo” y volvían a abrirlo horas más tarde. El “mareo” de siempre en éste río.
Quienes aprovecharon las primeras horas de la mañana, “se coronaron” y pasaron por La Rodriga. Los demás, bueno, y también ellos, pasamos por el bar, donde incluso comimos a la vez. Quien se fue a ver “la moza ” a Pravia, fue Omar, amigo de Hugo y experto pescador que, acudió a ver al amigo y sus evoluciones con la caña de salmón.

Allí tenían expuesto el salmón sobre una mesa y tapado por hojas de berza. Nosotros, nos conformamos con verlo, Javi Cid, con el susto del tirón y los segundos que le duró el lance y HUGO, con un mal sabor de boca tremendo por haber tenido otro pinchado a Ninfa, a las 20,30 horas pero, no consiguió sacarlo. La pelea duró más de 20 minutos, llegando el salmón a sacar más de 50 metros de sedal. Al principio se quedó en lo más profundo del pozo, costándole mucho trabajo poder moverlo a Hugo. Al final, medio reventado el pescador, que no el salmón, pidió ayuda a su compañero, Javi, que le aguantó las arremetidas, mientras Hugo Suárez, llamaba al Proyecto Arca, a Kike Berrocal, porque iba a ser donado pero, cuando Hugo volvió a hacerse con la caña que sujetaba su compañero, el salmón hizo un extraño, saltó por encima del agua y rompió el sedal…!!!jodeeerrr que putadaaaa…!!! Se oyó por toda la ribera.

El proyecto Arca deberá esperar mejor ocasión.

Y así partimos cada uno para su casa, mientras la retina de Hugo y Javi, dejaron fotografiado el “tremendo ejemplar” que vieron por el aire llevándose sus ilusiones. Como para no recordarlo toda la vida. Esta noche y muchas más les costará conciliar el sueño, seguro.

Por cierto, me alegré mucho de ver en un remanso tras la última subida de caudal, un montón de alevines apostados para protegerse de la corriente.

Una buena señal.

Galeria de imagenes

Opción de comentar, desactivada.